8. Amauta Apuntev para. 1lna. cnmpren8ión éspiritualº de España Aqui me para para. Digo mi voz politica. Quemaria nubes hasta pararme de belleza en torres árabes de deseo Cuidado, gran cuidado todavia con, la que ya ha pasado.
Estoy en España. Comprendo su religión. El bien y el mal. Amo Castilla y a las Segovidnos enlatados de tremenda vida. De sus vidas. De sus muertes. Oigo a Falla y me camela España: El canto liondo. Canto de muertos. De tierra.
He conocido a Solana que es la sangre y lo negro que corre desde la Inquisición. Coya que geniaiiza de idiotez real a los Reyes. Goya. ya Freud. a Picasso que es el mundo de las formas. Vuelvo a España después de cinco siglos. Siento el sabor misterioso, historico de mi espiritu. se mueve has ta el paisaje. Es cierto que se mueve el paisaje. He aqui la movilidad eterna de España.
Estoi contento. salto sobre España.
Yo sol España. Soi una corrida de toros. El Santo Oficio. Una diligencia en marcha por los caminos de Castilla. La mnerte de los moros. Soi un viaje de galeones a América en el siglo XVI. Soi el litoral de España. Lo nuevo y también lo viejo en las manos de los vascos. Soi el peligro aún para mi mismo. Vivo de buscar los puntos vlvos del peligro. Capitaneo los vientos en las empestades. Se ia eircnnferen cia exacta de mi raza. La tierra de España es mi abecedario. Yo me fugb por bajo tierra. peso en realidad de huesos las épocas antiguas. Me asustan mis ojos. mi boca la seria que era en aquel entonces. Un hombre se Iza visto en otra época. Esto me pasó en España, país al cielo, al mar desde la tierra. al in temo. Vayan los hombres del mundo a investigarse a España. Caminen bajo sus tierras. Ha rtense de sotanas, de ra ¡anos! de iglesias. Yo soy España. Hablo español, cielo, tierra. mar, infierno. Habla la creación en formas. Me sustraiga. Me scurezco y viva. El paisaje de España se mueve hasta, donde voi. Hace cinco siglos americanos que viajo desde España. Ya soi la España que continúa. que se agarra a la piel de los cocodrilos en los rios de América. Soi el cºnquistador de lo mio. Aqui nace un nuevo sentido para comprender mejor la realización de España en menea. Contengo el Escorial el Panteón de los Reyes. Felipe. lo llevo habitante de mi estupor. Toledo. la catedral de Toledo; sus arzobispos en perfecta. delineada galeria. los Apdstoles del Grecº. Apóstoles más de la verde gris sublimado que del misticismo cielo. Las calles ya eaminadas de »lás moros. de los turistas quedeser nbarearvn en Cádiz. Moguer.
Al Tajo que es ldleíntitud ue llega a España a pura pascaa en todos los meses del año.
Estoi contenido de la Mezquita de Córdoba. De las flores narcisistas. de Andalucía que prenden procesiones. Santa Teresa llega a mi y en, su sangre. Quevedo fué nombrado siempre en mi casa del Perú eo: mo un ilustre antepasado. Cuando estaba ya. niño, oía en los fonógrafos ambulantes de irrigador para las orejas, sus casas con las mu njas. Quevedo me principid a gustar. Después el retrato que de el tiene RAMON Gómez de la Serna en su estadia subido de Madrid (calle de Velásquez, No. 4) me terminó de orientar en lo terrible y vaierosa mente feo que era: Seguramente, su amistad con los Reyes de España influenció en ese carácter de cordel tenso de sus bigotes barbo nicos ya comentadas por. an Dyck. La España negra es una carnicería. Un judía. El Santo Oficio. un prostíbulo. En España la prostitución es fa encadenado por no se que supercheria popular en romance al misterio mistico.
a.
Los españoles son paisajes. el sentido místico es su, País.
La vida es una procesión salida de España al Mundo. XAVIERABRIL. (1. España, pais por. donde ¡se vd al cielo. al infierno. bºf. M 4r auwi. ivw nr7 wm. umJpwaaw:akMu wa6m. vanuww4wºnt u. wamm mw w»mu mu»u a ul. u wmkm:sh u. 4ua. amp »a ua pmwiw