Amauta Aga T; POR ANTENOR ORREGO ESTANClA Me declaro enemigo del pensamiento puro: del pensamiento supérfluo que no tiene más valor que un escueto valor especulativo. El pensamiento es instrumento de la vida y, por ende.
no puede excluirla. El hombre piensa para comprender, y comprender es superar. Cosa comprendida es cosa superada.
La imperfección se vence por la acción y ésta no puede verificarse sin antes haber sido pensada. Si el pensamiento no sirve para superar y mejorar la Vida. abajo el pensamiento. Cada vida, cada partícula de vida no es sino un pensamiento, y cuando éste cesa, cesa aquélla. Es preciso elastizar o amplificar el sentido de utiliSl3d. La utilidad materialista, la utilidad utilitaria. o sa lona nos ahoga. Filosofia de establo; cárcel demasrado estrecha para el espíritu.
Es útil todo lo que sirve a los fines o al designio de Cada sér. En este sentido, el amor, el arte y el pensamiento son tan útiles como el dinero y el alimento. Elasticemos, también, el sentido de interés que anda reba1ado y vergonzante. Cada ser tiene sus intereses propios, según el contar no que sirve de receptáculo a su vida. Hay intereses de toda jerarquía: altos y. bajos, mezqumos y generosos. El interés es un valor vital como todos los demás valores. La vida no es nunca desinteresada; lo desinteresado es lo. muerto.
La vida está cargada de intereses.
ESTANClA ll Acabemos con la petrificáción de la palabra: La palabra no es sólida sino liquida como el agua, y como ella debe fluir. Es más: es gaseosa, y nunca debe perecer en el sig nl fl cado. La palabra no significa sino que se la hace sig mfzcar. El yeso no vale como yeso, pero vale como fachada, la le la imaginación y del capricho. Es decir, hija del Espiritu. Vale como mil, como millones de fachadas.
Hasta ahora hemos asesinado la palabra, hablándola. Es preciso que la vivifiquemos hablándola, es verdad, peru sobre todo, entendiéndola. El diccionario es sólo la osatura del vocablo; el espi ritu lo posée y lo insufla el artista.
Tratemos la palabra como un espíritu.
Hemos hecho algebraica la palabra, matahdola de esié suerte. La hemos fijado en uno de sus gestos. Es prec150 resucitarla espiritualizándola, haciéndola gaseosa, lista Para cualquier plasmación. Amor, no significa nada por si. Significa cuando el corazón que la musicaliza y el cerebro quela piensa pone ºn el seno de ella un ímpetu estremecido.
51 cada palabra fuera una fórmula matematica nunca po driamos rebasarla; nunca podriamos expresar ideaciones o.
emociones nuevas. En el principio el verbo fué de Dios, pero, el hombre se olvidó de que lo fuera y lo corrompió haciendo º9n él fórmulas o anaqueles. Nacieron entonces los dic» cnonarios y las academias dela lengua.
49. A v Hay muchas artes poéticas. por que Ilº hi de haber un arte vital?
La palabra fluye; pero jamás fija. Fija, limpia y da esplendor no es sino una trampa o cebo paradógico, porque lo que está fijo no esplénde. porque carece de vibración, porque está muerto. Esplendor es vivacidad, fluidez, cambio, gaseosidad.
jóvenes: haced vuestra palabra gaseosa, porque vasos sólidos sólo podéis hacer con arcilla. Con palabra solo se hace espiritu y pensamiento.
Una cosa hace falta: gasí icar la palabra. Es decir, vitalizarla. El dogma es sólido, pero la sabiduría es gaseosa.
Poned la palabra al servicio de la sabiduría.
ESTANCIA Varón o hembra, es preciso que te expreses. Para eso has nacido.
El ojo de Dios te vigila. No hay cómo echarse a la bart ola. Tú crees que elysol se oculta cada tarde y que la aurora se desgafra cada mañana para que tu sigas pegado a la rocade los parásitos?
Debes saber que no habrá más crepúsculos y que tampoco Habrá más auroras sino arrojas los pies y las alas hacia el camino.
Dios no puede quedarse en ti petrificado. Por eso es que debes seguirle con los pies de tu carne y con los pies de tu alma. éste debe ser el sentido de tu goce: sentido del camino. En el ser no hay más que camino. Sin camino no hay Sol que duerma cada oche ni hay tampoco aurora que des pierte cada dia.
La parada tiene su castigo eterno: desandar lo andado.
y andar de nuevo. Todo camino es inexorable para nuestros ases. Dios no parece oneroso, pero lo es. Lo cargas sobre tus espaldas. Nada hay más responsable que tu espalda.
Puedes no sentir la carga, si quieres, porque eres libre; pero volverás una y otra vez a recomenzar tu destino.
La carga gravitará siempre sobre ti para que llegues a sentirla hasta la matadura. Sólo entonces serás responsable.
Desde la cima de la responsabilidad ya será posible que vislumbres tu estética y tu ética. Entonces habrás alcanzado a expresarte.
Tu eres camino y tu camino es expresión. ESTANCIA IV Expresado o cumplido ya, en tus múltiples responsabilidades, habrás finalizado tu cielo militante pero, a la par, que te expresas habrás de enseñar o adoctrinar. qué es lo que expresas?
Tu vida es grande porque es simultánea. Simultánea en su expresión y en su enseñanza.
Entonces entrará en función tu libertad y tu bondad.
Es perentorio que conozcas tu mensaje para enseñarlo.
Es preciso por ello que tu conciencia asuma el señorío de tu destino y de tu mensaje. Todos los seres y el mundo lo están esperando. Dios se revela por ti mismo y en ti mismo.
Te sentirás sagrado y humilde. la vez. Revelas y te revelan. Enseñas y te enseñan. Eres profesor y disci puto.