16. adquirido y sus propósitos. con la mira de asegurar su propia existencia continua y su crecimiento. La simple alfabetización castellana del niño indio es otro los absurdos consagrados en Indoamérica. El niño indio o mes tizo olvidará en poco tiempo el idioma que no se habla en su hogar o centro de trabajo. La ausencia de necesidades espirituales, que no crea por otra parte la escuela de viejo tipo intelectualista. contribuirá fácilmente a este resultado. Por eso la escuela rural mexicana respondiendo a los dictados de la realidad social es un foco vivo de suscitaciones culturales y no el penoso y árido alber gue en el que divagan los niños cinco o seis horas diarias. Al mismo tiempo que aprende a leer se le crean necesidades y se le. urge a que el conocimiento adquirido por medio de los libros los necesite a cada paso. Así no olvidará ni el idioma castellano, ahora vehiculo de cultura, ni dejará de leer, primero por necesidad.
ce un intercambio saludable que da como consecuencia una y más tarde por el goce intrínseco que lalectura produce. De ningún modo la escuela rural, debe ser un estableci miento donde se imparta una enseñanza unilateral abstracta. meramente instructiva. decía en su Plática a los miembros de las misiones culturales el Dr. Puig Casauranc, Secretario de educación. instruía, que los valores cuya realización se debe procurar en la escuela rural mexicana son: el instructivo, el utili tario, el disciplinario y el soc ializante de cultura (4. Hacer que los niños vivan la vida, no prepararlos para la vida. quieren los revolucionarios educacionales. Contenido tan. substancial de la escuela campesina de México es indudablemente valiosisimo y descubre el pensamiento director de los maestros indígenas mexicanos. Los tiempos exigen, escribs el mismo e ducador, que la escuela, sea una especie de colmena humana donde el maestro sea solo el alum no mayor, estudiante guía y donde la alegria de vivir se traduzca en el canto al trabajo entonado en el aula y en el huerto, en el taller y en el campo. Los maestros rurales están imbuidos de la necesidad de atender preferentemente a la parte biológica, levantar el standard de vida deliniño, alimentarlo mejor, procurarle un hogar aireado, confortable e higiénico. esto no es exagerado materialismo. To dos los educadores modernos están de acuerdo, fundándose en las conquistas alcanzadas por la humanidad, en la necesidad de una alimentación sana y nutritiva del hombre para conseguir ulteriores conquistas espirituales. La civilización occidental, pese a exageraciones en el fondo reaccionarias y a glundinmou mal en tendidos, tiene entre sus resultados maravillosos el de mostrar las enormes posibilidades creadoras del hombre. Falta que esas conquis tas portentosas las reivindique el pueblo, se conviertan en patri monio de la gran masa pobre y explotada. Al frente de ésta, que podríamos llamar pasión rural se puede leer la sentencia de Diego Rivera, la verdadera civilización será la armonía de los hombres con la tierra y de los hombres entre si. ESCUELAS TEJIDOS La labor de la Escuela Rural Mexicana tiene otro fin, lapro pagación de las enseñanzas. la comunidad de campesinos de donde proceden los niños. Según este nuevo ideal educacional, la gran labor del maestro es suscitar en los villarrios y aldeas anhe los de mejoramiento colectivo. valiéndose para esta obra tremen da de los mismos niños. Estos, se convierten automáticamente en los apostoles de los nuevos principios y trasmiten su bogares las adquisiciones recibidas en la Escuela No se espera la ma yoria de edad. Con su candor inicial, con su primigenia malicia, los niños son los lazarillos de sus padres ciegos de cultura y lle nos de limitación. Hay que establecer, escribe el profesor Moisés Saenz, Subsecretario de educación, la relación espiritual entre. la escuela y la comunidad, dar al maestro una conciencia vecinal, hacer que la escuela sea la casa del pueblo y el pueblo la casa de la escuela. Esto no es labor fácil; en lograrlo estriba toda nues tra aspiración y de scansará nuestro éxito. 7)
Parejamente a la trasformación económica de la sociedad se ha producido en lo educativo un cambio semejante. El ejido como base de mejoramiento material, da también los elementos de superación espiritual. La escuela rural es una escuela realista. fundada en las necesidades inmediatas del pueblo y responde a su actual situación social. La contribución del ejido a la escuela es el mejor índice de la colaboración del campesino al arma poderosa de civilización que es la escuela. Como la enseñanza es eminentemente pragmática, se necesita que la escuela rural sea. algo más que el espacio circundado por las cuatro paredes del salón de clases. La ley reglamentaria del art. 27 de la Constitu ción de 1917, señala en su art. 15, que se debe separar un lote Aen cada ejido comunidad o syllu diríamos en el Perú des. Amauta tinado al establecimiento de la Escuela Rural, en las zonas de urbanización y su correspondiente campo de experimentación cinco hectáreas. 8) La Escuela rural no es el centro de aprendizaje más o me nos agnóstico que sostienen los Estados gendarmes, con su Patria, Democracia y Progreso vaporosos. Esta escuela es más ob jetiva y por ende menos retórica. Enseña que la patria es el pue blo y que estando hambriento éste no cabe felicidad para esa patria que revulciona elementos disímiles y contradictorios: explo tadores y explotados. El claustro señero, la agrupación privilegiada de la cultura que es la escuela de tipo antiguo, tórnase en México en parte integrante de la vida social. El nuevo maestro y el nuevo estudiante no se aíslan de sus semejantes desamparados de cultura, víctimas de sistemas anteriores de opresión. Antes bien, se establefluencia ¿reciente de la escuela en el medio en que se desenvuelve.
Las cooperativas que funcionan en cada escuela, al par que educan a los niños en el trabajo socializado, enseñan a los mayores, muchas veces abuelos de los pequeños, sus ventajas. Hay que es pera mucho de los resultados de las escuelas sociales que con el.
nombre de Escuelas Rurales, están trabajando en México por la superación del campesino indígena.
srruhcmn ACTUAL Por la desconfianza pre revolucionaria de la acción federal. ceutralizadora criticaríamos en el Perú. se cercenaron facultades al primitivo proyecto de Vasconcelos que creó la Secretaria de Educación Pública. Sin embargo, salió a flote el Departamento de Educación y Cultura Indígena, que actualmente funciona con el nombre de Departamento de Escuelas Rurales e Incorporación Cultural Indígena, órgano director del movimiento educativo rural. 9) Desde el primer momento se tropezó con la falta de maestros especializados para proveer las escuelas rurales. Más se suplió la deficiente preparación técnica con el impetu apostólico de los improvisados maestros. partir de 1926 las Escuelas Normales Rurales forjan al nuevo maestro, esforzado luchador. En 1927 funcionaron nueve Escuelas y se proyecta establecer una en cada Estado de la Federación Mexicana. Las misiones culturales completan el plan de levantar el nivel técnico de los maestros.
Trabajan de a semanas en cada región, organizando los llamodos Institutos, principalmente en aquellas muy alejadas y de difícil acceso. Constan de un jefe de misión, que tiene a su cargo la cordinación de las labores y las clases de educación, organización escolar y técnica de la enseñanza. un profesor de Agricultura, que toma a su cargo los trabaqu de hortaliza, jardineria, huerta de frutales y cultivos generales; un profesor de Educación Física, que dirije la Gimnasia, los juegos y los deportes; una tra bajadora social, encargada de la vacuna, enfermeria, economía do méstica y de capacitar a los maestros para realizar por medio de sus escuelas la transformación de las comunidades, promoviendo su mejoramiento; y un profesor de pequeñas industrias, que en. seña a los maestros y a los nativos a aprovechar las materias pri mas peculiares de su región. 10)
La movilización de estas misiones por todo el territorio del país, mantiene vivo en el maestro y en las zonas de su influen cia, el perfeccionamiento en el trabajo y la enseñanza a la altura.
que vive el mundo. El maestro rural, por trabajar alejado de los centros urbanos necesita como. ningún otro el aliento periódico renovador de fuera. las comunidades, otro de los objetivos de las misiones, se benefician en igual proporción. ºtro vehículo intelectual lo constituye la publicación La Es cuela Rural. nexo directo entre el Departamento de Escuelas Rurales Incorporación Cultural Indígena y los maestros. Los maes tros de Zacusltipan, Estado de Hidalgo, publican Alma Serrana. reflejos de sus anhelos renovadores.
La Secretaría, de acuerdo con el Presidente Calles, sugirió a los maestros rurales la adquisición de doce volúmenes escogidosde Pedagogia que permitirá mantenerlos alerta en su educación profesional. Actualmente, están adquiriendo, a precios más bajos que en el comercio, una pequeña biblioteca que pagan en abonos en la Caja Escolar de Ahorros y Préstamos. El 28 de diciembre de 1926 se expidió un decreto reglamentando la estabilidad del magisterio. Esta medida oportuna. aran tia de la labor denodada del educador, ha sido completada por los Consejos de Justicia. Estos, juzgan a los maestros por abandono de labores» ineptitud manifiesta, falta de espíritu de cooperación. etc. Es un organismo privativo, vigilante severo de la eficacia de la educación.