Ia lógica de los acontecimientos.
AMAUTA. Duego Rivera. el Diego Rivera no es simplemente el pintor an necdótico de la revolución mexicana, detenida en sus proyecciones y en sus máximos caminos. El. concreta en su obra la psicología, el sentimiento, la pasión de unaclase en camino haciala Oran Re Volución del porvenir, amplia y rotunda. Es el pintor de una clase universal en marcha incon tenible hacia la sociedad comunista.
Toda obra de arte se halla. fatalniente condi cionada por un hecho sociológico. Imposible que. ese esfuerzo social convulsivo y violento efectua. do en México, pasara sin marcar profundas hue llas en el arte. al hacerlo nos demuestra meridiamente que ese querer una vida nueva llevado a la ac ción si nó ha triunfado, tampoco ha sufrido un. estancamiento, una quietud en su esencia. Antes bien, su labor prosigue endémica, subterránea 1mente, abarcando las plurales manifestaciones del. cuerpo y del espíritu. Fruto óptimo de él es este Artista. este ReAvolucionario. este Trabajador incansable. Diego Rivera llena en la temperatura de Mai xico una necesidad urgente, histórica, impuestapor Es una antena tendida hacia los cinco continentes, capaz de cap tar, para presentarnos concreta y bellamente, las necesidades sentidas, aunque no formuladas cabalmente muchas veces las aspiraciones vagas, los anhelos imprecisos, pero implacables, de u na clase, columna del mundo.
Ydigo en México. porque es aquí, más que en otro país cualquiera después de Rusia. en donde el proletariado ha jugado un papel intenso que determina el conocimiento. permeable a todas las miradas, de su enorme rol histórico. ar lisfa de una Clase Fotografia. Autógrzfa de Diego Rivera Si Diego Rivera no fuese el artista genial con válvulas abiertas a las nuevas urgencias de la época; si la poderosa superestructura espiritual que posée no sehubie ra fijado en su organismo, privilegiándolo para entregamos en cuadros formidables la efervescencia creadora de una clase, no sería él, el artista proletario. Sería cualquier otro dotado de condiciones idénticas. Pero sería ineludiblemente. Fúneral ue u víctimas proletaria. Hresco de la Secretaria de Educación Pública