46 siguiente programa, que solo triunfó en 1890: federalización de Buenos Aires, libre navegación de los rios, fomen. to de la producción nacional por la atracción de la inmigración europea, pacifismo internacional; programa de acción que expuso e interpretó en sus dos obras fundamentales Bases y Estudios Económicos. Sarmiento después de 1852, encarna otro de los gra, ves problemas de la nacionalidad. la instrucción públicacompletando la actividad de Alberdi, sociólogo y economista. Fué entonces que conquistó la inmortalidad, como el educacionista más, dinámico de América Latina.
LA LUCHA DE CLASES EL MARXISMO La nuevas condiciones económicas creadas en el pais por el incremento de la población y de la producción nacional trajeron como consecuencia nuevos problemas sociales en todo identificables con los europeos. Apare ció el proletariado rural y el proletariado industrial al mismo tiempo que la clase burguesa nacida como un producto de transformación de la antigua clase feudal o como el producto evolucionado del artesano. Los obreros criollos no habían intervenido en el movimiento ideológico del país, solo ies sedujo el éxito personal e inmediato que tenían la esperanza de lograr en la montonera aunque fuera jugándose la vida, les deslumbró otras veces el fraseario de los caudillos, pero no existe nada que haga imaginar que comprendieron el ideario.
El movimiento, el choque de las ideas se operó entre las clases ilustradas entre las cuales no se contaban pro. letarios porque la educación intelectual era más que hoy un privilegio de los ricos.
dencias de Mitre, de Sarmiento, de Avellaneda, se difunde. 1a instrucción primaria entre las clases pobres; por otro lado el contacto con los trabajadores extranjeros, la propagación de conceptos más evolucionados de vida y aspiraciones politicas influenciaron el campo obrero y aparecen las nuevas modalidades de lucha de clases, se fundan las organizaciones gremiales, las de auxilios mutuos y las primeras organizaciones socialistas marxistas.
Desde mediados del siglo XIX habiase intensificado en Europa las nuevas formas de lucha entre asalariados y capitalistas, que hicieron de los obreros elementos conscientes dentro del campo politico. En Gran Bretaña el gremialismo se robustecia, en Francia se debatian vehementemente las cuestiones sociales, en italia y en España se arraigaban las concepciones místicas y violentas del anarquismc()6)a la sombra de la cultura y de la espantosa miseria.
Como una consecuencia inevitable la clase gobernan te de los diversos países europeos expulsaba a los más entusiastas, fué así como hacia 1874 arribaron a las costas argentinas, confundidos entre mansos inmigrantes. hom bres que eran portadores de una nueva fe. mediados de 1884 existían en Buenos Aires clubs socialistas: el club Vorwaerts, constituido por alemanes, el Club Les Egaux, constituido por franceses el Club Fas cio dei lavoratori, formado por italianos, y La Agrupación Socialista española, fundada por españoles y argentinos que se llamó después Centro Socialista Obrero. En 1894 el hoy senador socialista don Juan Justo funda la Vanguardia que más tarde sería el órgano del partido socialista que se constituyó definitivamente después de celebrarse el primer congreso, con asistencia de 19 centros socialistas y 15 sociedades obreras, el 28 de junio de. 1896. 7) Si esto sucedía en el campo politico proletario, en el campo sindical no habia menos actividad, el año de 1890 se funda la Federación Obrera de la República Argentina, en 1891 se realiza el primer congreso obrero, con asisten, cia de 29 organizaciones de las cuales 15 pertenecían a la Capital Federal, desde el 12 de setiembre del 90 circulaba un periódico semanal titulado El Obrero. Las diversas organizaciones gremiales de resistencia declaraban huelgas con propósrtos rewindicacionistas que orientaban los clubs Pero después de las presime socialistas, desde entonces data por ejemplo la lucha por la jornada de horas, por la abolición del trabajo nocturno; por la prohibición del trabajo de la mujer en las industrias que afectan su salud; por la prohibición del trabajo de los niños menores de catorce años; por la ins pección permanente de fábricas y talleres; por el seguro obligatorio sobre los accidentes del trabajo, etc. 8)
Después del primer congreso obrero se funda la federación obrera regional argentina) la cual, de acuerdo con la doctrina sindicalista, se ajusta a la acción directa antiestatal, pero no con mucha rigidez, pues, acepta recursos circunstanciales en beneficio de los trabajadores aim que no respondan estrictamente a esa doctrina. La actitud de la lejos de ser de vrgllante guardián de principios o teorias intangibles es la de estimulante entusiasta de las energías combativas (9)
Posteriormente la se divide y por último, después del décimo congreso desaparece virtualmente del campo sindical y es reemplazada por la unión sindical argentina) que no está adherida a la unión sindical internacional de Amsterdan, como la ni a ninguna internacional obrera.
La y la no son las únicas centrales obreras que figuran en la actualidad como organismos del proletariado de la República Argentina, existe además la confedereción obrera argentina) e instituciones amarillas independientes de gremios especiales.
Esta subdivisión de las fuerzas proletarias organizadas es paralela a la subdivisión de los matices doctrinarios de sus dirigentes y de la mayoria de sus afiliados a los diversos gremios que reunen las tres centrales existentes. La o por lo mismo la Federación Local de Buenos Aires simpatiza. con el socialismo comunista, la con el partido socialista y la desmedrada está dirigida por anarco sindicalistas irreductibles. LA OBRA DEL PARTIDO SOCIALISTA. Fundado el Partido Socialista Argentino por hombres de acción, de pensamiento vigorosas, como Juan Justo, don josé ingenieros, Mario Bravo, Enrique Dickmann, Miller y tantos otros, impulsó el movimiento obrero en su doble aspecto sindical y político con inteligencia e intrepidez. Los socialistas, tanto como los anarquistas.
contribuyeron a la organización de las masas obreras y principalmente a su ilustración, con sus periódicos, conconferencias y bibliotecas obreras. Los socialistas intervenían en cualquier conflicto obrero para orientarlo y ayudarlo a triunfar; en todo acto público, en toda fiesta, en toda manifestacion de la vida del proletariado argentino siempre estuvieron presentes los miembros del partido socialista. En las demostraciones de solidaridad obrera del lo. de Mayo los oradores socialistas entusiasmaban las multitudes en los comicios públicos, su actividad era infatigable, asi fué como pudieron obtener las simpatías de muchos miles de ciudadanos. que admiraban su programa de reivindicaciones inmediatas y que se interesaban por el triunfo de sus candidatos. El año 1904 fué elegido el primer diputado socialista, el doctor Alfredo Palacios. cuya brillante acción parlamentaria afirmó su mere. cido prestigio personal y robusteció la fuerza de su partido.
Desde el año 1908 al 12 el socialismo no tuvo re presentación en el parlamcnto nacional, debido a la oposición arbitraria del presidente de la República doctor Figueroa Alcorta; la ley de elecciones dictada por Roque Saenz Peña devolvió al Partido Socialista argentino sus posesiones parlamentarias. La obra legislativa delos socialistas que se debe especialmente a la actuación del doctor Alfredo Palacios, es liastante amplia. Existe una ley sobre descanso lnebdomadario, otra que reglamenta el trabajo de las mujeres y los niños, la de impuesto a la herencia para fines de educa ción, la ley de accidentes del trabajo, la ley de inembarga