AMERICA, CRISOL DE RAZAS DE PUEBLOS Empero, América está destinada a ser un crisol. Des de hace un siglo todas las razas están derritiéndose en hoguera. Fusión de integramiento y de reconstitución para mañana; para hoy necesaria fusión disgregativa.
El ojo miope no ve sino el caos y la heterogeneidad momentánea. Constata que no nos entendemos ahora, pero es incapaz de: vislumbrar y constatar que nos entenderemos mañana, cuando se haya verificado el vasto y encendido proceso de fusión. El indio, el asiático, el negro, el blanco, todos han traido su aporte y están pudriéndose en esta inmensa axila cósmica para libertar sus respectivas superioridades integrantes que harán el HOMBRE AME RICANO, cumplido ya y verificado para el porvenir dela humanidad.
Ha sido precisa esta ENCRUCIJADA de América para que todas las razas no encuentren el ultra, el más allá del hombre sino desintegrándose. Parada o involución de. un proceso que ha de seguir su continuidad después.
Ahora, América, está cumpliendo. su función de usario o pudridero para ser la macrocósmica entraña del porvenir AMERXCA, SINTESIS DE CULTURAS Hasta este momento las razas se han desarrollado unilateralmente, aisladas, ignorándose y despreciándose mutuamente. Hasta cierto punto era. necesaria esta desconexión que si fué negativa, cobijaba a cada raza en sus res pectivas afirmaciones y posibilidades dentro de su propio destino. Realizarcióno expresión tanto como libertad es límite. No se puede vivir sin limitarse. La palabra y la acción expresan el pensamiento y lo matan. Vivimos muriendo. Es el sentido agonistico que dice Unamuno.
Pero a diferencia de los demás continentes, América es un nudo. En ella se cruzan los caminos de todas las razas. Es la confluencia histórica del Oriente y del Occidente. Aquel nos trae el conocimiento del hombre en su totalidad subjetiva, en su yo personal, en su concordancia con el Cosmos. en su fusión o sumersión en Dios. Gra cias al Oriente el hombre sabe que a la vez que un cen tro es un punto del Universo. El oriente por sobre las razas y las diferencias nos dá el hombre universal, el hom bre cósmico. De allí su profundo, su ascendrado sentido religioso, su comunión mística y física con la Naturaleza.
Ninguna filosofía como la oriental llegó a la sintesis suprema de pensamiento, al alumbramiento de los grandes y totales panoramas del espíritu, del alma interna. El pensamiento europeo es analítico, anatómico, disgregativo. No supera jamás la razón que constituye su realidad y su vida pero que también es su carcel. El pensamiento orien tal comienza allí donde acaba el occidental. Este es ra cional y conciente, aquél supra racional y supra conciente Sólo allí la facultad intuitiva se hace constatación experimental, aunque aparezca como, paradoja. No hay con.
flicto entre la religión y la ciencia. La religión es continuidad y superación de la ciencia racional.
Europa, en cambio, aporta sus técnicas, nos aporta el. hombre colectivo, al hombre en convivencia mútua, al hombre político. Su filosofia, su arte, su industria, su polí tica, su economia, son un reflejo de estas caracteristicas esenciales.
Hombre político o externo y hombre subjetivo o interno, he aqui la síntesis que darán (Oriente y Occidente en América.
AMERICA, eourvoco DE AMERICA Estados Unidos es un equivoco de la americanidad.
Europa no quiere reconocerse en él y, sin embargo, nunca se definieron con mayor nitidez los valores occidentales.
Bajo una juventud y vigor aparentes, coexisten todos los valores europeos, asi positivos como negativos; Contemplar Estados Unidos es contemplar la defunción de Euro Trujillo, enero de 1928. Amauta pa. Todos los males que han herido de muerte al Occi dente se reconocen al escudriñar profundamente la vida norteamericana. El industrialismo, el maquinismo, el capitalismo, las técnicas económicas y financieras. la activi dad tel. de los negocios han alcanzado su máxima ten51ón. Es la muestra de todo lo que ha podido dar el Oc cidente. No hay ya mucho que forzar para que reviente la cuerda. Es una civilización que ha entregado toda su elasticidad. Como el imperio Romano fué la máxima y maravillosa floración enfermiza del mundo antiguo antes de extinguirse, Estados Unidos es, a su vez, el postrer esplendor maravilloso de Occidente, antes de hundirse carlr:omlido por los disolventes de su propia fermentación coosa. Como lo repito, Europa no quiere reconocerse en su hija de carne y hueso. No solamente los hombres sino también las razas y los pueblos suelen estar ciegos. para reconocer los signos evidentes de su propia desintegración.
Europa reniega de Estados Unidos, tanto como ¿Ste es la constatación de su decadencia y ruina final.
Sia algo puede llamarse pleonasmo en la historia, Estados Unidos es el pleonasmo de Europa, bajo una piel o superficial todavía aparentemente progresiva y brillante.
No es al acaso que Lindbergh, un norteamericano, sea el primer aviador que cruza el Atlántico en vuelo directo hacia Europa. Una civilización esencialmente Ira. zañasa, tenia que señalarse por una máxima y desorbitada hazaña mecánica. Estados Unidos aplica en grande, lo que Europa inventó e hizo en pequeño. Civilización de mids, y de records, acabará de morirse en el país, supre mo de los raids, y de los records.
AMERICA HACIA SU AMERICANIZACION Hay un hecho que ha de marcar la primer etapa con ciente de la americanización de América. Este hecho es el grito de reforma universitaria dado en Córdova. No vale tanto como realidad, cuanto como signo de una fermentación histórica. No es un grito de claustro o de pu pitre, es el grito del espíritu de América. La revolución o la agitación del aula es un mero pretexto. El incendio estaba tan latente en América que en un espacio de cua tro años la chispa inflama todo el Continente Es la subversión contra los métodos de Europa, contra el pensa. miento y las concepciones de Europa, contra los vrcros y las limitaciones de Europa, contra la decadencia y. la putrefacción de Europa, aunque no lo parezca.
Nunca se vió a la clase estudiantil jugar un rol tan.
decisivo en la historia de un Continente. Lcs maestros en América los mejºres eran solamente buenos maestros europeizados, pero Amériea, necesitaba más, necesita. ba buenos maestros americanas. asistimos, entonces, a un maravilloso autodidactis mo de la juventud, Más aún, asistimos a la docencia de La juventud comienza a la juventud sobre los maestros.
formar maestros, comienza a nm:rícanízarlos. El maestro se ha convertido en discípulo porque necesita aprender y desarrollar su sentido histórico, su sentido americana. caso estupendo, la juventud arrastra, tanto como un impulso cultural, un valor y una acción politicos. He cho preñada de consecuencias históricas!
AmoK ORREGO. ar. i V. veeritM u:b:wi.