. e. 4? 4i AMAUTA Desde el comienzo de esta lucha, desde los primeros indicios de su rebelión, la juventud latinoamericana ha sentido la solidaridad y el aliento de los grandes espiritus. La influencia del pensamiento de Romain Rolland sobre nuestras primeras reacciones es innegable. Enlos dias de. la revolución estudiantil ¿quién no ha oído resonar en los debates agitados de nuestras asambleas juveniles el nom bre del autor de Juan Cristobal. Quien de nosotros no ha sentido el orgullo de ver. lanzar contra nuestra genera ción los mismos insultos con que la histeria nacionalista trató de ensuciar a Romain Rolland? Pocas obras y sobre todo pocas vidas europeas son tan cercanas a la insurrección de la juventud latinoamericana. Nosotros hemos visto siempre a Romain Rolland bajo los rasgos de un admirable insurgente y cuando en 1922, Jorge Federico Nicolai llegó a la Argentina, llamado a tomar posesión de una cátedra por la revolución triunfante de los estudiantes de Córdova, encontramos algo de la obra de Romain Rolland en la figura de precursor de este gran hombre de ciencia. Traducidas en nuestra lengua las obras de Romain Rolland. cuál estudiante de aquellos tiempos no las apretaba bajo el brazo o notas leía a escondidas mientras el profesor explicaba.
Derecho Romano o Derecho Eclesiástico en las universidades pre revolucionarias?
Pero entonces Romain Rolland ignoraba todav1a la América Latina. Talvez no conocia sino lo que la ideologia burguesa hacia conocer de nuestras democracias.
Los intelectuales de la vieia generación presentaban siempre a América como sometida a Europa sin que nosotros pudiéramos levantar nuestra protesta. Más tarde Romain Rolland conoció el movímienfo de nuestra generación sao biendo que una vez más la sangre de la juventud insurreccionada habla corrido en el sacrificio heroico que su frió la juventud del Perú por nuestra causa en mayo de 1923. Al mismo tiempo supo que la obra de la revolu. ción de México, tan tendenciosamente desaf reditada por la prensa norteamericana, significaba una vasta tentativa social y cultural de nuestros pueblos. Una carta de Romain Rolland a José Vasconcelos, el gran profesor mexica no, fué publicada en 1924. Rolland saludaba con admirable emoción la causa de América Latina, el espíritu de su nueva generación, el deseo ardiente de, salvar a nuestros pue blosdel peligro de la nueva conquista. Desde entonces Romain Rolland es el gran amigo de nuestra causa, su me. jor amigo en Europa preocupadaeindiferente.
No he querido referirme de una manera concreta a la influencia de Romain Rolland sobre las fracciones pura mente literarias de nuestra generación, porque hubiese sido particularizar el sentido de estas lineas que más que en nombre de una Sección intelectual, hablan en el sentido de la vasta influencia ejercida porel revolucionario y el artista sobre la formación de un nuevo espíritu en la América Latina.
el número especial dedicado por la revista Europe. Romain Ro. land, con motivo de su 60 aniversario. Este articulo de Haya dela Torre apareció en. francés en mente que ha existido. 3, beB I, fU I Panoramas en la tarde de los perfumes.
Por la tapia rosada suenan infantiles juegos Las gaviotas del prado alegre. pasan por los distantes miradores.
En la quinta de las floreros la dama antigua toca los preludios azules.
En la hora de las colegialas vuelven las risas a la alameda, y el amor enrojece los jazmines Por los tapiales. y multi lores vieja mentor me cuenta el diorama de las felices tardes; mientras se oyen melodiosas, al fino soplo obscureeido. las campanas de la luna.
José EGUREN.
LA LLEGÁDA CUBA Hace un ¿olor de cobre pegado a las sienes; y está el Sol en la fragua de mis sentidos. Vamos allegar a Cuba.
No se porqué la brisa del Patífieo no se hace aho ra en el recuerdo una sombrilla. Deberían de haber som. brillas giratorias de brisa para el calor sofocante de esta Isla. debería haber una palmera de mimbre para subir mas alto, y así, hacer acuáticas las nubes sobre los rostros de los marineros y de los pasajeros. Estoy segura que todos sentiran un placer enorme. Asi, me dan ganas ¡de ser una palmera y de agitar el viento a todas las direcciones.
Todos saben que Cuba es una Isla; y crea que to dos los que hayan leído una geografía también lo saben.
Pero la que hasta ahora no se sabe es la manera de que el Mar apague el calor de esta Isla.
Cuba en su situación terrestre se ha retrasado: pertenece todavia a la. Epoca de Fuego, si es verdaderaPero toda Isla es una liberación de la Tierra.
Hace un calor de cobre, principié diciendo. ohara afirmo porque no tengo ganas de terminar este ar! en o.
El ealor me ha agotado el pensamiento.
XAVIER ABRIL El Mar, 21 de Septiembre de 1926