U1M ANR ART. t. a. VOTO ENCONTRA. Amauta. EL PROBLEMA INDIGENA, por Luis Valcárcel. MAQUIAVELO MUSSOLINI, por Carlos Sánchez Viamonte. POLEMICA FINITA, or José Carlos Mariátegui. A REHABILITACION DE LA INTER RETACION DE LOS SUE NOS, por Honorio Delgado. CARTA! PERIODISTICA DE UN INDIO, por Francisco Chuquihuanca Ayulo. HORIZONTE, LLUVIA TARDE, SOMBRA, ALBA, poemas de Armando Bazán CUENTOS DE LA CABALLERIA RO LA CARTA. mr BabcI. LA HORA DE AMERICA, por Félix el Valle. NOCH DE JUEROA, or Guillermo MERCADO. BOULEVARD, por Xavier Ab:il. GEORG GROSZ, or Halo Tavolato (con ilustraciones desu obrz)4. DIVAGACIONES UN PERIODISTA. IZQUIERDISMO PSEUDOIZQUIERDISMO AR mamlois. EL OR TISTICOS por Miguel Angel Urquieta. REPLICA de Magda Portal. TODA VELOCIDAD, por Luis de Rodrigo. OPORTUNISMO, DE SORIENTACION RFACCIONARISMO ESTETICOS? por Estebln Pavletich. CONCEPTO ¡SOCIALISTA DE LA ASISTENCIA SANITARIA, por el Dr. Carlos Ricci. EL AVENTURERO DE UN PAISAJE MUERTO, por Serafín Delmar. REGRESO DEL TRABAJO, por BIan ca Luz Brum de Parra del Riego. EL MENSAJE DE LA NUEVA GE NERACION. VOCES AMERICANISTAS DE LASJUVENTUDES DEL PERU CHILE,¿10r Eduardo. Ooicochu y ancisca avícr Fer ULLO INOL 5, or César Falcón. EMA, por Julián Pelrovíck. TARDE DE ALDE. por Hugo Mayo. POEMA, por César Alfredo Miró Quesada. BIOGRAFIA DE LA PALABRA RE. VOLUCION, por Alberto Hidalgo. DIBUJOS de Sabogal, Camilo Blas, George Grosz y uan Devéscovi. EL PROCESO DEL GAMONALISMO. Boletín de Defense Indi ena. INDIGENISMO SOCIALISMO. Dos artIculos polémicos de José Carlos Mariátegui DEFENSA INDIGENA. Exzccíones y ers: cuciones en Andahuayhs. ORGANIZACION INDIGENA. entro Unión de las Provincms de Apurlmnc. LIBROS REVISTAS. INTERVIEWS DE LIBROS REVIS. TAS. LO QUE NOS DIJO EDWARDS BELLO, or Carlos Manuel Cox. CRONICA DE LIBROS, nous críticas por arlos Manuel Cox, ScrafIn Delmar, Manuel Vásquez Díaz y 71 LIMA ¡s POLEMICA. :RATURA Av o roji en, co MTR A?
Tenemos una vez más a la Universidad de Lima baja el rectorado civilísta. Registramos el hecho sin sorpresa. La Universidad sigue siendo el latifundio intelectual del ci villsma. esta es de la plutacracia conservadora y tradicio nal. La dictadura ideológica de esta casta se halla en quiebra. Hoy se puede pensar en el Perú, con vasta influencia en ta opinión, contra y a pesar de sus desvaidas jefes.
El index civilista ya no prescribe ni safaca a nadie. La gente, fatigada de una mediocre retórica y una ramplana erudicidn, se aleja de las tribunas oficiales de la lnteligen cia para acercarse a las tribunas libres. Peru en la Uni versidad mantiene todavia sus posiciones la maltrecha clien tela intelectual del civilisma.
En una época en que contra esta dictadura ideológica hay.
en falencia no se levantaba sino la protesta solitaria de una otra gran rebelde, la elección del doctor. Matias Manzani lla cama Rector de la Universidad de Lima habria apareci da ratificada por la unanimidad más una de la prensa yla aplnia Ahora es otra casa. Desde esta tribuna libre, somos muchos los intelectuales que dejamos constancia expli. cita de nuestra vota en contra. No tachamas, personalmen te al doctor Manzanilla por ser el doctor Manzanilla.
En el estado mayor de la inteligencia civiiista, el doctºr Manzanilla es una de las hombres más destacadas y más conspicuas. Tachamas la mentalidad, el espiritu, la oligar quía que representa, quizá si un paca mal de su grado, par no haberse decidida nunca a repudiarlas.
El doctor Manzanilla puede tener muchos méritos ca ma juriscansulta gentilhbmbre. No se las regateamas ni.
abietamas. porque la única que nos importa es su posición idealdgica ysu actitud magistral. La primera no puede ser atenuada ni salvada por la obra de legislación del traba jo efectuada por el doctor Manzanilla como parlamentaria ni por sus vagas eoqueterias con un socialismo indefinida y gaseosa. La segunda la priva, más categoricamente aún, del derecho al voto de la nueva generación. En la Universidad Mayor de San Marcos, el doctor Manzanilla no ha sido nunca un Maestro; no ha sido sino un profesor. Y, como profesor, como catedrática de Economía Politica, tiene la grave responsabilidad de no habernos dado hasta ahora un estudio sobre la economia peruana con algún valor de inter pretacídn económica de nuestra historia. Es un profesary un político que ha gastado casi :Í toda su ingenio. nó en for mular su pensamiento sino en escamatearlo. Tier npas de sedante apogeo eivilista no habrían negad nada a su apoteasis universitaria. Hay un grupo de intelee. tuaies revolucionarias le disputamos y le contestamos el voto de la juventud. AMAUTA.
L;