la noche de setiembre. perales, hemos venido a la merienda tarde; en nuestra mesa hay pan y nos vigila el alma una saudade persistente y cobarde. Lucila. He aquí el poeta ya, el poeta nuevo, apto para tomar su vuelo, y trillar y suavizar su camino con el coraje y la humildad del artista puro. Acompáñame, lector, a sus POSADAS, a sus recados, a sus paisajes, a la propia casa que él amasó con su sangre, con el sudor de su emoción, con el tremor de su pupila; con el afán de su mano.
El gesto de la palabra Como todos los artistas vanguardistas éste, también, ha escrito, ha grabado, ha burilado el gesto de la palabra. En. la poesía antigua el gesto estaba implícito, pero no ex, presado en recurso técnico. Recitaba el poeta, pero no, recitaba el verso por si mismm Por primera vez la tipografia o la pluma (de ganso si se quiere) sirve como instru mento estético. como instrumento para fijar algo que es impalpable y huidizo como el viento, pero que constituye la tonalidad y el ademán del verbo, es decir, su alma.
Porque no está en decir las palabras sino en cómo se las dice. Antaño la intención de la palabra se dejó al lector que la interpretaba y sabiendo ya, por entonces, queno hay palabra mal dicha sino mal entendida. para enten der la palabra se necesita VER el gesto, fijarlo de alguna manera.
Esta es la razón de ese graficismo tipográfico que tanto hace cacarear a las gallinas CONTRA VANGUARD¡STAS. Aun que no se hubiera logrado nada, bastaba para respetarlo. el intento de enriquecer, con un nuevo vehículo o instrumento, la expresión estética. El arte DEBE ser, el arte es. ascención y superación en todos sentidos. Estamos cami nando de la caverna al Cielo, del grito inarticulado a la Novena Sinfonía de Beethoven, del cubil del topo a la. aurea maravilla dela luz cósmica. los recursos técnicos de ayer no pueden ser los de hoy, porque tenemos que segun siempre la fuga y el frenesí creador de la Vida. Constatémoslo. mi alegría en el alcohol dentro del pomo de tu ausencia se , n u. tatuar con sangre en la memoria tu 0. Tatuaje. e No es lo mismo escribir: como ha de vagar mi nombre entonces con sus. bajadas y subidas. en las columnas de los diarios que escribir empleando el recurso gráfico. como ha de vagar tu nombre entonces con todas sus 5. a a. d a. d a u. i en. las columnas de los diarios. a. Amauta En el primero, el gesto de la palabra va impllcito; en el segundo, está expresado gráficamente; Veamos otros ejemplos. se quisiera arrancar todas las costras o oz a t e de los ecos lejanos. una a. una U A. esta pequeña obra maestra que copio integramente. M u E o. sólo tu, oh dado amatista no te aventuras en los tapetes de las y vives conmigo siempre ruedas entre mis ma. A, o 5 el tapete más fino solo tu sabes de esta cosa fue madruga mi alma desde julio. UN AS UN UN muchos meses dormidos en las tarimas del olvido muchas noches muchos días. vomitando coágulos de distancia. para qué todo eso oh dado mío. llegaste con la suerte de tus dedos para el de ternura DE LAS TRES LETRAS DE SU NOMBRE. D D Léase: foot ball. que es otro ejemplo magnífico.
Claro que en esto, a diferencia de Nicanor de la Fuente, se consuman muchos disparates. Es el mal de toda innovación que cae en manos de gente que no tie ne talento. Pero ello no es culpa del vanguardismo ni de los vanguardistas. En el arte lo primero: ser artista. No olvidemos este aforismo, satánico o divino, pero inexorable para toda eternidad. Elndon del humor viene la maravillosa savia del espíritu que se. mfunde, que se inyecta en nuestro corazón impregnándolo como una esponja nueva y sedienta. Se desgaja de nuestra amargura, se cuela de nuestra acidez y de nuestra melancolía, gota a gota, cabalgada en una sonrisa. Tristeza aflorada en bondad humana y en chispeo de pupilas ge nerosas. Sangre confortante y heroica que hiende nuestras entrañas mordidas de dolor. Luz de estrella que redime al oscuridad de fango humano. Fulgor que ¡clarifica el barro.
Espiral del humor que arrastra en la sierpe de sus ondas elásticas la ternura que seabrza calientita a nuestro yermo. los segundos se desternillan de risa entre las estrellas, de mi longines. Morfina. los relojes desde lo alto de las torres con los brazos cruzados por el tiempo Vigilan los pasos de las horas. pertenecen a la SECRETA nacional.