. genuinamente altruista como ha dicho Thyrén.
Amauta Los. Dr:i. iros no El penaliata actual presencia con asombro como se bifurca en lineas divergentes una de las caracteristicas del Derecho Penal contemporáneo. La benignidad de las penas que llevan al nuevo Código ruso a fijar un máximun de 10 años, cuando los viejos cuer pos legales mantienen un límite extremo de 20 a 30, hace bancarrota frente a los delitos politicos que algunos países reprimen hoy con superla tiva y torpe duren.
Quiero meditar en este instante sobre el fenómeno de la delincuencia politica subrayando el ademán critico. Ln dilincumia evolutiva. Enrique Ferri en sus buenos tiempos de luchador cientifico dl un sentido más espiritual a la terminología manejada por Slehele y Ferrero, denominando delincuencia ativie. la de indole común. designando con el nombre de evolutiva. la de na turaleza politica. De cuantos puntos de vista se han ensayado para definir el delito politico, me Parece más certero el criterio subjetivo del m6V. que tiene rancio abolengo en los escritores franceses. La infracción política no se caracteriza por su objetividad, sino por el motivo que anima al transgresor de la norma, y asi un regicidio Pº rpe. trado por venganzas personales es un delito común y un ho micidio o un incendio cometidos con el designio de cambiar un ré en o anular una dictadura, es un delito político.
La delincuencia evolutiva se tipifica, pues, por el móvil, que En los crimenes comunes pueden existir móviles nobles, como el honor ofendido. el amor ultrajado, el atún de ocultar la deshonra. etc. pero siemPN poseen naturaleza egoista. mientras que los distintos géneros del delincuente politico social son iluminados por ideales altruistas de mejora colectiva. Si quisiera afirmar más aún mi parecer, precisando mis per lonales convicciones, diria que el delito politico social existe cuando el hombre que atropella la ley dictada por las clases dominanº. va empujado por el ansia de progreso.
Los delitos evolutivos son, como lo indica el nombre. pasos dldos hacia adelante en el camino de la perfección. Los que desandan la ruta acaso no deben ser calificados con ese título. Si un. Lirica so z A UA ¡CIALES hombre quiere transformar una monarquía absoluta en una república democrática o si desea que la vida económica emprenda nuevos rumbos más favorables a las clases trabajadoras. ejecuta un delito político social. Pero si sus propósitos pretenden mudar en una Dictadura de tipo medioeval, el gobierno republicanf de un pais o si quiere revestir con más privilegios a la burguesía imperante, los actos que cometa, subvirtiendo las leyes existentes, no pueden ser calificados de delitos políticos.
Además, lo que dona gallardia al delincuente politico es la lucha de un hombre o de un grupo minoritario contra los poderes constituidos, que tienen tras de si el imponente arsenal de la policia, de la milicia, y de las autoridades poderosas. Por eso, des.
pecho de los castigos posibles, las gentes rodean de simpatía a los luchadores que se levantan contra tan potentes enemigos. Pero cuando quienes poseen los resortes del poder y sienten su dorso protegido por armas oficiales se salen de los cauces legislativos con designios politicos, nadie se dignará decir que son delincuen tes de tipo politico social. Así los asesinatos que ha cometido el fascismo las muertes alevosas de atteotti y Améndola, por ejemplo. son crimenes comunes de la más repugnante especie.
El delito evolutivo es, en suma, el que se perpetra por motivos altruistas con ánimo de apresurar, de un modo más o menos utópico, el progreso politico y social. ll. Peii¡midnd. defensa de clase.
Planteado así el problema se instala en el ánimo una duda: el delincuente político ¿es peligroso? Todo el nuevo Derecho Penhl se apoya en la fórmula de la peligrosidad. El tratamiento preventivo no cae sobre el sujeto transgresor porque éste sea libre en el obrar y porque la sociedad desee que el reo expíe su culpa, sino, simplemente, porque se trata de un ser peligroso y la comunidad de hombres honrados necesita defenderse. Peligrosidad y defensa social son hoy las dos premisas esenciales del moderno. Derecho. La pregunta que encabeza el párrafo anterior debe ser nsgativamente contestada: el delincuente político no es un ser pe;ligroso socialmente, contra el que pueda y deba operarse una defensa social justa. Su peligro solo amenaza a la clase dominante. Yo no pido que el Estado constituído permanezca impasible. revelación de los sentidos. Los sentidos nos dan el camPº real de la Naturaleza. La ciencia que era el lagos de. Naturaleza, esla ciencia natural. uzgar nuestra ciencia. ºmº tanoamzento, superior a aquella de los escolásticos es º ar que somos tan intolerantes como ellos lo fueron.
ma re: ciación de las Escrituras tenía poco de lo que llamar88 reahdad. y much a verdad. La revelación de nues. ds sentidos. tiene realidad (ya que la realidad se ha deh na ººomo lo que ¡nos dán nuestros sentidos. y casi ningusatverdad, cualquiera que sea. Ambas revelaciones son lsfactorias en tanto que satisfacen. Ambas ciencias traalan solo en tanto que trabaja el hombre con ellas. Es im. ortante el número de ángeles en la punta de un alfiler. ºdº creemos en los ángeles; el número de electrones en lm átomo, cuaudo creemos en los electrones.
te Es grande la diferencia entre estas ciencias; y solamenla PIJ edo crconocida cuando nos hayamos desprendido de es º¡x lstcncia del espiritu natural hacia la teología, y del cp ritu teológico hacia nuestra ciencia natural. La difeesncia se encuentra en los campos de racionalización, esto a entre un mundo limitado para siempre ycxplorado por ¡filón y un mundo que es el caleidoscopio infinito dela untad creadora. revelación de las Escrituras fué la clausura de la vºluntad humana. El campo se hizo flexible: el intelecto Pº esía pudieron elaborar, y aún pudieron retozar al rededor de él.
mediterráneo. No se pudo aumentar ni disminuir una jota.
51 la voluntad caminaba fuera de los limites, había here. condenación.
Pero fué como un mar limitado, un mar. 5:z La revelación delos sentidos que es el campo de la ciencia moderna, es ilimitado y está por descubrirse cada vez más, siempre de nuevo, por la acción y la imaginacion humana (4. Es un Atlántico infinito donde la voluntad puede darse a la vela. La teoria racional no pudo alterar la substancia del campo medieval. Pero el pensamiento moderno idealismo, realismo, neo realismo, mat enahsmo, etc. etc. transiigura el campo traído a la Ciencia por los sentidos. El medieval trabajaba su campo; nosotros mventamos. el nuestro. Esta es la impresionante diferencia entre las menores medieval y moderna. No esla diierencm entre una ment1 ra y una verdad; sino entre una verdad limitada por eDogmaimperioso y una energía ilimitada de Vida que pue de al fin crear una verdad moderna. Se ha aumentado una cuarta dimensión, no todavia al conocimiento, pero si al proceso de la vida: la dimensión creadora de la volun tad humana. el camino de esta voluntad es la acción. Pero no debemos olvidar que la cie ncm moder na principib como parte de la acción destructiva. causa de la cual resultó disuelto el Conjunto de Europa. En si misma no tiene un principio integrante; su campo est hmitado a las premisas físicas y su principio está limitado dentro de su campo; Sus primeros guias, conociendo es (4. Ejemplos de esta acción son el microscopio y el telescopiº. Etrzbajo matemático es un incentivo dela imaginación que continúa. algún nuevo descubrimiento en una estrella o en el átomo.