Amauta Dedlahación de los 33. derechos del POR ENRIQUE RODRIGUEZ FABR GAT Minus rua nu: Tabla de los Derechos del Niño, en cuva observancia reposa el progreso de los pueblos: 10. Derecho a la vida. Suma de todos los derechos por la sola razón de haber nacido. Derecho a la casa para habitar. la atención materna, al reconocimiento obligatorio por el padre, con todos los deberes que la paternidad impone, a la supervigilancia del Estado para su desarrollo y prosperidad fisiológica.
20. Derecho. la educación. Primera asistencia a los Jardines de Niños. Kindergarten. Segundo ciclo: escuela p:imaria. Abolición del sistema de escuelas de ciudad. Abolición de la enseñanza verbalista. libresca. Reintegmciún del niño al seno de la naturaleza, por medio de una escuela de actividad, de trabajo, de alegria. Parques Escolares. para lograr las reacciones del cuerpo y alma, salud, inteligencia, emoción, y prepa:ar los obreros de su propio destino y de la grandeza social.
30. Derecho a la educación especializada. Escuelas de salud, al aire libre, de bosque, de pradeia, de escuelas al sol, para los anormales, los tarados, los enfermos, los débiles.
do. Derecho a mantener y desarrollar la propia personalidad Estudio de las vocaciones, sistemas capaces de la orientación espiritual sin artificios, que sólo puede lograrse en los Parques Escolares, en la vuelta a la naturaleza, por reacción de lo intimo frente a la vida exterior. Reconocimiento, en la práctica de los sistemas educacionales, del derecho a ser niño, de vivir y sentir como tal. libre de la fría artificialidad de la escuela claustro y del dogma pedagógico que la, informa.
50. Derecho a la nutrición completa. Derecho de la madre a Criar. su hijo. Seguro del Estado para las madres sin recursos. Servicios de gota de leche. instalación de merenderos escolares, nslalación de Eacuelas Refectorios para menores que trabajan antes del cumplimiento integral de esa tabla de Derechos.
60. Derecho a la asistencia económica completa. Este dere NSTRUOOION PÚBLIOA D: LA REPÚBLICA Dll. URUGUAY cho significa la obligación de los padres, o en su defecto del Estado, a asegurar al niño la situación económica sin angustias. Derecho a la vivienda, al vestido, a todas las oportunidades de bienestar que el trabajo del hombre pone al servicio del progreso del mundo.
70. Derecho a la tierra. Tierrs para habitar. Reconocimiento del derecho del niño a ocupar su lugar en el mundo, por Tierra para trabajar puesta a su al once en los Parques Escolares, para el desarrollo de sus energias, de su impulso vital, de su inquietud, de sus facultades de observala sola razón de haber nacido, ción, para aprender por si mismos en el vasto panorama del univer se y comprender que la vida es una ley inmutable de solidaridad en. el csfue:zo creador. 80. Derecho a la consideración social. Todo para el niño.
Abolición de la distinción ju:ídica entre hijos legítimos e hijos na turales. El hijo, es solamente hijo. El niño tiene derecho a sus padres.
menores, donde el sistema de Pabellón anula la. personalidad, en colonias familiares, de educación y de trabajo, organizadas en peque ños núcleos sociales y confiados a padre y madre que sumen al. afecto de sus hijos el de un pequeño grupo de niños sin hogar.
9o. Derecho a la alegría. Reconocimiento sin retaceos de es te derecho, en la vida familiar sin angustia económica, en la escuela activa en el seno de la naturaleza, en la educación sin artificios, en la mesa con pan, en el hogar con lumbre. Derecho al aire y a la luz, a la tierra en que se siembra, al fuego que calienta y al agua que Derecho a ser ni: para ser hombre, a formar con cuerpo purifica.
sano y alma. limpia los obreros de la libertad, los arquitectos de la. conciencia del mundo.
100. La suma. de estos derechos del niño forma el derecho in tegral; derecho a la vida. De su reconocimiento y su observancia depende la grandeza de los pueblos. En la salud, para el trabajo, para la libertad y la cooperación reposan los valores del destino del hombre en una etapa nueva de la Historia. REVOLUCION He. un poeta inevitable y nídviea, hijo y nieta de poetas, que, pese asus veinte añasfreseas, ha maduradº y. una personalidad, libre de su genealogía literaria.
Es e::riasa la actitud cronológicamente interpretativa de esta amília. Mientras el abuelo era un poeta clásica el hijo es un poeta rubendarianoy el hijº un poeta modernista. El abuela. de. mias y sonetos, el hiia versilibrismo y el nieta poemas. Una epapeyizaba er: Aurora Amor, el otro cantaba ala muñeca limeña, ste vibra con los himnos sarialistase insurgentes. Dw: L::is Benjamín es. taba próximº al patriciado republicana, don Luis Fer mín se enamoró de la figura caudillesea de Piérola y el hijo se alista e. las f:! as nerv:asas del Apra.
Signasde las tiempºs. Termómetros de estadºs sociales.
Pareste casº de poesía hereditaria habla, con fuerte elamen:ria, el sentido profundo y cambiante de la historia.
Fernán Cisneros (t. se alista, pues, promisoramente, en su generación AMAUTA le abre sus p:íginns, cor dial. eamprensivamzate. a. el sol está saliendo con la hora en punto con el honzonie. arco gigantesco los indios están disparando estrellas a la noche. el capitalismo ba mohoseado todas sus armas el bctún ba boicoteado los zapatos de charol la madre proletaria. que despide a su hijo cuajado de entusiasmo que se va más allá de la esperanza se ha colgado del pecho un escapulario rojo que es como una intención de herida empinado en la tarde. el crepúsculo llora las injustic:as así nació Vahuar Huacca una quena triste como una sonaja dolorosa enredadera en mi tristezase ha quedado colgada de un sauce posta continuada los andes parapeto del infinito. se abr:rán como un nuevo mar rojo para que el APRA. ubique sus cuatro iniciales en la puerta caliente. de las epopeyas nuevas nuestras galgaslendrán eco en el mundo FERNAN C:5NEsOS. 2 v. Transformación de los asilos de huérfanos y reformatorios de