AMAUTA RT E1 Xlºññn LA REVOLUCION. La serie de movimientos revo lucionarios que se han producido en México durante un siglo, parece haber culminado con la revolución constititucionalista 1913 1917. Ella marca un periodo de intensifi. cación militar, politico y social, cuya importancia puede me dirse porla magnitud de los trastornos interiores y por el interés que en el mundo despertaron la Viºlencia, la. altaneria, los decretos reformadores, la expulsión de ministros extranjeros, la audacia de nuevos preceptos elevados a la categoría de leyes, la intensificación del ovumento obre ro, la vigorosa acentuación de una conciencia nueva.
e Para las profundas lesiones ocasionadas a los intereses.
extranjeros por la Revolución, y por que ella fué el primer relámpago. de la gran tormenta internacional que indicaba una desorganización mundial, México aparemó ante la criti ca de las naciones del Antiguo y del Nuevo Continente.
como un extraño fenómeno social, y fué, durante varios años. al mismo tiempo el vituperio y la admiración del mundo. pesar de la destrucción de enormes fuentes de riqueza y de la pérdida de centenares de miles de hombres, la República ensangrentada y. doliente surge de nuevo ala vida de la civilización, más respetada que antes. más segu ra de sus propios recursos y con una Vitalidad saturada de promesas. La Revolución, desorganizando todos los valores cons. titutivos del pals, produjo una serie de choques de los cua les ha nacido una nueva conciencia colectiva y un. viol ento deseo de preponderancia desconocido en nuestra historia.
El misoneismo de los críticos mezquinos que se. pasan la vida lamentándose de la desaparición de los regimenes pasados y destilando bilis sobre nuestra brotante existencia. seguirán afirmando que vivimos en un caos, pero las cosas mismas revelan con una elocuencia incontroverhble, que se ha realizado en México un cambio profundo en los espiritus y en las condiciones generales de la Vida colec tiva. Estamos realmente en el principio de. un nuevo pe riodo histórico marcado por los sacudimientos de la Re volucíón.
EL GOBIERNO. El gobierno post revolucionario 1925 convencido de la imposibilidad de llevar a cabo un program1 ideológico trazado en momentos de trastorno universal, en los cuales la acción de las fuerzas intemac10.
nales y las verdaderas necesidades nacionales no se hacian sentir suficientemente. se ha v15to obligadº a organizar su administración sobre. bases p05itivas, y ha esta. blecido como piedras angulares para la reconstrucción na cional, la economía administrativa, el pago de las deudas interiores. y exteriores, el fomento de la industria, un vasto plan de irrigación nacional y la cooperación inter nacional. laltan aim por establecer sóhd os pn nc1pios de moral legislativa, pero la iniciación anterior ha Sld0 su ficiente para crear un estado de equilibrio sobre el cual es posible el desenvolvimiento de las energías materiales y espirituales de la Nación. El; PAIS. Está como un enfermo convalesciente desPués de una grave enfermedad, debilitado pero ansroso de vida. Cada vibración de nuestra inteligencia y cada ac ción de nuestra voluntad, debe estar encannnada a inyec tar energias en el aniquilado organismo de la Patria. Herecorrido las comarcas de México. en todas partes he encontrado un ardiente deseo de renovación. Cada mex1 cano es ahora un factor de violencia constructiva, como lo fué anteriormente de violencia destructora. Lo indispensable para que el fenómeno se produzca, es organizar la voluntad.
127 Pon ci. DR. ATL.
LAS ORGANlZACIONES OBRERAS. La Revolu¡ción produjo, entre otros, un fenómeno nuevo en el pais: la creación de fuertes organizaciones obreras. Hasta aho ra, México había contado solamente con partidos politicos nacidos y consolidados al amparo del militarismo de la iglesia, que jamás representaron intereses populares de ninguna especie. Lasorganizaciones obreras actuales, las que se han adherido a la política gubernamental y las opuestas a esa política. están constituidas por sindicatos que representan la inmensa mayoria de los obreros del país, y son, dentro de la actividad política nacional, facto res de primer orden, decisivos en la administración pública.
La férrea disciplina de estos partidos, su vigorosa actividad social y sus relaciones con las agrupaciones afines en Francia, en Inglaterra y en Estados Unidos, les dan una evidente supremaci a sobre cualquier otro elemento politico y poseen hoy dia una fuerza con la cual será necesario contar ineludiblemente para el futuro desenvolvimiento social de México. EL AGRARISMO. Está en. su periodo de gesta ción y constituye una tendencia a elevar el nivel económico y moral de las gentes de los campos. Simple arma poli tica hasta el presente, se convertirá, por la fuerza. misma de la necesidad productiva nacional, en un factor de pri mera importancia en el desarrollo de la República.
Bajo el punto de vista sociológico, la organizaciónde los elementos obreros y el nacimiento del agrarismo representan dos de las consecuencias positivas más impor tantes dela Revolución.
LA PRODUCCION ESCRITÁ. Dada la enorme, importación que México hace de libros europeos y ame ricanos exponentes de toda la cultura humana, cs posible la. comparación con la producción nacional. Esa comparac. ón resulta extremadamente desfavorable a México. Nuestro coeficiente de pensamiento escrito es insignificante en el movimiento mundial y estoy convencido de que nuestra deficiencia obedece más a la falta de medios para imprimir libros que ala carencia de hombres que los escriban. Es te profundo convencimiento mío, que nace de hechos concretos haber encontrado en muchas regiones de la República centenáres de obras inéditas que estudian los grandes problemas sociales, o que son el producto de un fuerte sentimiento estétito o el reflejo viviente de acontecimientos históricos me empuja fuertemente, a organizar un movi miento que permita la impresión yla difusión de una serie de trabajos que podrán coadyuvar al engrandecimiento de y la Nación.
El estudio crítico de nuestra productividad. intelec tual y la creación de los medios para intensificarla, consti¡
tuyen precisamente uno de. los principios fundamentales. de la labor que llevará cabo la Liga de Escritores de América, aprovechando las favorables condiciones que ofrece la República y el gran renacimiento intelectual que se inicia en el Nuevo Continente. México 1926.