Amauta 33 POLEMICA ACCION PºLas ideas son estados fotográficos de circunstancias determinadas. Estas circunstancias se transforman de igual manera que nuestra fisonomía. Lo que vive, cambia. De las obras que realiza el hombre, la verdaderamente vital el hijo. La muerte es precisa mente esto: que aspira a ser o es lo definitivo.
De los leaders revolucionarios, incluyendo al mismo Lenin, tomemos lo que nos sea útil.
Con las ideas hemos de seguir el mismo procedimiento bio lógico de la nutrición. Asimilar lo asimilable. Lo que precisa nues tro organismo. Expulsar cuanto antes el excremento para no contraer una fiebre intestinal. En esto estriba la inutilidad de esas discusiones entre los teóricos del marxismo. Cada época tiene su disciplina, su praxis, su pauta.
La de la hora presente es, sin duda, la III Internacional, producto de deliberaciones concretas frente a la realidud. si la III Internacional se aparta del marxismo caso que no se ha presen tado. no obstante las afirmaciones de sus impugnadores del llamado marxismo puro, o cientifico, o dogmático, u ortodoxo, pura seguir tal o cual tendencia, será porque las circunstancias asi lo requieren.
Sobre todas las teorías, la revolución socialista rusa posee el argumento poderoso y concreto de su realidad aplastante. No tiene que apoyarse sino en si misma, en su propia experiencia. Bien pue de enterrar a Marx y Engels. si lo juzga necesario. Es fuerte para desligarse de lo que deja atrás.
No vamos. imponernos como nuevo canon indiscutible. el pasado. En la mística revolucionaria caben todas las beregias colecti RIOARDO MARTINEZ DE LA TORRE vas nacidas, desde luego, en el seno del proletariado, que es el verdadero creador del movimiento revolucionario pero siempre que ellas signifiquen disciplinado paso adelante y no anárquico retroceso.
Disciplina, método, organización: esta es la clave. La táctica leninista de adelantar o retroceder sistemáticamente las fichas so bre el tablero, no traiciona el nlto adjetivo revolucionario. Adapta las resistencias del partido a las circunstancias. Las fichas se mue ven en el terreno de las escaramuzas concretas, no en el de las suposiciones teóricas.
Tampoco nos quedaremos en Lenin. Hay que avanzar más lejos. lremos. Llegaremos. Somos los ojos de la multitud, porque nuestro esfuerzo consiste en identificamos con ella, haciendo propios sus dolores, personales sus anhelos. El estudio da, a los directores representativos de las fuerzas populares, capacidad de comprensión, mirada clau, verdaderamente marxistas, en cuanto el mar xismo se afana por su jetarse a la lógica de los acontecimien tos de la realidad humana. Sonreimos ante las luchas, de protestantes y romanos, por la interpretación de Jesús. Este descrédito no lo cultivamós titándonos. la cabeza argumentos a propósito de lo que dijo, pensó y escribió Marx, Lenin, Engels, Trotsky o Gonzáles Prada.
Toda polémica de interpretación es vana, intelectual, burgue sa. Perjudiea la acción. El desenvolvimiento histórico de un ¡con tecimiento revolucionario, espontáneo o sabiamente provocado, tie ne su fuerza inmanente. Nosotros no podemos sustraernos. ella. el genio politico. consiste en saber encauzar hacia deter minado fin la emancipación económica de la humanidad. m:w¿ Bahiaan on Fooilon. Iin6leum por René. Inner ¡hos Usher. Ma WWMW MW» MW