20 Yo ¡R y E N TE Tiende hacia ti el puente de mis alegrias, me vienen tibias bocanadas de aire.
En qué casa distante. estarán amasando un pan de corazones.
Yá podemos reir como la brisa y restregarnos las mejillas en esta mañanita de mejillas r e c a ACELERADAMENTE. nos entregan las rutas sus besos femeninos. Qué baño de palomas o a a vamos a darnos luego en los ojos campestres.
APURA APURA APURA HERMANO en el fogón amigo los buenos leños chisporrotean bienvenidas. Si estos arcos de ladrillos bermejos FUERAN LOS MISMOS que traspusiéramos todos los días. Ai mi o 51 ¿A si Habitante señero de la gruta nevada 1 1 la el clamor de los riscos SE HAN DESPLOMADO YA LAS MIL ALAS DE LOS. VIENTOS en el desfiladero.
Está blando el corazón de mi puna a p ii a z a p o a DE LOS. CARRIZOS HA VERTIDO SANGRE CUANTAS veces se HABRA DECAPlTADO EL 51 (LENCIO. Qué mal se ván cerrando en la o h e LAS HERIDAS DE SOL que mal AMAUTA o C ETC Mañana enloquecida, flechas incendiarias.
Mañana en las retinas.
Ave de presa frente al espejo de los ojos y huido taladro de las almas.
Con mi atado de liempo a las espaldas, soy un nudo de sangres y voy cargando siglos.
Tambalea mi paso en crispatura de vuelo.
Cuando me inclino a verme el corazón me cae de la frente un sudor de pensamientos; Soy de la estirpe que lleva las sienes tachonadas de espinas. pero tengo en los labios un rictus volteriano por donde mana el zumo de los besos.
Enjuto como un árbol desgajado; y como un arbol, sin miedo de darse a los vientos y al fruto y al mordisco de la tierra.
Astillas de sol me clavan el pecho cuando laten las emociones bajo mi carne.
Yo soy de los que saben el verbo del silencio y tienden los sentidos a la Naturaleza.
Mis neuronas atalayan.
los trepidantes saltos del planeta.
Voy dando tumbos hasta mis orbes interiores.
Mi faz es un boceto, eniebrecido, del Greco: ya todos los destellos se acunan a mis ojos. ya domo la jauría de las sensaciones.
Sobre mi cráneo raro. flamea la cobriza nube de los cabellos, mientras la frente escala el infinito.
Nudo de sangres, vértice Algún K remoto de perfil mitológico acaso un visigodo de gesta. YO MARCHO LA CONQUISTA DE LOS VlRGENES CERCADO DE MONTANAS (CAMlNOS CON MI ARPA DE NERVIOS. LUIS DE RopRioo. 1926