tenido en este sentido resu tados consrderables éí que no se han conseguido en ningun otro país. ba dicho el edonomisfa Ch G1de Asi, pues, se puede dec1r que en la prepa ración de la sociedad comunista la organmacron cooperativa juega un papºl cons1derable Por otra parte, la orgamzaeron cooperatrva sólo enc3nentra sus oportunidades máximas dedesarroiio después de la toma del poder por el prole tatiado por lo que: para dar a la cooperación las posibilidades de máximo desarrollo todos los cooperativistas deben canalizar su acción con la de las organizaciones en luclra por el mejoramiento de la suerte de los trabajadores.
LA onomzncrorv DE ros coo.
oenmvrsms novow CIONAMOS Para la propagación de su teoría, los coo perativistas refonnistas están potentemente organizados, y como ha sido demostrado arriba no retroceden ante el empleo de los procedi mientos más denigrantes a fin de mantener su dominio contra el interés de las cooperativas.
y de los cooperativistos, a despecho de la voluntad de los de la mayoría.
Disponen para su propaganda de los medios oapsiderables que da la dirección de las grandes cooperativas (cajas de propaganda. locales, automóviles. periódicos cooperativistas, etc. Por el contrario, los cooperativistas rea volucionarios hasta estos últimos años no estaban organizados del todo. Hoy no sucede ya lo mismo; han organizado sus fuerzas, ya im portantes, puesto que en la región de París a los pºtentados del cooperativismo que a. si mis mo se llaman neutrales. Por otra parte, or ganizan y distribuyen metódicamente propaganda de los principios de la coºperación de clases. Se han agrupado en el seno de la Fe deración Nacional de Círculos Cooperativistas Revolucionarios, organizada en abril de 1928.
Esta Federación agrupa a todos los círcu los de cooperativistas revolucionarios de la totalidad de las regiones, Para evitar toda con fusión es necesario indicar que los círcuios de coopvera tivistas reformistas han sido constitui tEl Gºbierno de los So. nalizar. g; la actrv1dad de los militantes y, limitanv1ets ha hecho despues que la Situacion pol¡tr do su ctrv1dad a obras soc1ales cuyo interés ca ha mejorado un gran esfuerzo para desa fijº. es secundario les qu1tan el. control de la orrrollar 1a. organization coºperatrv1sta ha ob. ff. f ganrzac1on comercial fm de mantener de. la manera más estrecha Su hegemonía sobre dos por los dirigentes cooperatrv1stag para ca. estos círculos, han eStablecido un reglamento que pone condicióne tales para la admisión de miembros, que: el reclutamiento es inevitable mente muy reducido Además, los miembros de estos circulos están sómetidos a una disciplina que les prohibe plantear en las reuniones ge nera les de los cooperativistas asuMos que han sido ya discutidos en los círculos. Los coope rativi tas demócratas imponen, por este medio, su dii:tadura a los trabajadores cºoperativistas.
En cambio, los cooperativistas revolucio natios no ponen para la admisión en, sus. cítculos otra condición que la aceptación del prin cipio del cooperativismo usado en favor de la clase obrera. El fin de esta agrupación no es el de limitar el reclutamiento, sino, por el contrario, el de ganar la masa de c00perativistas, hombres y mujeres, para los círculos. En és tos son estudiados todos los asuntos, así sean comerciales, administrativos o políticosi En ellos se habitúa los cooperativistas, colabo rando en los círculos, a comprender las dificultades encontradas diariamenteen la ges th11 de las cooperativas y a buscar resoluciones pa ra vencerlas. Se crea, alrededor de las c00pe rátivas, una corriente de abnegación que se explica por el hedho de que los coºperativis tas. comprenden perfectamente que ésta es su or ganización y no solamente la de un puñado de dirigentes.
lº LA TEORIA DEL JUSTO PRECIO En la propaganda de los círculos Cooperativista Revolucionarios se combate la teoria de que los cooperativistas deben vender al justo precio, es decir, al precio normal regulado por los comerciantes privados. Este precio normal es establecido por la adición, al precio de compra, delos os¿:ggstos generales y de un pequeño beneficio. Tal concepción está, además, ligada al principio de la devolución, que hace que se reparta a fin de año la casi totalidad de los beneficios obtenidos. La venta al precio del comercio hace impºsible el desarrollo rápido de la cooperativa, porque vendiendo al mismo prePÁGINA 21