Amauta turando a. made la marca de fábrica de gran actua lidad (8. por algo la Argentina es el, pals que Norte América considera con atención especial y parece, como qúe anhela atherlo (9. p0: algo también la protección de los intereses norbeame ricanos y los propósitos e tender canalesta través de factorías inertes son factibles en el, suelo de poblaciones débiles. ya que. los países distantes de Tejas, están en cammbio, al alcance del mo vímiento envolvente de su capital con los dreadnouzhts, gue lle van la bandera estrellada en el palo mayor 7(10. y porque la tradición verdadera de ¡los Estados Unidos es ingloriosamente eselnvizador a: esclavizhdora con ¡los indios, esclavizadora con los. ne gros, esclavizadom con las masas blancos, a las cuales aplastó con a sub repticia conversión de la Confederación primitiva en la Federación ac tual; esclavizador a, en fin, con, los mejicanos, colombia nos, centroamericanos y antillanos (111. La plutocracia yanqui sabe por la experiencia que soportan los pueblos que padecen la suya lo que es la dependencia econóí micá, y huye a todo trance de vivirla aunque fuera en una parte minima, ya que emanarla de países cuya economía está en una eta pa de transición. Una política económica francamente proteccionista ha de darle, a su entender, más salud. La aduana, que cuando hay superproducción sirve de válvula de escape, y que cuando,. existe en un mercado la probabilidad de ser am enazado un produc. to. hace de válvula de seguridad, es hoy una de sus más sagaces exigencias haciéndose tan elástica como se quiera. Por su acción gravosa, eregula las importaciones, manteniendo unas en el mismo nivel, suprimiendo otras con la reduc ción de su entrada a cero. de ensas. Su arma, el arancel o la tarifa, sabe amoldarse, a las Mientras mi: se. extorsiona. la producción argentina, mía segura ln de vivir la agricultura estadounidense. dicen los farmem del lino que alternaron con Mr. Coolidge en las vacaciones de verano, y por cuya gestión Estados Unidos pretendió enviar una delegación invuti¡ adora. a fin de obtener los costos culturales del hno en la Argentina. 12. La importación de maíz de la Argen tina perjurlica a los agricultores los Estados Unidos. rubrica el Gobernador del Estado de Iowa, Mr. Hammíl, enicarta a Mr.
Coolidge, solicitando el aumento de las tarifas aduaneras a la importación de maíz en este pais, en un 50» por ciento; asi como la vg u vjw. 39 EL. vnnmnnno mm mi: eniniu esfriba en lía. lorm. a comivo ¡itvrat ávfa sus clientes LA COMPANIA DE. SEGUROS LA POPULAR. LyuMA vv Calle Villalta 265, Teléfono 335, Apar tado¿237 fundada en 1904ycon un cápifai de p. 200, 000 ha sabído captarse la confianza de los homer. cian te y particúlaréfs; por su forma de trabajar y por la sólida garantía que ofrece. N SEGURO es para Ud. en todo momento, una reserva que le líbrar¿ de la ruina. reducción de las importaciones de dicbo producto de los. países sudamericanos, las cuales causan una depresión aproximada de diez centavos por bushel a los precios que por su maiz reciben los agricultores estadounidenses (13. La importación de uvas de la Argentina en el mercado Estadounidense dependori de los resultados de un estudio técnico que se base para descubrir la mosca del :dit erríneoº. iyforman las autoridades del Ministerio de Agricultura; a pesar de que a principios del verano, el eño Kislulk técnico investigador al servicio del Gobierno de Estados Unidos. habia anunciado que estudios preliminares hechos en las dos provincias vitivinícolas argentinas más importantes, habian demos trido la inexistencia de la infección de la mencionada enfermedad en. uva de aquel país (14. El impuesto a le. entr du de se milla de alfalfa debe ser elevado al doble, puesto que la la, Me.
Nary Haugen ¿eudri muy poca ugnihc ei5ia para los cultivadores de semilla, debido a duo las semillas extranjeras pueden ser lanus du sob fe lon murcadou. nor! eúmerieanoa en cualquier momento, ear tableeiendn de esta nunera una competencia ruinon. una depro ;ión en los precios. sostenía Mr: Samuel Beber el productor mím. importante de semilla de alfalfa de los Estados Unidos en una entrevista que tuviera con Mr; Coolidge (15. y en la cualvéste manifestó estar ansioso de conceder a los chacareros toda la pro tección posible. haciendo notar que hacía poco habla elevado los aranceles a Íaºimportación de la manteca. lino. de acuerdg, con la ley de carácter general Que le autoriza a hacerlo sin consulbar al Congreso, hasta en un 50 por ciento.
Declaraciones stas que reflejan en toda. su magnitud cuál es la situación real de la producción agropecuaria argentina frente a la política económica que propician los hombres de gobierno yan quis. De ellas se puede colegir, con los guarismos y declaraciones a la sta, el innegable sentido de guerra aduanera en que se orienta cada vez más pronunciadamente la política ecºnómica de los Estados Unidos. Se persigue elevar al máximo los aranceles y tarifas aduaneras. Su nivel presente no es una garantía de esta. bilidad, como no lo será ninguno. Parajconseguirlo, hay que. sa crificar al consumidor. del pais que sufre la acción de una polít.