los Estados Unidos Í»iexicancs, y des de luego, da la preferencia a los que se refieran a la soberanía po pular a la libre asociación.
70. Cuando se celebre una sesión todos los socios expondrán sus ideas con absolute confian2ao darán lectu ra a las disertaciones cívicas que espontáneamente quieran escribir; Las personas,, de la Mesa Directiva están más obligadas a orientar o ratiiicar las ideas que manifiesten los ciudada nos liberales en sesión o fuera de ella.
80 Tan luego como el número de inscriptos llegue a veinticinco se aumontará el personal de la )lesa Directira con un segundo Secretario tres Vocales. Cuando el número de Socios ascienda treinta y cinco, se aumen tara solamente el número de locales, que no pasará de cinco 90. El personal del. Mesa Directs va se reformará en su totalidad cada seis meses. Los miembros de una Mesa saliente esperarán a que transcurra tura, sus buenos servicios. lo sumo un miembro, único, podra ser reelecto, pero por circunstancia verdaderamente excepcional y siempre que no se trate del Presidente, ni Yice Presidente de la l7nión.
1Go. l, os mi temores de una Mesa cuyo per lodo ñnalisc, no tiene roto a lasimevas elecciones, ni deben emitir su opinión designando a los ciudada n03 a elegir. El celo y patriotismo de los demás socios influirá ppdero amente para darle a la Unión, con el mayor acierto posible, sus nuevos directores.
llo. El socio que fuera electo para el desempeño de su cargo, ya sea por unanimidad may cria de votos, aceptará su nombramiento irremisiblemente 1 2o Todcs los socios reconocen unsolo jefe, el Presidente, y obedeceran Con celo sus disposiciones económicas que considere conveniente el progreso. de la Unión.
Lo que va de Unos Estatutos a Otros lbarra, Gut iérr ez de Lara, Castro, Rico Murrieta y. demas fundad0ree de la. Unión eran políticos, eran ag0nistae; cuando menos un período para c0nsi pero desconocíantoda técnicasindical.
derarse con derecho a alguna Candidasi la nión determina auxiliar. Que diferencia entre esos Estatutos y los de la Unión de Canteros, la Con»
lederación de lipógreioe y la Casa del Obrero Mundial fundada en México por mexicanos, españoles y ;sud arne ricanos y que conocían al dedillc el Manifiesto de Mark y Eriglenl.
Tras leer esoslístatutos de la pri rriera Unión obrera que se fundó en la frontera Norte de nuestro país y que fué la primera que hizo una huelga en la República, se observa qi1eel movi. miento de Diéguezy sus compañeros era exclusivamente político; pero que. influenciado más tarde porla. W.
se Convirtió en socialista y arrastró a la huelga a cuatro mil trabajadores que llevaban por, urira no insurreccro. bar al país; no defro(:ar al Gobierno de Díaz, sino simplemente pedir un jornal de cinco pesos y la jornnda standard sindical obligatoria que en los minerales de Arizona, habia im puesto al Vi Vi esto es, ocho lic ras de trabajo. en otras palabras, iguales condi eiones a las de les minérosamerica nos¡y mexico americanºs que Green habiatraido de Arizona a Cananea. Como observará el lector por el an. La rímérá Huelsa que se Registrº teri0r doi:umento, Diéguez, Calderón, en Maestro País Por lin, tras ligeros preparativos, lr en los que tomaron parte ll lderes de laº. Vl enviados exprofeso de la. matriz de Los Angeles. Cal. de Naco y de Besbes, se tomó el acuerdo de que la gran huelga, la primera que lia brí a de estallar en nuestro país, diese principio el lº de junio con un pero general, un pliego de peticiones y una ma inilestación pacíñca. Íl scuchemos a levar y Bueno lo que a este respecto dice. Al fin, sin organización formal, aun cuando con algunos preparatiros. l5iguc en ia págihu il. Íl elólono Eric, iZ ºnº Apartado t México