w 552 AMAUTA Pon JORGE. Núñez NUESTRO. NACIONALISIWO Dilucidemos la oposicion entre la tendencia nacionalista que sostengo y la orientación humanista de Ulloa. Sc. gún su modo de pensar. mi ideologia denota cierta lrosti lidad hacia la inclinación de los jóvenes por los grandes problemas de la vida contemporánea estudiados en la literatura económica y social extranjera. aquí viene lo más mteresante. Continúa Ulloa: al vez si aquella h)stilidnd es más de forma que de fondo, pero tema, sin precisar por q! lé. que sea más de fondo que de forma. La orientación nacronahsta a que se refiere el doctor Ulloa, está sintetizada en el Mensaje publicado por algunos diarios y revistas de América, que red acté en junio de 1926. En él puede leerse: No pretendemos con nuestro nacionalismo revolucionano encerrarnos en estrechas fronteras, desligándonos de la Vida de otros pueblos y de otras razas, como podrían creer los neófobos y retardados. El cielo cultural contemporá neo ofrecería justas resistencias a esos ideales a esas orien tac10nes. Cabalmente, por que la nueva generación se ha vinculado de más estrecha manera con el nzodus vi vendi. las razas occidentalistas y de los pueblos del Oriente lil ¡tario, es que desea hacer un riguroso examen de conciencia.
para no obstruir con forums coloniales e imperialismas malsonos, el ferviente anhelo de nueva vida que agita a la hu manidad presente. No se encuentra, en ningún caso, con tradicción entre nuestra orientación nacionalista y las fór mulas sociales aconsejodas por las generaciones nuevas.
En la carta del doctor Ulloa no se hace referencia al nacionalismo revolucionario, expresamente estudiado en el mensaje a que antes se hace ¿ilusión. únicº nacionalismo de que podría hablarse en estos tiempos. Hago hincapié en que, como se lo manifestara también a José Carlos Mariátegui, la juventud nueva debe ser un tanto realista y desconfiar no poco de la poesía. El fondo del nacionalismo revolucionario se explica con solo estudiar las co rrientes espirituales que van informando la nueva culturaCon este criterio realista, recomiendo a Alberto Ulloa ana. ma que presta dinero y exige intereses afecta directamente al pueblo, al país. Ves tanto la clase obrera como la clase media y el pequeño comerciante quienes tienen que alimentar con su esfuerzo económico el. pago de intereses de esos emprestztos, de esas inversiones del imperialismo en nuestros pazses. Este es una forma diferente de explot. cidu pero es también explotación.
Sl pasamos a los ferrocarriles encontraremos el mismo fenómeno. Un. ferrocarril concedido a empresa extrangera en pago a como garantía de emprestitos, implica la explotación del publico es decir del pueblo bajo Informa de altas tarifas. servzcio deficiente, etc. esto no solo afecta a ¿a clase trabajadora sino también a la clase media, al pequeño comerciante, al pequeño propietario. No se puede transpor tar mercaderia ni productos sin pagar grandes precios.
Las empresas ferrocarrileras cedidas al extrangero vale de czral imperialismo. implica formas de explotación sin li mite de nuestros pueblos.
LAS CLASES MEDIAS LOS EEQUENOS PROPIETARIOS DEBEN SER ALIADOS NUESTROS En estas breves lineas he querido demostrar sintéticamente las razones ecºnómicas que imponen a las clases lnedtasa estaral lado de nuestra lucha contra el imperiolismo en América Latina. El fenómeno es semejante en cualquter país. El imperialismo implica la explotación general de nuestros países no salven sus clases obreras y campesinas 8lll0 tambien en sus clases medias. Afectado la producción agricola rndustrial por la explotación directa de la empre sa e xtrangera, por las contribuciones cada vez más elevados a fin de pagar los intereses de los emprestitos, por las altas tan as de losferracarriles hipotecados al extrangero, debilitado el comercio por las tarifas aduaneros, cada vez más alta a fm de servir de garantia a los empréstitos o de er ¡mltbrar las rentas del erario debilitados por los obligaciones de la deuda pública. la economía nacional de nues. tros paises latina americanos se desquicia sin remedio. En los paises donde ciertos recursos nacionales. cierta nqueza propia está libre, se puede esperar de ella la res tauraczón del equilibrio. Pero en los paises donde todas las nquezas naturales ya están en manos extrangeros o es tán afectadas. donde los transportes taman estan enmagz svad el unpenalismo, la situación es mucho más difícil de LA NACIONALIZACION Nuestra lucha contra la venta de nuestros países al impenal:smo lleva en sus banderas una palabra salvadora. Nacionalizacio n! La nacionalización de nuestra riqueza es la unica garantía de nuestra libertad. Entregar la ri queza de nuestros pueblos al extangero, es entregarlos a la esclavitud. No ha y libertad política, ni social, Ill individual, sin libertad económica. Un pueblo como un hombre que es ta en manos de sus acreedores, que tiene llipotecadás sus fuentes de recursos, son puebla ylio:nbre perdidos. La u niea palabra y la única acción salvar ora es la nacionalizacio Pero para eso necesitamos que la conciencia latino americana despierte en cada país dándose cuenta del peligro tremendo. Nicaragua, San to Domingo, Haiti, Panamá. no son sino ejemplos de lo que ocurrirá FATALMENTE a todos los demás paises si continúan en la loca política financiera de entregar nuestros recur sasºal imperialismo.
TODA LA AMERICA LATINA DE PIE Nuestro Partido Anti mperinlistd es una Alianza Popular Alianza de todas las fuerzas populares nacionales afectadas por el imperialismo. Alianza Frente Unicode las clases productoras (obreros, campesinos) con las clases medias (empleados, trabajadores intelectuales, pequeños propietarios, pequeños comerciantes etc. Nuestra APRA implica pues un partido de Frente Unico nacional, popular.
Asi fué fundada en 1924 y asi Subsiste hasta hay probando con la realidad misma su necesidad. Nuestra misión histórica como Partido es la de alejar el peligro imperialista de nuestros países. Los cinco puntos de nuestro programa fijan bien claramente los grandes medios para la realización de este fin. Unidad politica y económica de Améri ca Latina, Contra el imperialismo yanqui. Nacíonalizacián de la riqueza, Internacionalizacián del Canal de Panamá, y Solidaridad con todos los pueblos y clases oprimidas.
Nosotros somos pueblos oprimidos y nacionalidades en peli gro de desaparecer. el coloniaje bajo la forma actual, o la libertad bajo el programa de la APRA. Por eso insistir: mos siempre en la repetición del lema de nuestra Partido. Contra el imperialismo yanqui, por la Unidad de las puelblos de América, para la realización de la Justicia So cia. HAYA DELATORRE.
Londres, febrero 1927.
NOTA. La Filial de Córdoba (Rep. Argentina) de la UNION LATINO AMERICANA, ha dirigido un manifiesto a los intelectuales de América proclamando como su programa el de la APRA formulado por Haya Del. 1torre en México al entre rar la bandera de la nueva generación revoluciongría el de mayo. 1924. anmmmmú nmmñvn menw