Amauta.
vajiamo. del feudalismo. que el capitalismo encontró de perlas para controlarval proletariado. Pero la dosis pequeñísima de li bcrtad económica y social que los trabajadores del mundo ya han.
conquistado, les ha permitido tiempo suficiente para pensar y estudiar y el problema religioso es entre nosotros de segunda importancia y algo estrictamente personal. Ha sido substituido como asunto primordial en las actividades cerebrales humanas, por el problema social y el problema económico, problemas estos si cuya solución está dentro de nuestras facultades y cuyo estudio puede abarcar nuestra inteligencia. Afortunadamente para los pueblos hispano americanos, al derrumbarse el andamiaje religioso, nuestros espíritus no se han venido también abajo cayendo en el. materialismo de la ambición de riqueza y de actividades puramente utilitarias en que están cayendo otras razas, y nos estamos dando cuenta de que está siendo sos tenido por algo mucho más fuerte que las supersticiones religiosas y que es el culto a todo lo que es bello, el amor a todo lo que es bueno. Quizás el más brillante luminar que guía en estos momentos los pasos de los hombres es Rabindranath Tagore, y, hablando de los indios suyos, dijo recientemente lo que bien se puede aplicar a los indios nuestros: Nosotros que no poseemos nada, creemos ya vislumbrar los misterios del infinito.
New York, 1928 P5E4R EiV GWR N o ANRAUL HAVA DE LA TORRE. PEREGRINO TAMBIEN voy con mi canción campestre a solas arrancada. a la arcilla que siente y la ¡piedra que canta peregrino. en las mañanas amarré la aurora en mis ¡labios y en el palo mayor del ensueño.
icé mis cantos.
peregrino tuve. terror a las tinieblas ascendi en las tardes los montes para agotar mi sed con los crepúsculos. en la noche no me hospedé en la cabaña del silencio supe poner siquiera el claro murmurar de la luna sobre mis huellas. o 1 llevo el alma empeñascada es cumbre para mi existir EL LADRIDO SINIESTRO NO ME TURBA EN LA ESTRELLA LE ANA PUESTA TENGO LA ES. PERANZA. SAMUEL RAMIREZ CASTILLA Puno. rfav.
LA RISA, dibujo de juan Devíscovi, presentodo en la exposición de dibujos de Deve scavi y poemas de Xavier Abril (París 1927. Madrid 1928) para la cual el notable literato francés juan Cassau escribió el siguiente P Rernc. o Un joven pintor peruano llega a nosotros, pero, en lugar de ceder a todos los encantos que la cortesia europea ejerce sobre buen número de sus compatriotas, se reserva la originalidad de su ra 33, za. Poco sabemos de ésta. pesar de ello, nuestro joven artista»
casi no teme equivocarse al querer ver en la parte de misterio que. lleva en si, expresado y significado, antepasados y de su imperio.
Algunas piedras, sin embargo ¡y tan magníficasl son el solo testimonio de su grandeza. algunas piedras, con sus decoraciones geométricas y florales y esas grecas anchas y apretadas que evocan no se sabe qué monstruo mandíbulas.
De estos motivos, Juan Devéscovi ha sacado estos rostros des; pojados y patéticos que nos dan la medida de lo que puede llegar. le a producir de más expresivo con sólo algunas manchas negras y algunos breves trazos. Máscaras en las que, por una extraordinaria ósmosis, se ha transportado todo el dolor de los rostros que recubrian, hasta el punto de hacerlos desaparecer, no quedando ya nada tras estas órbitas y estas risas trágicas. todo lo que se ignora de sus. Como los dibujos de Juan Devéscovi, los poemas de su compatriota y compañero Xavier Abril, parecen todavia impregnados del espanto nocturno que, en la nostalgia de sus orígenes, posee a esto: dos jóvenes espíritus. Los poemas de Xavier Abril llevan la característica del ensueño y de la inquietud y tan sólo esta carac. teristica de tal suerte que se encuentra en ellos el mismo secreto horror y Iuror expresivo que en los dibujos de Devéscovi.
Algunas palabras, algunas interrupciones nos son suficientes para transportarnos a las regiones del sueño, donde los sentimien tos afectan un aspecto más directo y más intenso que entre las im purezas de la vigilia. Asi se logra una decantación moral, operar. da por la gracia de la poesia y de la noche, que es de un gran arte.
Una exposición como ésta tan simple y tan desnuda es una. prueba convincente de la energia que los jóvenes artistas y poetas