36P ob. M un grito de angustia ancló. en mi corazón. desde hoi desde aquel hoi me voi rastreando el alma de mi MADRE cada huella de sus pasos es una ESTRELLA. donde ha descansado hemos brotado. NOSOTROS como unos desafios. al cansancio del caminante que se desentumece ante el GRITO JULIAN Pei novrcx TARDE DE injustas prerrogativas no parezca un triunfo del pueblo elti na, sino una merced del gobierno de su graciosa Majestad.
Es como si España recaperase Gibraltare Inglaterra quisie ra abligarnas a no tocarla hasta que ella no nos eaneediese el favor de su autorización. e. Igual es el caso en China. Un pueblo de gentes tan sensibles a sus derechos individuales comº el ingle no advierte hay la absurda de invocar las derechos de Inglaterra en Chína. Inglaterra no tiene derecho alguno en China cama no le tiene en Gibraltar. Esos tratados en cuyo nombre ha blan hay algunos ministros e innumerables reaccionarios, no tienen valor ninguno, parque Izan sido impuestos por la fuerza.
Si todo esta se realizara en otra parte del mando y na eomprarnetiera intereses británicas, de Inglaterra, del buen sentido del hombre inglés y de su admirable concepto del. derecha, saldrian, sin duda. las más exactas elucidaeiones del casa. Pero el orgullo le impide hay a Inglaterra dilueidarla con idénticas claridad y exactitud. La vieja. áspe ra pasión ha ascureeida su mente. Inglaterra está en la inminencia de ir ciegamente a un conflicto muy grave. Can excepción de la de Lloyd George, apenas se han dejado oir, para advertirla el peligra, unas cuantas voces tímidas. En el fondo, la misma pasión ha inflamado a todas las almas. an Lloyd George ha tenido la fuerza espiritual suficien. te para librarse del orgullo. Los demás siguen dejándose gobernar por él, o disimulándula. CESAR FALCON.
Londres.
AMAUTA ALDEA sobre la ventana blusa de organdie rosa era el viento en este rato mirando a la esquina habría terminado todo el rompe cabeza que nos enloquecia. daba en continuar sensación de un clavel rojo el mismo telón cursi hasta dejarno. los ojos ciegos si hubiéremos conseguido un espejo cóncava no estarían en los cántaros las violetas marchitas de allí que el momento fué obtuso para la pobre niña que sembraba amapolas sin que existiere un cine a media penumbra pasó proyectándose a saltos una pareja en negro Huoo MAYO. Guayaquil Ecuador O M ¡A. Dejamos el corazón con el sombrero CONTRASENA Nº. y los guantes. y el bastón en la garita del portero Deja el tiempo caer semillas de segundos.
La sombra se ha enfilado en las escuadras de tu cuarto (por la herida de la ventana. se ensarta un silbido de luz. El viejo tedio se ha fumado en su pipa milenaria el tabaco perfumado de nuestra voz.
El reloj ha mordido el último milímetro de cuerda.
PENSAMOS EN VOZ BAJA.
TODO se desnuda lentamente en NADA Por la herida que apuntala de luz la ventana se descuelgan miradas de noche.
El sonido se ha estirado en su ataúd de sombras entre los cuatro unos de nuestras pupilas. Ya todos los pasos los vendimos a un viejo paralítico. El puede cortarlos corriendo en su silla de ruedas que teje el encerado de paralelas)
El silencio también se envenena. de SUENO CESAR ALFREOO MIRÓ QUESADA.