31 A ¡a. o. pon RUBEN AáócAn En apartada soledad los dias debilitados sustentan el silencio detrás los pabellones los centinelas despiertos equivocando los senderos lluviosos pájaros y los trenes lluvio ¿sos corren últimamente.
Soy el capitán esforzado lamarcba ala siga del tiempo el galope de las olas unisonas moviendo los espejos de agua algo va a aparecer de súbito canta canta el hondero dis tiende el arco iris fulgurece mi camino una espada a través del cielo sólo se escucha el canto de las estrellas prisio neras.
Si vieras dulce alondra la huella que recogen mis vo ces tristes el canto se desvanece de súbito ay perdura el último canto tierna niña de júbilo la tristeza del mundo te deshoja. Salam ente yo arrullo mi sollozo como la ola de la playa.
Ceñida de albas lucientes te alzas a la orilla de mi soledad. Ah tu nombre de flor campana de nostalgia pintas tu. vaga imagen color de cielo distante niña de anillos ineon clusos.
Sujetas la luna con caminos de humo al fondo de tus ojos como profundas cisternas.
Prisionera como una estrella palpita tu voz en la colina asustas la tristeza árbol de pájaros lluviosos y tu sonrles comolaola. El arcoiris se ha posado en tus hombros.
Ahora dame la dulce flor que te prendo a la boca y.
tus senos son dos alondras infinitas.
Estoy solo niña querida desata mi sollozo. Arboles clamorosos sacuden la profunda lluvia y cantan.
Tu te ciñes la estrella naciente que alumbra a través de mi pecho soy el hombre scmbrio acecho la sorpresa el amor me sonrie eso es el ágil viento que propaga tus alegres señales cine fugaz ahora tu fotografía se enciende niña errante. Tu dulce nombre lo he dejado prisionero en un arbol ahi canta al amanecer lo liberto y se para en una estrella del cielo abeja de júbilo de noche golpeas mi ventana. Tu sonrisa me envuelve caen los pétalos la rosa del oto ño nos sorprendela alegria con los ojos llenos de lágrimas. El clamor de las olas los días prisioneros en las iarcias como un ladrón espío ahi donde caen las estrellas y los oto: ños de pronto divisa ilumina profundamente pegado a un sonrisa como el cielo a la tierra ah tendido a la noche mi congoja oculta como un nido.
Pareces golondrina persiguiendote ah golondrina reco giendo tus vuelos de pie en la proa el eco cantando vigila mi tristeza blanco pájaro traspone el alba más allá esparce tinta manera el mundo habría detenido su funcionamiento.
Prescindamos de la persona, del ídolo. Seamos. to dos para la Idea, para la»empresa, para la obra, para la necesidad justa, precisa, que nos reclama sin egoismos ni timbres personales que hacer resonar. la obra por el momento, no es otra que coordinar el esfuerzo americano; sumarse, apretarse en continentales aspiraciones. Hacer que el derecho sea el Derecho, la libertad la Libertad y la justicia la Justicia, no vagamente sino tal y como hoy se conciben y no se realizan en Europa.
En este triángulo de normas América podría lograr su cristalización. Con la imposición de estas tres normas, en efecto, se desarticularia el sistema actual, se despedazarian posiciones, se conseguiría que el capital se considerase, ante todo. trabajo, que otra cosa no es; se resquebrajarta un siglo de mentida independencia, de mentido republicanismo y de mentirosa democracia,. pero se ganaría el por.
venir, evitándose el desarrollo nOCIVO de lo que hoy no se.
sientey de lo que mañana será un padecimiento y una batalla mas cruenta y mas complicada que la que hoy aniquila a Europa por haber resistido mayor tiempo que nosotros una democracia, una justicia y una libertad falsas otalseadas. No se me crea un revolucionario criollo de bandera. en mano y grito en boca. Nilo soy ni lo sería hasta cierto punto. Creo que todo se puede hacer sin recurrir a la violencia. La violencia la crea el no querer hacer, la injusticia. La Rusia actual ha sido engendrada por los Zares. Es lo contrario, pero es mejor. La Eurºpa mejorse halla todavia en manosde agentes que, sin valerse de las crueles recursos zaristas, se mantienen en castillos donde todo el mundº ve que no está la solu. ción de los problemas que los pueblos han planteado. está es la desventaja para los de arriba: que hoy los. de abajo han abierto los ojos y ven: Quieren ser to dos y cada uno dueñus de su destmo y de su vrda.
Es a lo menos aque puede aspirar la criatura humana. Seámos, por lo mismo, justos: la razón les asiste. Ysc.
han dado cuenta de que la tienen y de que podrán. imponerla, oscilaciones mayores o menores, tarde o tem. prano. Si se les sigue negando o engañando crecerá la violencia y, por loftanto, vendrán nuevos dolores humanos, fáciles. de ahorrar. Es lo que está aconteciendo, repito, en casi toda Europa. Hay tanta violencia acumu lada que, cuando estalle, nada va a quedar en su sitio. que a semejante espectáculo asista tranquila Amé rica y espere. a su turno, repetirlo como ha repetido todos los de. Europa, me parececía de una necedad imperdonable. Veamos el panorama que se ofrece ¡mues tra consideración con criterio, no político, sino humano. destruyan os, como obra de verdadera iniciación americana, nuestros ridículos castillos. Hagamos de la vida americana una, llanura de cordialidad donde los caminos sean iguales para todos y podamos estrechamos las ma nos, ióvenesy viejos, obreros e intelectuales, cual ciuda danos nuevos que orran sus diferencias e injusticias pasadas. Asi, purgados los viejos errores, eliminadas antiguas, odiosas e infundadas jerarquías, nos ayudariamos mutuamente, sin robustecerse el uno a expensas del otro. Sería el paso preliminar que evitarse la futura, inevitable catástrofe: el drama que Europa sufre. Supri miendo codicias y afanes, absurdos o grotescas, responsa bles de un siglo de envenenamiento, es cómo América podrá traspasar el limite de vida que la Naturaleza impone, pues sólo las generaciones que miran por encima de él, son las capacitadas para afirmar que el puebloa que pertenecen subsistirá, porque supo incorporarse, a tiempo. al ritmo eterno de lo cierto y de lo justo.
Feux DEL VALLE Madrid. 1920.