AMAUTA Otilio Montaño, maestro primario, prócer de la revolución en un tresco de Rivera Viene dela págu4y. sutormídable sentido escénico, de su teutralidad y de su tuerza trágica en si, no atrae tanto como. aquel Richard ll cuya interpretación política parece e)glst1r en una ¡espeue de desplazamiento de la técnica ind¡v¡dual y diabolica de (torninación de Ricardo a let técnica diabólica »defla politica colectiva de. la burguesía de estos días. El mercader de Venceia, ulio ésár,. el rey juan? y muchas chas tienen un simbolismo político actual quese; siente vi vir en nosotros.
Pasaºndobrevemente, he de decir que Sliylobk es para mi.
el mejor simbolo literario dela técnica tina nciera del ilnpei nalífsmºot yanqui. No es la literatura rusa una? literatura politica?
Tºlst0). vGorky, Dowstoyesky y desde Gogoltodos los grandes escritores de la Rusia pre revolucionaria reflejan la tragedia de la opresión. de su pueblo. De la opresxon. Pºlitica y económica Politica porque es económica y eco nómica porque es política. No es preciso. sm duda, detenerse en este punto ni recordar. Pushkin, elWalt Wiltman ruso. La eternidad de esa literatura esta en su msv Piración política y su universalidad está justamente en su reflejo periodisticof. diria Shaw, de la realidad del mo ºnt0 y del ambiente rusos. Porque de pasadahe de deº ¿lue. la paradoja maravillosa de la literatura rusa es lllfeisiendo la más nacional de todos las contemlºº raueas quizá, porqueruso es todoQ ambiente, personajes!
Problemas, en la literatura rusa, es la mas umversal. Si Dº toyesky hubiera hecho cuentos de boulevard o noveas con escenarios italianos ingleses, no seria; tan ¡uternaei0nal sin duda. Me detengo ahora en las literaturas contemporaneas, en los valores de este tiempo: Anatole1 France es un literato politico: Sus obrasestán hechas todas sobre problemas Pºlíticos más o menos actuales. Roma Rolland eí rº granliterato político, amén de mtltta nte, y Bernarc Shaw periodista como el se llama es eminentemente po. ººi sin duda alguna y elmás político de todos. Rec ordembs César y Cleopatra, sátira marav¡llosa contra el ¡mperihlismo inglés. recordemos Andreocles y el»leon; las Islas de. john Bull; Los lhcaá de Perusalem, Santa Juana, Vuelta a Matusalen. Hombrey Superhombre. y recordemos netas obras de Shaw menos políticas, como La Profe. ¡AJ a. a. a. msuwrw;d. sión de Mrs Warren, censurada por Cuarenta años no despiertan tan inmenso interés como aquellas. porque si la profesión de Mrs Warren fué un escándalo enl los tiempos victorianos, hoy en dial1aymiles de Mrs. Warren por las calles de Londres. Prácticamente, el problem a ya no es problema, aunque tenga cierto valor de propaganda sobre la clase media. Me detengo en los ejemplos pasando por alto mui: chos. otros especialmente franceses de Víctor Hugo a Bar busse. Concluyo repitiendo que esta opinión es para ex presarse en un libro, más que en una carta y. que mie n2 tras tuviera tiempo. de escribir el libro, va la carta; peroíí insisto en creer que la literatura sin inspiración política¡
en el alto sentido universaly eterno del concepto, es la literatura sin eternidad, desde las ¿Novelas Ejemplares hasta Juan Tenorio. y Cahrita que Tira al Monte. de Darío; repetiremos siempre su Canto. Rooselvet más que aquello de. la princesa está trist Con ese sentido o punto de vista olítico, que Simplemente esbozo. en estas líneas, sugiriéndolo másb ieri que planteándolo de una manera formal. he encontradº el. valoro el más alto prestigio de la obra dePalma, combi una crítica formidable a la época colonial. al pasado todo.
que la interpretación civilista de la literatura del Perú. independiente torció, por saberse parte de ese pasado. interpretándolo como un. m1nriquismo negativo y bur. gués. No sé si en Contra Esto y Aquello un libro de.
Unamuno leí que él calificaba a Palma como uno de los primeros ironistas si mi el primero de la lengua. Estoy casi cierto de que lo llamabate primero pero absoluta mente seguro que vlo. llamaba 1rorusta. Qué ironiza Pal ma? lroniza la época que pinta, cómo? Voltaire, como Ber.