. Qiºfrai a:i :J. ij. z:r:iíi;17:íú. fmu rm. zzr1 :n:tfm 2 NU obstante que Virginia permanecía dieciséis y a veces hasta die ciocho horas diarias inclinada sobre su Vieja maquina de coser, apenas si le bastaba loque ganaba tan bravan:en te para pr0porcionar un mendrugo. sus tres chiquillos, de seis años el ma. o, y pagar la rent a por aquel no sero cuartucbo de vecindad. Costa ropa corriente, que entregaban cierto extranjero codicioso y cruel, que e:rplot::ba. muchas pobres obreras.
Una explosión acaecida en la ii:bri es donde trabajaba su marido, habia ado viuda. irginia; sin recursos, y con tres no oq. tii tas que pedian pan. Nl. 1 dccí. Pedrito el ma. de los chi :quillosh yo tengo ganas de que me compes unos zapatos. Polqut. no me. compas zapatos como mi papá. Porque no tengo dinero, bijito. polonébo tienes linelo. Porr:ue el patrón nooniere pagar me más. Ese ¿veldf:º moviendo trist: e:n ente su cab ecita, Pedrito se alejaba en plus manos me tidas en los bolsillos de su rat ido pantalón hecho de uno de su padre.
Eldi alogo anterior con más o me nos variantes, se repetía con frecuencia; dejando siempre en el alma de la viuda una tristeza muy honda Cierta tarde, mi ientrns Pedrito jugab. con sus hermanos en el patio de la casona, penetró a ella un grupo de obreros hablando muy animadamente.
Se introdujeron en la vivienda de uno atón es en. asus partidarios y lograr con ello que cometieron actos tan cobardes que avergiienzan. la clase trabajadora me xicana.
Hoy se efectuó en Puebla, el sepelio de nuestros compañeros muertos en San Martín Texmelucan, asistiendo tulo el pueblo en masa al cementerio de es. población El comercio cerró sus puertas en senal de duelo rn:e rosos oradores hicieron uso dela pal::b:n, cnudrr: ando lo ocurrido y pidiendo que se haga justicia.
muy malo, mamá. Por. ROJAS.
de ellos, y al poco rato salieron con un gran pedazo de manta, el cual el::varon sobre la pared, y se dispusieron. pintar sobre. alguna leyenda. Picado en curiosidad, Pedrito se acercó a tos improvisados pintores y, por la conversación sostenida entre ellos, pude saber que se trataba dc una huelga.
El chiquillo no sabia que era aquello de huelga. pero si comprendió que por medio de ella unos trabajadores iban a ganar más dinero Largo rato siguió escuchando la con:ersa c: ión en lioique menu :deaba lapalab ra buelga Supo, además, que quienes iban a hacer la huelga apoyarian de ese modo las peticiones de otros obreros, cuyos patronesse negaban obstinadamente. pagar mejores salarios a sus trabajadores Cuando hubieron terminado de pin tar aquel cartelón los hombres se retiraron dejándolo clavado todavia. tir: de que se secan. Pedrito, que hasta entonces había permanecido sentado en el suelo, piernas cruzadas, los codos apoyados sobre las rodillas y la Cabeza entre las manos, se levantó rápidamente. Parecía meditar, en tanto que se cbu pab ja furiosamente uno de los pulg7 pronto, como si hubiera tomado una importante resolución, se dirigió. su pobre vivienda. Mamf. polqué no me compas unos zapatos bonitos. Ya te lo he dicho, hijito no tengo dinero. Pelo polqué no tienes linelo. porque DEA ONCE El compañero Ricardo Treviño, Sccretnrio General de la Conicderacióo Regional Obrera Mexican. hor dió. conocer que para el dia 16 del actu::i deberá declararse una l:uclna en la P: me de Hiltidosy chid es Bella Loión. que se encuent en Bella Unión, tsst tad o de Si naloa; ya rue la Empresa se ha venido negando. pa. a los obreros, to do. miembros de la Cii()hi, los salarios que se señalan Sigue :le la j::ij1iun. ºc ares. De EL HUELGULSTA Especial para la Revista ilustrada CROM. ÍA T r:f. Porque el patrón no quiere pagarme más por la costura Pos ola velas se lo que voya hacel. ue vas a hacer, hijito. Voy basel una giielgua. Una. qué. Una giielgua, mamá; pala que te pagué más el patón. me compes mis zapatos Mi la, ven; una giielgua como aquella.
l: tomando a la :iuda por una mano, la obligó. asomarse a la puerta del cuarto. Lc mostró un cartclón, diciénrlole: 4Mila, una giielgua como eso. Los señoles licen que así ganal rn más linelo.
Con algún trabajo, tanto por lo mal dibujado de las letras cuanto porque sus conocimientos de lectura no eran muy abundantes, la rinda legó. se aumentan los salarios de nuestros camaradas, o iremos ala huelrr: con ellos Sindicato de Oficios Varios Ya ves, mamá? me un pelaro le nta pala hacel yo una gilele,:º. velás cómo el patón tcp paga más y asi me compas mis zapatos. 1 tn beso. dos :grunes aro:entes sobre la carita. orcna, fueron la res puesta para aquel luribundo y terrible huelguistu.
Co. e:rt¡rt: i05. Bisc. so :Í Hi:fue de la P:ig;ina 27)
desde hace muchos años las actividades de llicenci::lo Toledano, uno de los siete sabios de Grecia. Yo que ignoro porque no tuve la oportunidad de preparar mi me::tnlida ouiencs fueron quie nºs son las personas (j: fror nan. on:arouºst. ru nodesiet. sabi:s: de Gre ci. oue i: ruoor lte la historia de Grecia. ones: olo por ci tas leidas en los libro. baratos, be rtooido el nombre de Grecia, pero que pOr esas citas me doy cuenta del desarrollo intelectual :l. 5115 i:orr:br:s, considero como he dicho. un. os. lí. curso pronunciado. t1jlt. lt::ti:t.
comen. tu dis una de ias personas del ji. l:í. cico, i: de abril de.