Amauta. El reportaje al pensador baliviaño Franz Tamayo que publicamos enseguida, pravocb en Ia Paz, donde un diaria se anticipa a su publicación en AMA UTA un a protesta del representante diplomático de taha en Bolzvía, que, aunque este g! nero de rectif:cauanes afxciales. es tan habitual y corriente, alcanzá, quizá por su enfaA. sis fascista especial, resonancia. El cable trasmitló a. mi: de ese incidente. las palabras de Franz amaya que lº ariginarany cuya repercusión hdy que atrxbulr al re nombre y significación del ilustre escritor. No necesita mos casi recordar, al margen de este reportaje, que sent:masy juzgamos larpulíticd de ¡nada diverso que Franz Tamayo, a quien testimoniamos nuestra grat:tudpar su deferencia. esta tribuna, por ser su palabra una de las. que merece atención y respeto a la nueva generación. De baja estatura, url tanto robusto, en su fisonomía broncea. de resaltan todos los rasgos del hombre primitivo, a la vez que las particularidades del pensador, en quien los años y el trabajo mental han impreso sus huellas, dejandoen cambio incólume su.
espiritu infantil, que resplandece en la sencillez y en la sinceridad. de sus palabras. Nuestra amistad se ha fomentado con la espon. taneidad y respeto del maestro y del discípulo. Al tratar del Perú y el momento ideológico que vive, advertimos que la alegría y la afectuosidad animan sus conceptos y tiene frases de elogio para la intelectualidad joven y al tratar de diversas personalidades y órganos interpretes de la inquietud espiritual del continente, expresa para Amauta y su director entusiastas elogios. Tocamos. muchos puntos trascendentales, de los que anotamos para la revista peruana de su preferencia, éstos que brotan: medida que le interrogamos con interés. La cuestión de la Rusia soviética, más combatida que debatida en casi todo el mundo, es más sencilla de facto que de principio.
Evidentemente, nada es más sencillo que al herirse cierta clase de intereses políticos y económicos, la necesidad en que están de com batir el nuevo movimiento, mejor dicho, la revolución. Un estado de cosas añejo y estable que de pronto comienza a temerse instable y periclítante, no piensa, no debe pensar mucho para decidir la guerra a todo. lo que le signifique amenaza. mente sencillo y comprensible.
Vocados y que sirven de arma cn el combate de ideas y de hechos, ligni! ica cosa más grave y ardua. Como que las ideas no se movilizan con la facilidad de los gendarmes, riesgo de caer en ridiculo para quien lo haga sin la suficiente fuerza y sabiduria. aquí. tenemos el nudo gordiano del asunto, sobre todo para quienes daumos una importancia grande, mayor, al mundo de las ideas. que es el de las causas, y del que tan poco se curan toda suerte de bobosxpragmatistas, practiciatas, como diríamos en Bolivia. Porque en fin, teoréticamente hablando ¡qué hay en el substratum de la revolución rusa. Vieta, prácticas que conozco mal. el mismo occidente europeo las conoce a medias. dan y justifican toda la revolución, aquellos formidables idealis tas. que, como de costumbre, llegado el caso, han amarrado la espada al puño del ideal. Qué hay en ese fondo? Pues sim plcmento, cristianismo puro, cristianismo. meduiar que se puede probar texto a texto, hoy mismo, y con grave embarazo de quie nes e starían en la obligación de proclamarla palabra religiosa que informa toda nuestra vida espiritual desde hace dos mil años. Es evidente que en el debate. sobre todo en Francia, quienes guerrean contra el comunismo ruso, jamás dejan de argumentar. sobre la violencia y el crimen, como se dice, empleados al servicio del. ídeal. Esta no es cuestión aqui, ya que no, se trata de probar la. licitud y rectitud de los procedimientos, sino el valor absoluto de. los principios. Puede muy bien un sacrosanto principio humano caer en manos de un bandido, y convertirse en la bandera politica del vandalismo. Esto es posible, sin que yo pretenda que tal cosa sucede en Rusia, como afirman los reaccionarios en Francia.
Pito que no tengo documentación alguna.
Pero aquí se presenta otra cuestión que el occidente europeo no desea tocar con frecuencia. La idea cristiana que abaolutamente es comunista e. igualitaria ¿qué importancia tiene en las noºiedadea llamadas cristianas de occidente? Sin salir del caso. quien está en contradicción con el ideal cristiano que todos proclamas Esto es profund a La cuestión de los principios in Nº estoy hablando de las prácticas de los SoEstoy hablando de las ideas sobre que fun de nación extensa sobre dos continentes.
Re mos, el occidental burgués. capitalista, o el mujik sanguinario. igualitario y lógico. De qué lado está la verdad, y lo que es más aún, la necesidad? Este es el problema con trazas de dogal sobre cada garganta. tener que proclamarse en occidente co mo Estado parasitaria y predatorio, y como Iglesia hipócrita y ta risaica, o tener que instaurarse asesino a incendiario por lógico servicio del ideal Esta es una de las form de la guerra que trajo el divino Cristo, cuando textualmente armó al hombre contra el hombre y a los hijos contra los padres (Mateo, cap. 10. Debo añadir una cosa terrible pero verdadera: hoy mismo la poderosa Inglaterra, la sabia Francia, estarían en el deber de eliminar de nuevo a Cristo, único medio de salvar ese edificio milenario que cada gran Estado significa, todo construido de injusticia social, de desigualdad humana y de opresión secular. Es verdad que aqui se presenta la objeción dela cultura. El tema es trillado; per0 una cuestión de hecho favorece al mujik: Cristo jamás predicó la cultura; lo que predicó hasta morir fué el amor y la justicia social. Entonces?
Yo ruego al lector notar bien que quien esto escribe sólo se contenta con marcar los términos del problema, yal momento no defiende tesis alguna. Pensador, expectador. Otro aspecto del asunto. cómo acabará la aventura rusa. En suma, Rusia nos importa poco ante lo que importa la causa misma. Apuntemos primero una cuestión de hecho tambiéni la aventura del ideal armado de la espada, como en Rusia, no es la primera ni será la última. Significación muy análoga tiene el enor me evento del 93; y ya seria una bonita página de estudio el ir.
señalando todos los instantes históricos en que el soplo libertario y vengador que arranca para los occidentales desde el Golgota, ha venido sembrando de grandeza, de horror y de sangre estos dos mil años últimos que está viviendo nuestra humanidad. Pasemos.
No es posible profetizar el evento humano; pero si es posible prevérlo de acuerdo con lo pasado, ya que, si la historia no se repite. la historia se organiza como presidida de un logos propio.
Entonces tal vez es lícito pensar que los extremistas occidentales que esperan destruir de cuajo toda la laborrevolucionaria rusa viven en pleno ensueño. De otro lado, los extremistas que entreven ya el triunfo final de la nueva Arcadia social sobre patrones mongoles o eslavos, parece que hacen igual utopia. El vértigo ruso pasará. Está desde hace diez años demasiado aislado para esperar prosperidad y afianzamiento. que el tiempo parece rehusarle hasta hoy.
te, habrá sido toda vana? No. Jamás el ideal amanece en vano. No sólo en Rusia, no sólo en Europa; en todo el mundo. quedarán ¿Y la llama del ideal desenfrenada tan terriblemen. huellas de humanidad y de esperanza, grandes o pequeñas conquis. tas, como nuevo pan para los labios hambrientos del hombre eter. no, Así también fué cuando la Revolución Francesa. Pasada la tempestad, la nación, al través de mi vaivenes contradictorios, desde el vértigo demagógico hasta el cepa despóti co, acabó al fin por estabilizarse (en lo relativo. y acabó beneficiando de algunas grandes conquistas políticas y otras. dádivas de la Revolución. Si la memoria no me engaña, es Alberto Sorel quien hace notar cóm6. el mismo Napoleón, llevaba en sus furgones y sin quererlo, altra vés de la Europa avasallada. jirones de la Revolución Francesa, la eterna libertadora. La vieja Inglaterra que en este momento está lentamente armando al mundo contra la Rusia Libertaria, al. bará por domeiarla, para al fin acabar también beneficiándase de algunas conquistas humanas y humanitarias alcanzadas por la granY nosotros con Inglaterra, como la mosca que respira el mismo aire del buey que ara. Todavia algunas respuestas estenográficas. Mussolíni. Primo de Rivera. El primero me parece un analfabeto temible, ficha de manicomio y de casa de corrección a la vez. Es temible porque detrás de el se mueve casi toda Italia enardecida y como embriagada.
No hay que olvidar que Italia todavia cuenta entre las naciones. más culta: y más viejas del mundo. Presiento que la ruina de Mussolini será también la ruina de Italia, al menos por mucho tiempo.
El todo, a breve plazo, desgraciadamento. VIK. a nz Tainssiyoi I svabliajl para. Am. áuvtaij 5ís5úi zsuiausºák