AMAU A Esfádos Unidos enrila1 Hisi0l ia del POR CASTRO MORALES ESTADOS UNIDOS EPI LA HISTORIA DEL DERECHO CON5. ÍITLICIONAL Estados Unidos, esa inmensa república del norte, no obstante de ser para nosotros los hispanoamericanos, los iberoamericanos, los ¡ndoespañoles, los latinoamericanos, o como quiera Ilarnársenos a nosotros hijos delas antiguas. colonias de Espana y Portugal, más que un brote vigoroso, definido y perfecto dela cultura occidental europea, surgido en las fecundas e inexplotadas tierras de la América septentrional, sus instituciones políticas y sociales, que han informado toda su Historia del Derecho, no tienen, con respecto a las instituciones políticas y sociales de Europa. diferenciac10ne5 de forma ni de esencia. Al historiador, el sociólogo, el jurista, solo puede apreciar allí hechos cuan titativos, pero nunca hechos diferenciales y cualitativos ¿con relación aEuropa. Usaremos el sustantivo hispanoa mericano para denominar la cultura que se inicia en las repúblicas del Continente Americano que no tienen como lengua materna, el idioma anglo sajón. El hecho histórico que nos apoya; para afirmar que Es, tados Unidos es una mera prolongación dela cultura occidental o europea en el Continente Americano, es el hecho de la conquista, El anglosajón que conquistó Estados Unidos, repre sentativo del estadio superior dela cultura occidental (industriaiismo, capitalismo) arrasó hasta sus últimas raices, los sedimentos indígenas que yacían en su territorio. Los conquistadores anglosajones conservaron su unidad étnica. Véase Sociologia Argentina de josé Ingenieros y Deca dencia de Occidente de Oswald Spengler. Los conquistadores españoles y portugueses, en cambio, no procedieron lo mismo, no acabaron con los sedimentos étnicos que poblaban las regiones conquistadas mayas quichés, quechuas o incas, etc. antes bién, se vincu( Viene de la página 16)
extranjeros y nacionales. Tener riqueza en la forma que tie. nen los bolivianos es no tener riqueza absolutamente. El dependiente de tienda que responde al cliente cuando inte rroga por un artículo; todavía no nos ha llegado esigual al bolivianoque habla de sus riquezas. Pero digamos en verdad y que reflexionen los bolivianos. cual es la riqueza que poseen? El boliviano en su 90 por ciento es más pobre que Aman y tan misericordioso como Lázaro. el boliviano en su 95 por ciento per manece ignorante. De esta ignorancia es pues que se apro vechan los burgueses y los capitalistas para explotarlo. Es por esta ignorancia. y este oscurantismo medioeval y con Prácticas medioevales, que estamos dominados por politiquerosy caciques. Es por esta ignorancia, que existen castas privilegios, y por esto, que el boliviano se arrastra y. e envilece. esta ignorancia la mantienen las clases Ecntes a pesar de sus protestas de progreso y altruismo; Esta ignorancia la mantendrán el mayor tiempo pos¡ble Pºr que conviene a sus intereses y a su explotación.
El mal está en pié. Sólo un grupo de fanáticos y de amantes del pueblo puede liquidar esta ignorancia. los universitarios les está encomendada la obra. El primer pa so a dar esla reforma universitaria. No podemos hacer na da. si los profesores y los hombres de ien :ia, son nombrados pdl el capitalismo por los gobiernos encargados de defender los privilegios de las clases conservadoras.
Sólo una juventud esencialmente revolucionaria y apa y sionada de las ideas nuevas, puede levantar a las masas y sacarlas de su oscurantismo y de su esclavitud29 Dereoho laron con ellos. En la actualidad, en las repúblicas de ha. bla castellana y portuguesa, existen millares de indios y mestizos. Estos dos hechos fundamentales han determina do proyecciones diferentes en el alma de estas dos gran. des porciones de América. Y si afirmamos también, quela cultura de los Estados Unidos no se diferencia formalmente ni esencialmente de la occidental. es porque estudiando sus monumentos ¡uridicos y políticos único punto de vista que trataremos de. abordar en este trabajo encontraremos que los principios. fundamentales que la animan son los mismos que animan a la vieja Europa. Entremos, por ejemplo, en el terreno del Derecho Constitucional, y empecemos naturalmente, porla Constitución; el monumento jurídico político más perfecto del mundo. según el decir de muchos juristas y publicistas eminentes.
El sabio inglés Sir Henry Maine ha dicho en su libro sobre el Gobierno Popular, que la Constitución delos Estados Unidos es, con mucho, el instrumento más importante delos tiempos modernos. Mr. Gladstone, hasta donde yo puedo juzgarló, dice, la Constitución de los Estados Unidos es la obra ¡más perfecta que en toda. época ha salido del cerebro y de la voluntad de los hombres. Otrog inglés, Lord Bryce ha escrito. que, la Constitución de. los Estados Unidos ocupa el primer lugar entre todas las cons tituciones escritas porla excelencia intrínseca del plan, su adaptació a las circunstancias, la sencillez, la brevedad y precisión del lenguaje, así como su juiciosa mezcla de rigor en el principio yde elasticidad en los detalles. Pero. veamos, penetremos en la intimidad de ese momento preguntémos. Cuáles son los principios fundamentales juridico filosóficos que dieron forma y vida a ese menu; mento. No fueron, acaso, los mismos principios jurídico filosóficos que se vaciaron en la famosa declaración de los Derechos del Hombre de 1789 y en la Constitución de. la gran República Francesa de 18752 Los mismos. Los mismos principios que moldearon después todas las. Constituciones de las monarquías constitucionales de la vieja Europa, yque son la conquista más alta dentro del terreno filosófico, jurídico y social de la cultura europea. Es fala cia; pues, afirmar lo contrario.
Esos mismos principios, gestados en el desarrollo de. la economía individualista, que hicieron a las más conspi cuas representantes de aquella cultura: Inglaterra, Francia.
Alemania eltaiia, capitalistas primero, imperialistas después, son los que han hecho delos Estados Unidos la nación capitalista e imperialista más formidable de esta ¿poca.
La Constitución de Estados Unidos no presenta, como hecho diferencial delas demás constituciones escritas, más que este: que es la única Constitución que menos re formas ha sufrido desde que se promulgó. Lasdiez primeras enmiendas adoptadas en l790 no eran propiamente hablando, moiificación a la Constitución, sino más bién adiciones destinadas a suministrar ciertas salvaguardas que no existían en el documento ºriginal. Sólo en 1913, en que se adoptó la elección popular de los Senadores de los Esta. dos yei Derecho de Sufragio a las mujeres, se puede decir que hubo una verdadera reforma, una democratización de la Constitución, como dicen los mismos publicistas norteamericanos. El hecho de la reforma a largos intervalos de tiempo, hacia exclamar al Profesor Dicey que el soberano de los Estados Unidos (la Constitución) no ha despertado sino una sola vez en 90 años, que habia sido necesaria la catástrofe de la guerra civil para turbar su reposqy que era dudoso que otra cosa que no fuese una revoluc16nloincitase otra vez ala actividad. Veamos en qué se funda ese hecho. La misma Constitución lo informa. Ella dice, por