¿EL Posa ¡Aº DEL MAESTRQ VPOR ALBERTO ESPINOZA BRAVO f Poeta, dl tu canto fuerte. y sonaro, que vibre en la lira del viento. por el Maestro, por el Apóstol que modela almas, con el idealismo del Cristo, que piensa y siente y sueña. como el Hombre, cama el Maestm, como el Apóstol con el. amor del Cristo que muere en la Cruz por el reinado de la Luz, de la Justicia, de la Verdad. Poeta, dd en tus ritmos nuevos la emoción mir fica. como la miel, metálica como 4el oro, que se suscita en ti, que. se suscita enlas hombrespara decir la verdad de los siglos por aquellos que aran cerebros, que iluminan almas, que forman Hombres. Poeta. no seas el juglar de los tiempos medias, todo ello ha muerto. Ya n cantes los ideales viejos que hicie. ron del hombre el esclavo, el genaflexo. Ya no sientas la Izi. perestesia por las noches de Luna, por las quimeras, por los amores románticos que utopizaron la ¡Vida. Cantu lo nuevo, tus cantos páratc en mi peclio de flor mariposa es el otoño quién detiene los cielos carrusel de crepúsculos. líos días vagabundos traen hebras de sombra cruzando m¡ abandono arrastran mis sollozos en las aguas aban donadas. través de los mares buque superstidioso.
Impide a la noche el viaje ah peregrino a la siga de la noche. e l Cuatro fechas clavadas hacia el corazóridel viento son las campanas de la iglesia entristecidas. Yo voy con mi halo de caminos como el rebenquecon el que me azotaba mi padre y lo hago saltar volviendo al pueblo. e sumergen las campiñas y los altos árboles al fondo de mi polvareda de vagabundo envejecido ambulante lluvra mo¡ada de gris trémulo rociando el corazón desnudo de los pueblos solariega barca llena de canciones muertas anclada en medio de los cerros fugitivos. Desde todas lasorillas de los cíelos inmóviles vuelan mnumerables bandadas de pájaros viajeros. esta hora pasan las naves vagabundas y la rodaja xnmóvrl de molmo vigila mi soledad sin término. Como una higuera la nºche se deshoja de pronto.
Olvidado entre los olvidados enciende. mi fuego de tristezas donde eres la caída de las primeras hojas yel color de los últimos rosales de octubre sin embargo mi corazón canta en la soledad como el viento del mar canta en las costas ah las altas velas de mi soledad abandonada al rededor de mi tristeza niña todo lo sabes. a smamaesssx rw 1uu.»es apsxubmw; ww AMAUTA ANTENOR ORREGO lo proteico, lo multiforme, el devenir de los nuevos Herdele tos. Canta los ideales flamantes. Canta la revolución de los.
espiritus, la revolución de las inteligencias. anuncia con el canto cósmica la bella realidad que vá gesta ndose en las Rastas de todos los Continentes. Poeta canta y canta. Tu misión es cantar, es plasmar la emoción social. Hoy debes dar tu canción por el Maes tro de este siglo de lampadaribs, de revolucionarios. Rompe la lira cantando a los apóstoles mártires del ldeal.
Los hombres no eran hombres. eran esclavos la iroA nía del Mundo cuando la Ciencia, el Saber, eran para los escagidos para las mantenedores de la Ignorancia. Vino el Cristo impoluta de todos los siglos proclamando la igual dad de los hombres, sustentando los principios del Socia lismo. Amor, Amar, Amor era su Ideal. Con la dulzura de los buenos y puros de corazón hizo la labor paradigmática de todas las edades, modeld espiritus, iluminó cerebros, for. mo hombres.
El hambre, la sed de llegar a sen, de superarse se suscitó. La entraña palpitante se contorsionaba por buscar la verdad del Amor. Los lóbulos del cerebro se desarrolla ban a medida que se inquietaban por buscar la verdad, la santa verdad de ser Hombre. II!
De esas inquietudes, de esas efervescencias con blancuras de lino, de algodón, de nieve salió el Maestro, el. Asertor, el Modelador, el nuevo Divina desparramando dor doquiera simientes del Saber, iluminando con el harha milagroso del Saber, del Saber que hace libres, que perfecciona. que engrandece, que supera la Vida, que detiene la Muerte, que hará el super hombre. IV Maestro. oh demiurgo de esta hora preeursora!, los.
impolutos ignorantes te llaman, las almas blancas de los niños puros te claman. Pasa por tu Gdlgota: los mártires del Ideal tienen que pasar por El. Llega a tiempo a dar que be ber a los sedientos de Verdad, a los sedientos de Justicia, a los sedientos de Igualdad.
Coge el santo Libro que redimirri la Humanidad, que reivindicard al hombre. No cajas la espada que es simbolo de esclavitud. Camina, camina. camina con alas, rompe las pie de plomo, los cerebros de arcilla. Marc za, marcha, marcha con ensaeños llevando la tea que ilumine las sendas hiperbo licas de la Ignorancia. Lucha y vence. Luc mr es vencer. Vencer es vivir. Maestro se todo Amor parque de Amor es tu misión.
Ya irán los Poetas dándose a los hermanos, a los besos líricas de la Libertad. Marehe mosa la santa Libertad, a la libertad de los espiritus, a la libertad de los corazones, a la libertad de las conciencias, que asi llegaremos a la Igualdad que predican los nuevos apóstoles de este siglo dinámico que será más grandiosa que el siglo de las conquistas, de las esclavitudes, de las guerras. s. e. al. a a. e. aw. w»wmummu ivlin 5L. AX Q N 9LÚ.