¡6, Amaule. Mayo: eúropeisino inconf:sado. He aqui una reflexión norteamericana (anti curopeismo) con una reacción anti norteamericana, deter. minadas ambas por la presencia del capitalismo de los Estados Uni. dos. Ahora vemos claramente que el antiimp¿rializm o de la Nueva Ge, neración aparece ligado en sus comienzos consecuentemente a un antieúropeismo que no toma una forma francamente política por no.
habérsele permitido el hecho de que el antagonismo anglo am eriuno se resuelve en favor de este último. Es posible que tal comprobación haga poner elgrito en el cielo a los revolucionaribn aritiimperialistú de la hora americana y de America para la humanidad. que refleja igualmente el fenómeno en marcha de una norteamericanización del mundo. Nuestra tesis da la clave de esta negación de Europa que se precisa siguiendo el des arnollo proporcional al de las inversiones de Wall.
Street en lo: países latinoamericanos. Cuando la batalla se decide. favor de los Estados Unid oa el incipiente anti europeismo de la hora americana? se expresa en un franco y desbocado anti europeísmo. Ejemplo: el» Apra. que representa la última fase de la Reforma Univerv aitarla. El anti imperialismo yankee ligado al anti europeismo wrje como una expresión en el campo de las ideas del progreso de la colonizaci¿n económica de América por el capitalismo de los Estados Unidos (55. El anti imperialismo anti europeisma lui:ha ferozmente contra lo; imperialistas, que representan en América el europeismo marxista en gran escala del capital yankee en nuestros países He economía capitalis poco desarrollada. implica una negación del uocialism o marxixtu, que niega a tu vez este capitalismo monopolista. El antieuropeiu mo vno es negación del¡capital europeo, puesto que busca apoyarse en él. Eo negación de la negación del capital europeo. Esta nega eión de Europa capitalista es el marxismo, doctrina del proletariado. Anti europeíamo deviene así anti cómuniamo.
El anti imperialismo anti europeiata lucha ferozmente contra los partidos de clase del proletariado americano y contra ¡un Liga. Antí irnperialistaa. que representan. América el europeísmo marxista en su faz de negación de todo imperialismo capitalista. Nos parece que con esto hemo¡ quitado a la bataclana pequeño yburgueaa air último velo. Es inútil que pretenda ¡educizfnoa úñendo el arpa de David. 56. Su came está des¿ompuesta y hiede terrible. mente. 55) A1 estudinr el Apr¡ encontraremos, que el anti imperialismo yankeef de la. misma corresponde exactamente al unti imperiaiismo argen tino. Es una manifestación a su vez de la lucha del capitnliumó ingléo contra el norte americano, que utiliza el descontento de las el sometidas a los Estados Unidos en su provecho prupio. Inglaterra quio re repetir. el jue go de su4rivál. Esta aparente contrndicción la esclare4. ceremos. 56) Referencín a ima. regueriu de Rueda. Torre. publicadas. en LA. SIERRA. Dice así: Al Apra un audaz le llemó Arpa y ya le respon di: ni, el Arpa de David, en Nueutru. mériu 30, Año III. Este audaz fué Julio Antonio Mella, qu e. public6 su folleto ¿QUE ES EL ARPA.