40 justificar la accidn traidora de un Adal o Diaz por ejem. pla? Luego, ser anti imperialista es luchar a la vez por la libertad de un pais y contra la opresión y explotación de sus ciudadanos. esa lucha es nuestra lucha: contra el im perialisma yanqui, por la unidad de los pueblos de América.
para la realización de la justicia social.
LA GENERACIÓN PREDESTINADA Nuestra generación verá y será actora dela lucha definitiva de América Latina por su libertad. Nicaragua, Pa namá, Cuba, Santo Domingo, Haiti, no son sino avanzadas.
anuncios de la gran epopeya. Los viejos caerán quedare ¡nos nosotros grávidas de responsabilidad. La generacion que pasa se marcha avergonzada. Nos ha aturdidacon problemas pequeñas para escandernos el gran peligro. Pera la historia Iraní justicia. La historia nos juzgará y es juzgará. Que trágico cncia y que formidable maldición hay en ese silencio que ¡esa sobre Porfirio Díaz! La ciu dad de Mexico cruzada de avenidas y exarrfada de manu. mentns es el recuerdo de la que significa el progreso arti ficial cuando es el precio de la libertad de un pueblo. Pero América Latina joven se alza a tiempo. Nas enorgullece que el grita de alarma y el mandato de organización delas falanjes nuevas haya surgido del Peru nuevo, del Perú que lleva en su verbo de incitación la palabra rotunda da Gonzalez Prada que sigue desde la tumba llamando a los jovenes AM Alu A a la obra. Tarnbie la voz de los viejos Incas nos llama al deber. Parece que nos dijera: ahí está nuestra obra destruida, ahí está nuestra maravillosa organización económica, ahí está nuestro socialismo, ahí está nuestra raza para redivivirlos. Organizad vuestra economia desquiciada y colonial en un sistema propia, inspiraas en el nuestro y salvad Arné rrca.
RESPONSABILIDAD Sobre nuestra sensualidady nuestra miopía ambiente se alza la voz de esta generación proclamando la palabra nueva. Sobre el festín trágico de los privilegiadas. el joven de las vanguardias latinoamericanas, prascritay vidente, lanza el grito de peligro. Mirad al Norte! Pero mientras los cañones del imperialismo pesan ya sobre Nicaragua, el festín continúa. Frente a la generación que declina, sensual y cul. pable. se yergue la juventud sacrificada. cubierta de heridas.
perseguida y ultrajada pero dueña de su repansabilidad.
El peligro y el deber la Iran ¡lecho olvidar viejas y necias diferencias. 4 (Viene de la página 8)
interesada en la colonización de la China. Hemos ¡visto ya que esta burguesía. para luchar contra el nacionalismo. dejando subsistir la xenofobia, había inventado el panasiatismo. Igualmente, para luchar contra la ideología revolucionaria, apeló al reformismo.
La burguesía japonesa intenta en la China, apoyándose en el ala derecha del Kuo Min Tang, organizar sindicatos reformistas cuyo fin será el de desviar a los trabajadores de la lucha de clases. Es por esto que a instigación de los sindicatos reformistas japoneses se ha proyectado una conferencia obrera a la cual están convocados los lideres de Amsterdam. Así el capitalismo japonés ensaya luchar contra la influencia que los comunistas han llegado a adquirir sobre la clase obrera china en el curso de las huelgas famosas de 925. Pero es demasiado tarde o demasiado temprano. El mºvimiento nacional chino evoluciona a una velocidad tal. siguíendo un ritmo revolucionario tan potente que toda tentativa para abatir las fuerzas populares nos parece de fijo condenada al fracaso. Por otra parte nunca ha sido tan tensa la situación entre los imperialismos rivales del Pacífico. He aqui lo que escribe Heller a este respecto. El vasto movimiento nacional y obrero que se ha exten dido ampliamente en el Pacífico y que ha abrazado la Co rea, la China. las Islas Filipinas, la India, la Indo China, no hace mas que acrecer y envenenar los antagonismos en el campo de los imperialismos. Todo el enorme Océano Pacífico está transformado en una polvorera grandiosa que amenaza producir una explosión de una violencia sin pre cedentes. Esta explosión provocará inevitablemente una guerra mundial cuyo efecto destructor y todas las conse cuencias es difícil representarse claramente.
Esta visión de Heller sobre porvenir próximo, la compartimos enteramente; y»ala eventualidad de tal conflicto debemos prepararnos. La guerra europea de 1914 ha tenido como consecuencia liberar a un pueblo del yugo capitalista, la Rusia. Que una nueva guerra estalle mañana en el Pacífico u otra parte y el proletariado, si sabe obrar revolucionariamente en el mundo, asegurará su salud derribando el régimen burgués. también. estén al Este. o al Oeste los campos de batalla futuros, con un pié so bre los dos continentes, vela la Nosotros po han a ela lo ala metrópoli pidiendo que se acabe con la ciuda dremos, decía Trotsky, estar hundidos hasta el cuello en nuestros presupuestos. en nuestra Nep, pero respondere.
mos sin vacilación y sin retardo al llamamiento: somos revolucionarios desde la cabeza hasta los pies, lo hemos sido, lo seguiremos siendo hasta el fin. Será la revolución china la que pondrá el fuego en la pólvora. MARCEL FOURRIERL (l) Kuo: Nación. Mín: pueblo. Tang: partido. Z) He aquí una cita tomada de la obra de Grousset El des ertar del Asia sobre la riqueza del subsuelo de la China: Cuando as hulleras de Europa se agoten, la China tendrá más reservas de hulla que todas las otras comarcas del mundo: sus yacimientos se extiendensobre una superficie superior a la superficie total de Francia: 600. 000 km. cuadrados. Todo el Norte de la China: Tchi Li, Shang Tung.
Chang Si, Cheng Si, Kan Su y una parte del Sur, Hu Nan, Kuang Si. Yun Nan, no son mas que una inmensa sábana de carbón. El mineral de fierro no es menos abundante. La industria japonesa. después de la nena, ha tomado un im pulso pro. ligiuso (doce altos hornos y 300. 00 toneladas de fierro en 191 i; 54 altos hornos y 675. 000 toneladas en 1918. Pero para alimentar sus nsinas, le falta fierro y bulla (el japón debe importar cada año 171. 000 toneladas de carbón y de coke. De donde la necesidad de aseurarse las hulleras del Shang Tung, del Chi Li, del Hu Nan etc. y el ¡erro del Chang Si y del Citi Li. Es esta imperiosa necesidad econó mica la que lo empujó a instalarse en l915 en el Shan Tung. t) Este pasaje es además por Heller en su estu lo muy notable sobre la lucha en el Océano Pacífico, publicado por el número de abril y mayo de la Acuerdo concluido en 1908 y que produjo la clausura de los EE. UU. a los emigrantes japoneses. O) En realidad, los acontecimientos se desarrollaron de una manera mucho mas compleja. Para no alargar sobre medida este estudio, no hle hecho sino simplemente registrar el resu¡tado final de este con ficto. 7) Cantón, silua 1alrente. la posesión inglesa de Hong Kong. tres horas de travesía, se ha convertido para Inglaterra en una verdadera ob sesión. La huelga textil de 1924 en Hong Kong, que causó. ln lalerra pér didas considerables, fué sostenida enteramente por Cantón. ant6n emprendió el boicoteo de Hong Kong; Cantón organizó en torno de la. isla inglesa una guardia efectiva, impidiendo el enganche de rompehnelgas. Se comprende el odio feroz que anima actualmente. lngla terra a su respecto. Cien veces los comerciantes ingleses de Hong Kong ro¡a.
Pero ng aturra, aunque relorzando sin cesar sus armamentos. no ha osa lotodavía entrar en lucha armada contra Cantón. inglaterra. no olvida que sus rivales eljapón el primero sacarían partido de una lucha entre ella y los ejércitos nacionales. después. en la hora actual, ha tirse contra Cantón. no equivaldría a arrojar un desafío a toda la China. Expreso aqui la opinión de Voitinsky, en un estudio mu interesante: La situación en China. publicado en el No ll dela uter nacional Comunista.