e pareoe un sueño De sde ah oia senutiría mucho perderla y no encontrarla. más. su alrededór muchas mariposas, de armoniosi)s y brillantes colores, reiro de las mujeres el admirador de Scho loteaban alegremente festejando a la. feliz pareja Siguió ella hablando, presa de una gran micción al igualÍqde él. pañeró asi, pero ya habia perdido la esperanza de entronirarlp Que bello es. corn. il 8lld81 y ser comprendida. la co. munidad de ideas y sentimientos esla. que hace al mundo feliz. Sellemos nuestra unión Con un he. so. se abrazaron; mientras de lejos.
llegaba el eco de la música que parecía. una marcha nupcial. uarido Arturo y su señora se dieron vuelta, no vieron a Alberto y sus com ¡Í pañanté. Adivinarnn la realidad y no, se molestaron el buscarlos. lolvieron solos al Sitio del pic. nie. Tomaud0 mate y mirando. como se divertínn los demás pasaron el resto le! día. Asi cónvéisándo, se habían internado en un pequeño besquecito y se sen. taron sobre un tronco de árbol caído; asa» Er oÁL. oL 71. Erppezaba oscurecer euando se pre Sentar0n, torriad05 lºde brazo, Alberto. la señorita vecina, ambos muy emocionados, radiantes de fehcrdad Cuan de Arturo vió a Su amigo, le preguntó Con sonrisa piear esca. Qué me dice enemigo acérrimo.
penhauer. Tepíá o no. razón ese viejo filósofo de hablar mal del sexo feme. jl¡ niño. Ansmba yo tamb1enº tenerun com u ¡Cfil Si se le hubiera proseniado aSehopénhader una señorita tan vir tiros a y espiritual opino esta, estoy sevu ro que no hubiera pasado, EL la histo. ria con tanta fama por su té0ría. Entonées quedamos en Que el amor es como la lotería. y Que tú, has sacado la grande. PLECLSamente Es dificilenóbntrar cada. Lino su mitad en este mundo tan corrompido. Pero nosotros:í dos mitades de una sóla y perfecta unidad, por fin nos hemos encontrado; heures sacado la grande más grande que pue, de haber Se la presento como mi fu. ºtur a compañera de lá vida Seremos plateados rmos, ilumihandoel camino los seres más felich del Universo ÍIa sido el más grande descubri. jÍ miento para mi agregó lasenorrta. tartamudeando de júbilo Los ielieito a los dos les diéeii al unísono Arturo y su señora.
YEi era de n0che El lsitio del pic nic. había quedado Solitario Solamente unos m6hdig0s husrneab3h por el suelo en busca de algún objeto olvidadº o. algún resto de comida para su subsistencia. untaron Sus trastes y emprendieron la retirada. el matrimonio adelante y. los dos enamorados atrás. El Crepúscu1o parecía una bella al bbrada La brisa oxigenada por la tu?
pida arboleda, como madre cariñosa los acaricia, bendiciendo el amor más grande y completo que ha existido en. tre los hom bres. Las diminutas luciérnagas, de entre los. yuyos, con sus diminutos iaiolitos. saludaban alegremenie el paso de la pareja ideal, y la luna lleha, como el angel de la guarda, les emu iaba sus sublime del puro amor.
Fl CºmpañerEr Xiarrin »l orres. Secretario Gcnéral del omiré. cntral de la R. N. dirigiendo lá pnl labra EL los elementos mvun ados en el Lst¿do de vunscalicmes, durante la ºlla que (ccl uárá dicha Erit Ldird.