6 mo este América que dió Españaa Europa para que luego.
se forjase en ella el ideal de libertad, reasume su altisima misión providencial gy ofrece consuelo para todos los dolores dela tierra y da irme esperanza a los más dificiles ideales. LAS NUEVAS 0mERAC10NES Si alguien pudo tildar de veteranos de la anarquía a los peruanos de 1820, no seria justo que se designe de igual modo a los de ahora. Nuestra anarquía de hoy es más aparente que real e íntima, y solo falta a las genera ciones nuevas la evidencia de la nueva meta que se marca a nuestros destinos para que una harmonia general ysupe rior seimponga al discordante vocerio que producen las disputas menores. Valo. observaba el joven maestro de. Por ignºradas rutas. el más destacado de los discípulos. de Próspero: Las generaciones que llegan ala vida espe ran ansiosas un resurgimiento. En su anárquico vocerio yodescubro una harmoñía íntima y una voz queno llegó nunca a mis oidos. Y, en verdad, solo una anomalía extraña. algo que acusada la oculta acción de un bado fatal inexplicable, po dría privarnos. nosotros delos beneficios de una fuerza espiritual Que hay se agiganta en todos los ámbitos del continente y es lamas pura esperanza de nuestros pueblos.
Si hasta ahora esta fuerza ha producido solo entre nosotros mániiestaciones esporádicas, éstas no han sido, por eso. menos significativas y elocuentes; y la misma lentitud del proceso de formación de nuestros nuevos gérmenes está garantizando su hondura y el vigor de sus raigambres. Se engañan los escépticos, los pesimistas y quienes quie ren permanecer tra1 quilos en el goce y usufructo de las posiciones adquiridas: las nuevas generaciones del Perú traen en potencia todas las, energfas de las juventudes del mundo. Los ideales de renovación cunden por modo ma ravilloso en todos los corazones e iluminan todas las men tes: y la inteligencia de los peruanos de hoy no sufrirá los desengaños y contrastes que sufrieron nuestros talentos de antaño, apocados y sumisos, victimas fáciles, ya de las in. trigas rastreras de nuestra fauna de policastros. y abogadi. llos, ya de las matonerías de incultos soldadotes. En las nuevas generaciones de hombres inteligentes que ha producido el Perú hay elementos de valor insospechable, falta nos solo la finalidad evidente, superior y concreta que trai ga la virtud de superar las menudas diferencias.
Los peruanos de hoy hemos adquirido el sentido de los ideales civilizadores que en nuestra época enamoran a los corazones nobles; y pese a esa: condiciones de nuestro temperamento tanbien observadas por Dora Mayer. no quedaremos rezagados en la marcha triunfal que ya tienen iniciada sus mas avanzados propulsores. Sabemos que como lo ha dicho con su clarovidencia de siempre, Eugenio Orsé nuestro siglo anda grávido de un mensaje del. Esptritu, que no ha librado todavia. sabemos que nues. tro siglo tiene una, misión que cumplir. aún sabemos más: sabemos que la misión de nuestro siglo se cumplirá con nuestro esfuerzo. Las lecciones que los peruanos: hemos recibido, no ya soto como sudamericanos, sino como peruanos particuarmente. han sido demasiado duras para no resultar fecundas. Ya nuestro grande hombre de pensamiento Harto. lor né. Herrera advertía: Veréis cuántos Arístides son sa. criticados en el Perú. adivinando la Sl erte que la entroni zación de los mediocres y menguados parásitos, de nues. trab pseudo democracias deparaba a nuestras reducidas y. débiles. les dirigentes. Pero esas épocas de martirologio de los hombres superiores, a quienes los más. torpes tira nuelos de aldea pudieron amordazar. sojuzgar o envilecer, han pasado, para, siempre Va pasaron los tiempos en que, no solo en el Perú, sino también en paises de más nutrida tradición cultural como la Argentina los políticastros po dian hacer gemir alos hombres de genio, al punto que Sar. miento pudiera exclamar en los últimos años de su vida: AMAUTA gado a pedir permisoa la policía para ivír. as genera ciones de hoy tienen más abiertos los ºjos a las luces del pensamiento contemporáneo que llega hasta ellas. a pesar de todas las rutinas, servilismos y métodos retardarios de nuestra educación y de nuestro periodismo y no está dispuesta a tolerar por mas tiempo que cohortes y chusma5 de improvisados hombres públicos usurpen y. vilipendien, con daño para todos, los puestos que ellos han de conquistar. Los jóvenes que hoy pensamos en el Perú sabemos muy bien quienes son los culpables del vergonzoso atraso cultural e institucional que ha estado a punto de frustrar por completo nuestro desarrollo hannónico. Sabemos cómo y por qué se han agotado miserablemente en nuestra tierra las más bellas flores de la inteligencia, me drando en cambio lujuriosamente una flora rastrera, parasitaria y ponzoñosa de charlatanes y farsantes. No ha lle gado aún el momento de las severas calificaciones. Labor es esta que se nos impondrá muy pronto, pues se hace necesario abrir entre la mezcla de charlatanismo y de embustes bajo cuya opresión hemos vivrdo, la trocha que nos abrirá paso al porvenir. EN ¿TRAS TIERRAS Por estas rutas que ya no ignora ninguno de los nuestros nos precedieron juventudes más afortunadas.
Es edificante y bella la tradición cultural en la República Argentina con sus Echevarrias, Estradas, Gutierrez, Mármol, Varelas, Lopez, Vélez, Mitres, Alberdis y Sarmientos. El Uruguay, por si no bastase el autor de Ariel. ha pro ducido hombres como Vaz Ferreyra, Zorrilla de San Mar tin, y aquel Som, que arengó a los jóvenes del primer Congreso de Estudiantes de América. En Cuba, la cultura civil tiene ese vigor pugnaz y juvenil que le confiere su cercana lucha emancipadora; tiene la magistral austeridad de un josé de la Luz y Caballero; tiene a Varona aún vivaz y juvenil; tiene a osé Marti redivivo en cien discípulos. MEXICO Ya para nadie es nuevo lo que significa el verbo, rotundo e imponente del pueblo de Anahuac en el libérrimo y abierto parlamento de los nuevos ideales de Amé rica. México, la patria de Benito juárez, el pueblo que con Servando de Teresa fué de los primeros en reconocer la transcendencia de la misión boliviana, ha dado el paso inicial y decisivo. México ha asumido con una generación potente de hombres nuevos la responsabilidad gloriosa de los ideales de hoy. condigno fruto de las semillas de Bolívar. La voz de Vasconcelos ha llenado de ecos la bas tedad del Continente en menos de una década, Ya le 2s cucha como escuchara un día al lírico Rubén, el Cazador del Norte. la obra. de los mejicanos débese que dos mu jeres de las nuestras adquieran un valor continental: Elena Landázur i, la Jane Adams mejicana y Gabriela Mistral, la ejemplar preceptora cristiarta, y. poetisa egregia que ha producida la tierra donde vertiera su simiente generosa el generoso Bello.
Ala actual generación de mexicanos se debe el re nacimiento de la altivez y de la dignidad en la politica his.
pana americana. Mexico le ha puesto vetrr al Dollar Impe rial y corruptor; México le ha lanzado un NO rotundo al poder de Inglaterra; México ha demostrado a los paises to dos de nuestra América que pueden hablar en tono ma gistral e imponente a las más grandes potencias de la Tie rra y que han llegado los dias en que por nuestra raza hablará el Espíritu.
Entre otros, Frank Tannenbaum, un yan ui de los que nos quieren, lo acaba de reconocer dicie do: fTo know México is almost a moral obligatio Despues de cincuenta años de servir al país estoy obli.