Amauta 37 LA VID E. GONOÍWIGA i11a112as. Conmereio Llinéría. Industria Agricultura. Transportes. Seguros Garaadería Estadística inauguramos en este número una secci6n de necelidad fundamental para el estudio científico y orgánico de los problemas peYunnos que constituye, como anunciamos en nuestro artículo de prelentación, uno de los objetos sustantivo; de Amauta.
publicado en nuestro; números anteriores diversos ensayos económicos, entre los cuales recordaremos lo. de José Carlos Mariátegui En este mismo número aparece la primera parHemos. Jorge Basadre.
le de un trabajo de Mariátegui sobre el problema agrario, que concluirá en el número de enero. Pero, aporte de eno; estudio; panºrámicas, hace falta una lección que exponga, con dotes y cifras, el curso mismo del movimiento económico del pais, en sus diverso!
En ula sección no habrá campo para el debate doctriaspectos.
La economía explica, en nal; pero si para la acotación sintética.
nuestro tiempo, mejor que ninguna otra cosa, la vida de un pais.
Aún quienes no neepten el materiali mo histórico. mal entendido Cuando ¡e le concibe como una filosofia de la historia que reduce a ésta. binario de la economín. corivienen sin duda en que vivimºs una épocn singularmente dominada por los factores económi cos. Ningún trabajo nos parece, por eso. un concordante con nue iron punton de vista, elbozndos en los ensayos de Mariátegui fl) como el de ir diseñundo con datos y no. el perfil económico de la hietorin perulnn. Para esta labor, recurriremó: en. lgunos casos a la encuesta, nó. la que provoca un certamen de opiniones xene rican. convencionales. ino. lo que ¡llega elemento; par; la investigación metódica de un asunto, o invita a la; personas responubles y autorizada; a tomar polición frente. un problema. OrRanizaremos. nte todo, una encuesta sobre la litunción agraria de cada departamento, con el mayor ¡copio posible de dato; sobre la divioión de la propiedad, régimen de trabajo, etc.
FINANZAS Empréatito Nacional Peruano El Congreso ha votado una ley que autoriza la emisión de un empréstito que se llamará Empréstito Nacional Peruano, de monto indefinido, regido solo por la capacidad deudora del Erario, que es estimada sobre la base de la tercera parte de sus rentas. El objeto de este empréstito, que se colocará a un tipo no menor del 86 y con un interés no mayor del f. es la cancelación de los empréstitos externos actuales, por los cuales se paga un interés de Y 2v. r, con excepción del empréstito del guano que conforme al contrato respectivo no puede ser amortizado extraordinariamente antes de 1933. El sobrante del empréstito, que se emitirá.
en series, de cincuenta millones de dólares la primera, el Ejecutivo queda autorizado a emitir en una o más series adicionales otros 50. 00. 00. de bonos, en las mismas condiciones, se aplicará a la ejecución de obras públicas y en primer lugar de las obras portuarias del Callao. El Gobierno, en uso de esta autorización legislativa, ha suscrito el contrato para la emisión de la primera serie con un grupo de banqueros norte americanos (J. Seligman Co. The National City Bank of New York y The National City Company. quienes según se anuncia, colocarán una parte de los bºnºs en Europa. Este empréstito excluye toda garantía prendaria de rentas públicas; y es en esto que se diferencia principalmente de los empréstitos anteriores que ponían en manos de los Pl estmistas la recaudación de las rentas afectadas, como garantía, a su servicio. Véase en el No. de Amauta el estudio de José Carlos Mariátegui, LA EVOLUCION DE LA ECONOMIA PERUANA. ja ¡le Ahorros de Lima, marca un descenso en 1926.
Recaudación de las Rentas Públicas Ha aprobado también el congreso un proyecto de ley que concentra en la Caja de Depósitos y Consignaciones, a partir del lº de enero próximo, la recaudación de todas las rentas de la Re pública sea cual fuere su origen y denominación, exceptuando por ahora unicamente las rentas afectadas como garantía especifica de empréstitos externos y cuya recaudación mientras estén vigentes los respectivos empréstitos, se encuentra encomendada irrevocable mente a entidades especiales, en conformidad con los respectivos contratos de empréstito. Se exceptúan también, hasta que el Poder Ejecutivo lo considere conveniente, las rentas de correos y telégrafos:y las de Aduana que no se hallen afectadas como garantías especificas de empréstitos externos (Art. lº) Esta ley, sometida al congreso, al mismo tiempo que la del empréstito, contempla así la restitución al fisco de la administración de las rentas afectadas a los empréstitos externos.
BANCOS Las cifras totales de los balances de los 12 bancos establecidos en el Perú, correspondientes a 1926 son las siguientes, conforme al Atracto Estadístico del Peru. del cual las tomamos: Capital pagado. Lp. 606. 027 Fondos de Reserva y otros 906. 810 Depósitos 16. 951. 208 Préstamos y descuentos 16. 186. 395Encaje. 630. 645 El capital, reservas, dividendos y utilidades de los Bancos constituidos con capitales nacionales, ascendieron en el mismo año de 1926 a las siguientes cantidades: Capital. Lp. 731. 027 Reservas. 905. 903 Dividendos. 243. 714 Utilidades. 442. 585 Las cifras de capital y reservas bancarias acusan una ininterrumpida ascensión de 1897 a 1926. En las cifras de depósitos y préstamos y descuentos, la linea de ascensión naturalmente no presenta la misma continuidad.
CAMBIOS La cotización de la libra peruana en New York el 21 de di ciembre en como fué de 93 dólares. En 1926, como se recuerda, el cambio sobre New York bajó, en el mes de octubre, hasta 50 por libra peruana. El cambio más bajo de diciembre del mismo año fue de 52 El descenso de nuestra moneda, que durante los años de 1923 y 1924 se había mantenido por encima de 4, no llegando sino en sus minimas. a 90, empezó en julio de 1925, año de las lluvias y de la depresión del volumen de nuestras exportaciones, con una baja a 87 que debia acentuarse en los meses siguientes. El curso más alto de la libra peruana que registra la estadistica del periodo 1002 1926 es el de mayo a junio de 1918 en que la libra peruana se cotizó hasta a 65.
AHORRO El movimiento de los depósitos en cuenta corriente de la. aLos depósitos del año ascendieron a Lp. 365. 205 contra 410. 971 de 1925 y 401. 859 de 1924. Lo pagado en el año sobre pasó la cifra de los depósitos; subió a Lp. 402. 5! Esta disminución no se explica