. tancia para el pueblo de los Estados Unidos. Centro y Sur América.
asunto, tuvo lugar en Washington, no ha mucho tiempo. do positivo y si fuere necesario, hasta agresivo. 32 una solución pronta y enérgica, cuyo resultado sería de in calculables beneficios para el pueblo americano. Esta cuestión envuelve en si otra de suprema impor haciendo grandes esfuerzos para obtener el comercio con Temendo por único objeto este una conferencia de las naciones Americanas (primera conferencia pan americana celebrada en 1890) y hasta hay un proyecto de un ferrocarril inter continental para estrechar más los lazos entre todas las repúblicas americanas.
Pero silos poderes extranjeros pueden anexarse libremen te los territorios de Sur América y apoderarse de las vias de comunicación de este continente, entonces la susodicha conferencia no es sino una solemne farsa y la doctrina de Monroe una ilusión. El comercio extranjero de Centro y Sur América asciende a la enorme suma de 850. 000. 000 anualmente. De esta suma solo 420. 000. 000 representan las mercancias que se importan delos Estados Unidos y de Europa. de esta suma total los Estados Unidos solo tie: nen 130. 000. 000 y de ésta. 40. 000. 000 representan las exportaciones de los Estados Unidos. Teniendo en cuenta nuestras facilidades manufactureras y la invención mecánica de nuestros obreros, asi como la cercanias de esas re giones, nuestra política debería obtener la mayor suma posible de ese comercio que actualmente monopoli zan lnglaterra, Francia y Alemania. Pero es imposible lograr esto con una política indiferente y de espera, sino de un mo Agrégue se a ésto el significante hecho de que no está muy lejos el dia en que se abrirá una nueva linea de comunicación a traves del istmo. Esa comunicación seria en el lenguaje de.
un presidente republicano en su mensaje el Congreso. Una parte integrante del litoral de los Estados Unidos.
La Gran Bretaña desea obtener el dominio de esa parte de nuestro litoral. El llTimes de Londres nos dice que la posición de inglaterra, con relación al canal, es inexpugna ble y que a inglaterra importa que se conserve la libertad del comercio internacional pues sus posesiones en las An tillas y en Honduras, la que convirtió en una colonia en flagrante violación del tratado de Burwer Clayton, como bien dijo Mr. Blaine en la cuestión referente que sostuvo con Lord Graville, le dan en efecto cierta superioridad en esas regiones que nosotros no tenemos. Queremos fortalecerla y hacer caso omiso de sus pre tensiones permitiéndole que proceda de idéntica manera que en Asia apoderándose de territorios en Sur América y convirtiendo el RíoOrinoco en rio británico. El valor politico y comercial del canal fué definido claramente por Patterson hace doscientos años, cuando dijo. El tiempo y los gastos de la navegación a la China, al japón, las islas Sandwich y la mayor parte dela india Orien tal serán reducidos a menos de la mitad y el consumo de las comodidades y manufacturas europeas vendrá a ser el doble;y aún más, esa puerta de los mares y llave del Uni versa hará que, con un buen manejo, sus dueños dicten las leyes en ambas océanos y sean las árbitros del nzundo. Hace ya algunos años que en un informe remitido al Secretario dela Marina de los Estados Unidos se dijo que lo construcción del canal ahorraría las siguientes distancias sobre la ruta del cabo de Hornos: de Nueva York a Shanghai 11, 600 millas a Valparaiso 8, 100; al Callao 10, 000; a San Francisco 14, 000; a Cantón 10, 900, y a Calcuta 9, 600.
Reduciria en debida proporción, la distancia a la Australia, Nueva Zelandia y otros países.
as perso p adamente a (que tengamos una politicaexterior olvidan que no es politica exterior proteger nuestros propios intereses. Ademas, los Estados Unidos están llamados a ser la nación comerct al del porvenir, que mouopolizará el comercio del hemisferio occidental, con exclusión de la Gran Bretaña u otra nación cualquiera. Pero esto no se logrará fácilmente sino cuando la Doctrina de Monroe equivalga a algo mayor que una tradición. Nuestros Secretarios de Estado en Washington Estamos AMAUTA han observado hasta ahora una politica negativa en lugar de ponerlos crrnientos que soportarán el edificio de la su premacía Americana, ya sea comercial como políticamente.
en el hemisferio occidental, y obtener el lugar que nuestra pos¡crón nos concede en el comercio de las naciones Ameri canas según ha delineado recientemente el distinguido y sa bio Secretario de Estado. el Honorable Mr. Blaine y que ha merecido apoyo decidido del Presidente Harrison. Para lograr esto los Estados Unidos no necesitan adop tar ninguna nueva o agresiva politica. Todo se reduce a decir apártense a cualquiera nación que pretenda ejercer su dominio dentro de la órbita comercial y política de los Estados Unidos. Tomado de La Doctrina de Monroe, inglaterra y Venezuela. Discurso de Mr. John Rooney.
Documento encontrado en la Bibliºteca Nacional de San lo sé de Costa Rica. Todo lo que Mr. Rooney soñaba. y deseaba para su patria se ha realizado. Estados Unidos ha desalojado a los europeos de nuestro Continente, entiéndase bien, como fuer za política y económica; controla todas las finanzas de nuestras repúblicas independientes. corrompe Gobiernos e impone Presidentes; son dueños absolutos del Canal de Panamá, y han cerrado toda posibilidad de que se abra otro en Nicaragua, por cualquiera otra nación.
Tal es la eficacia al presente, del Derecho internacional Público delos Estados Unidos. Ahora, la Doctrina de Monroe. ya no es una vana ilusión sino una pura y verda dera realidad. Y, si ha servido ciertamente, esa doctrina, cuando las Estados Unidos fueron fuertes, para evitar las colonizaciones de las potencias imperialistas de los países europeos. ella se ha tomado ahora, en el instrumento co lonizador mas perfecto de estos tiempos. Las repúblicas hispanoamericanas, con la moderna transformación de la Doctrina de Monroe, que consiste en reconocer gobiernos surgidos de Golpes de Estado. como sucedió con el Go. bieruo del General josé María Orellana, en la República de Guatemala, que escaló el poder en virtud ¡del golpe de estado del de Diciembre de 1921, y aún contra las Convenciones surcritas en la Conferencia sobre asuntos centroamericanos. reunida en Washinton, el de Diciembre de 1922, como acaba de pasar con el reciente Casa de Nicaragua. reconociendo al Gobierno de Adolfo Diaz, instigador del Golpe de estado de Emiliano Chamo rro, las Repúblicas hispanoamericanas, repetimos han llega do a ser semi colonias de los Estados Unidos.
Contra la expansión del Derecho Internacional Público de los Estados Unidos de nada ha servido oponer nuestro Derecho Internacional Público Hispanoamericano. Se per, dieron en el vacio los nobles esfuerzos de Luis María Drago, que creó la Doctrina dela no compulsión de las deudas por medio de la fuerza armada; la de Venustiano Ca rranza sobre la no intervención de pais extraño en los asuntos internos en nuestras repúblicas y la de Salvador Ro dríguez González, no de Carlos Meléndez. como acostumbra llamarse que declara la libertad del litoral del Golto de Fonseca, que se enajena para la construcción de una base naval norteamericana, en virtud del tratado BRYAN CHAMORRO, tratado que es ilegal, por cuanto Chamorro enagenó el Golfo de Fºnseca, que no pertenece exclusivamente a Nicaragua, sino a El Salvador y Honduras. América Central. De todo lo expuesto hemos sacado las siguientes CONCLUSIONES: laÍ El estudio del Derecho. Constitucional de los Estados Unidos, no nos da una concepción nueva del Es tado, sigue siendo el. Estado Poder, base de la Demacracm Burguesa Individualista.
2a. Ei estudio del Derecho internacional Público de los Estados Unidos, no nos da una concepción nueva del Dereeho internacional Público. sigue siendo la mamfestación inmediata ydirecta del ESTADO PODER. CASTRO Morun5.