. ción.
22 trans: igualments y el cristianismo se injerto en el olimpo in dio. Las runs se mezclan resultando el mestizo, que vive junto al indio puro. Al mismo tiempo el hijo del español educado y vitalizado en América, se transforma en el criollo, distinto al tronco de origen.
Dentro del proceso de la colonización española en América encontramos diferencias remarcables. Cortés. conquistador de México, construyó sobre las bases de la vieja Tenochtitlán, la ac tual ciudad de México. Consolid6 el nuevo régimen sobre las rui nas del antiguo. En el Perú ocurrió cosa distinta Pizarro, más analfabeto que Cortés, si cabe, dejó de lado la antigua capital del Tahuantinsuyu, la imperial ciudad del Cuzco, y construyó la ciudad de Lima en la costa, lejos del foco de la civilización destruida, sim. bollzando asi el desarraigo, la negación que germinaba ya en la sintesis propuesta. La invasión española va planteando con la colonia su propia negación. La colonia es el nuevo sistema que alimenta la nueva antítesis. El indigena es dominado y vencido, pero de la clase criolla, heredera de la raza conquistadora, surgirá la nueva negación determinada por las condiciones oeon6mica La colonia está dominada por la clase feudal o latifundista formada por la aristocracia y el clero y el comerciante que aparece como intermediario para la exportación e importación de efectos con la metrópoli. Económicamente la cuestión se plantea asi: monopolio feudal, tesis; concurrencia antítesis; solución de los contrarios: monopolio moderno.
El yugo económico del monopolio ora intolerable para una Clase que después de tres siglos deviene fuerte y poderosa. En trescientos años de dominación los españoles establecidos en América, los criollos latifundistas han conseguido aumentar la producLas materias primas se acumulan. Los cueros, los granos, el sebo, codiciados por el comercio extranjero no tienen salida, porque España prohibe comerciar con otros paises. Ella ha implantado un monopolio rigido. Nace entonces el descontento. Don Bartolomé Mitre, historiador y político argentino, escribe en la Historia de Belgrano. a la senior: de lo; interno. económico Nnín olaboríndou la idea revolucionaria. LA REVOLUCION DE LA INDEPENDl ZNCIA FUE UN MOVI. MIENTO DE EMANCIPACION INTEGRAL?
DETERMINILS MOIECONOMICO La revolución de la Independencia estuvo determinada eco nómicamente. Don Justo Sierra escribe: Alguna vez los virreyes favorecieron la formación de grupos, no de enemigos de España que no los había y que estaba personiticada en el soberano bribón don Fernando VII que en América aparecía como una victima in! ortunada digna de todo amor, sino de los»españoles que monopoliub. u la explotación ndminiatntiva ¿e la colonia y que por medio de las audiencias, el alto clero y los encumbrados gremios mer cantiles como el Consulado de México pretendían tutorear al virrey mismo.
Así nacen las luchas por la Independencia. En algunos paises como la Argentina la lucha por la emancipación se inicia con ca racteres francamente comerciales. comercio de productos del latifundio. mientras en otros paises tomaba el aspecto de simple liberación de impuestos. Ingenieros dice: la necesidad de la emancipación económica determinó. ciertos grupos a luchar por su emancipación política para dejar de ser una clase económicamente inferlor respecto de la constituida por los peninsulares. Estas necesidades fundamentales encontraron una bandera doctrinario en las ideas difundidas por los físíócratas y los encielopedistas que. algún camino habian hecho en España durante el reinado liberal de Carlos III.
Es asi como florece la paradoja del injerto de la ideologia francesa revolucionaria anti feudal, npuntalando la revolución de la independencia americana desembozadamente latifundista y feudal. Mientras en Europa, en la Francia, los revolucionarios ataca. ban el latifundio y la gran propiedad, en. América con el mismo fraseorlo. se sostenía ese régimen. Los crollos aprovecharon. utilizaron la ideologia importada de Francia. La ponían al servicio de sus propios intereses. contrarios al de las castas gobernan tes españolas.
El historiador y economista argentino Echevarria, reafirmando esta tesis, escribe. La sociedad americana estaba dividida en wh vM NQ Amauta IMQA ID R4 Tu nombre viene lento como las músicas humildes y de tus manos vuelan palomas blancas Mi recuerdo te viste siempre de blanco como un recreo de niños que los hombres miran desde (aqui distante Un ciclo muere en tus brazos y otro nace en tu ternura tu lado el cariño se abre como una flor cuando pienso Entre ti y el horizonte mi palabra está primitiva como la lluvia o como los himnos Porque ante ti callan las rosas y la canción. Oquendo de Amat. s tres clases opuestas en intereses sin vínculo alguno de sociabili dad moral y politica. lo. el clero. los togados y mandones; 20. los enriquecidos por el monopolio y el capricho de la fortuna; 30. los villanos llamados gauchos y compadritos en el Rio de la Plata.
cholos en el Perú, rotos en Chile, léperos en México. Las castas indígenas y africanas eran esclavas y tenian ¡una existencia extranociai. La primera gozaba sin producir y tenia íueros de hidalgo.
Era la aristocracia compuesta en su mayor parte por españoles y muy pocos americanos. La segunda gozaba ejerciendo tranqui lamenta su industria y comercio, era la clase media que se sentaba en los cabildos. La tercera única productora por el trabajo ms nual componíase de artesanos y proletarios de todo género. Los descendientes de las dos primeras clases que recibían alguna edu cación en América o en la Península fueron los que levantaron el estandarte de la Revolución Para significar las limitaciones de la Revolución de la Inde pendencia y concretar su significado a la liberación de una clase social fuerte económicamente. pero politicamente oprimida, veamos lo que decía la representación de los hacendados de las campiñas del Rio de la Plata al Virrey on Baltazar Hidalgo de Cisneros en septiembre de 1809, en el expediente formado para proporcionar ingresos al erario por medio de un franco comercio con la nación inglesa. Decio la representación. Hay verdades tan evidentes que se injuria a la razón con pretender demostrarlas. Tal es la proposición de que conviene al pais la importación franca de efectos que no produce ni tiene y la exportación de los frutos que abundan hasta perderse por falta de salida. Estas regiones producen un millón de cueros sin las demás.
pieles granos y sebo que son tan apreciables al comercio extran jero, llenan todas nuestras barracas en oportunidad para una activa exportación. la. libertad de exportar. continúa. sucederá un giro rápl do que poniendo en movimiento los frutos estancados hará entrar en valor los frutos de los nuevos productos.
Fstos son los votos de veinte mil propietarios que represen. to. terminaba el memorial, iii mado por Moreno, gran propietario, prócer de la Independencia Argentina, cuyas cenizas fueron arro jados años después por los agentes de España al Océano Atlántico.
En las comarcas argentinas que se encontraban en una situación deplorable, debido a que la metrópoli no permitía ninmml influencia extraiia, se observa claramente las causas económica. que precipitaron la Independencia.
De Molinari piensa que en las colonias españolas las guenº!
de la emancipación tuvieron por promotores. los aspirantes. lº!
puestos civiles y militares que querian expulsar a los luncionariol metropolitanos para ocupar sus puestos.
y.