tra el Capitalismo. En lugar de dar a un hombre un traba jo bien pagadoo dejarlo morirse de hambre, le dan limos nas, asegurándose primero de que ha pagado para tener derecho a ellas. Están dando subsidios capitalistas y ha ciendo toda clase de reglamentos que. tienen la virtud de ir deshaciendo su propio sistema. Nosotros les advertimos que se están derrumbando y no quieren comprenderlo.
Decimos criticando al Capitalismo: vuestro sistema nunca ha cumplido sus promesas, ni siquiera durante un solo día, desde que fué promulgado. Nuestra producaón es ridícula. Producimos automóviles de sesenta caballos cuando más casas debieran ser construidas; los lujos más extravagantes cuando hay niños que se mueren de hambre.
Uds. han colocado a la producción de cabeza; en lugar de comenzar con las cosas que el pais necesita más, han he cho todo lo contrario. Decimos que la producción se ha vuelto tan extremadamente ridícula que solamente hay dos personas de los 47, 000. 000 que existen en este país, que. aprueban el presente sistema de distribución. uno es el Du que de Northumberland y el otro Lord Banbury. Risas)
paeocumnoose DE LA DISTRIBUCIÓN.
Nosotros nos oponemos a esta teoría. El Socialismo que es perfectamente claro y no tiene, equivocos, dice que. aquello de lo cual debe uno preocuparse primero es dela.
distribución. Tenemos que comenzar por ahí y si la propiedad privada se coloca en el camino de una buena distribución. tiene que desaparecer. Una persona que retiene propiedad privada, debe de hacerlo bajo las mismas condiciones en que yo por ejemplo uso bastón. No se me permite hacer con él lo que me da la gana, menos pegarle a otra persona en la cabeza. Decimas que si la distribución está errada. todo lo demás tambien estará errado e irá mal religión, moral, gobierno y es por esto que decimos que debemos comenzar por arre glar nuestra distribución dando todos los pasos necesarios hacia este tin. lnfortunadamente son medidas muy complicadas y una ventaja de la cual el Capitalismo puede vanagloriarse es la de que es un sistema automático; Es verdad que si ¿uno ha llegado ía adquirir propiedad privada y puede contratar libremente, después no se preocupara de la miseria, la prostitución obligada ni de que alguien se muera de ham. brey todos los horrores de la civilización moderna, todo seguirá su camino; hombres y mujeres conseguirán traba10, a costa de un trato ruinoso, pero a pesar de todo esto el mundo continuará su derrotero. Cuando lleguemos al poder tendremos que preparar nos para enseñar nuestras ideas al hombre ordinario y recordar que éste nunca comprenderá el Socialismo mas de lo que el Gobierno presente comprende el Capitalismo.
Tendremos que llegara poner las cosas de tal manera que el hombre común, no siendo un estudiante de economía politica ni un político, encuentre trabajo; deberemos estar. en condiciones de poderlo proporcionar bien retribuido a todo el mundo; tendremos que llegar a esto, pues si falla. cili un solo día en nuestros prºpósitos todo se habrá per o. qué es lo que se nos ha hecho ver a nosotros?
Lo que he visto en mi vida es algo muy significativo. He ni0 Sidº conirontados con grandes imperios y viejas tra dicionest parecia que no tuviéramos esperanzas de librar nos ¡algun dia de ellos. Tres de estos imperios han sido barridos completamente como polvo por el viento, pero lo más triste no ha sido solamente eso, sino que estaban en condiciones de que cualquiera que hubiera estado capaci. tado para manejarlos, hubiera podido apoderarse de ellos.
Tenemos italia, España. El sistema capitalista en lta ha estaba en condiciones tales de caos y a tal extremo, que. Si hubiera existido un Partido Laborista, listo para hacerse cargo de ese Gobierno se hubiera apoderado de él, tan fa. cilmente como se coge una flor, en un instante. Lo cierto es que Mussolini lo ha hecho asi y si el Partido Socialista. se hubiera preocnpado de estar preparado para cualquier momento, también lo habria alcanzado dela misma manera. AMAUTA En España, igualmente. habrla podido llegar al poder de la misma manera. Alemania estaba a nuestros pies.
Todo esto es una gran lección para nosotros y debemos aprovecharla. Demuestra que debemos dedicarnos a trabajar seriamente y llegar a adquirir una técnica de gobierno para estar listos cuando el momento llegue.
UN Auromovn our. se au. 1a Hay muchas cosas por hacer. Debemos aspirar a te ner un servicio civil con la devoción de un ejército y la leal. tad de una orden religiosa. Todos prácticamente deberán pertenecer aesa entidad. Honradamente debemos conte. sar la verdad: que esta gran máquina industrialy financiera de la cual depende la vida del pais es como un automóvil que se va alejando. Es evidente que nuestro gobierno no sabe como mejorarla. Como cuestión de principio aun no hay un timón de dirección en él. Si digo que el gobierno francés no sabe como manejar el automóvil estaria pegan do aun hombre cuando está en el suelo.
Es aterradoramente evidente; ahí está aquello que se llama tinanza internacional que también se está alejando apresuradamente con nosotros sin que nadie lo controle. Seguimos caminando, pensando que este carro en el cual viajamos llegará a un valle felizy plácido, mas cuando. distingamos el precipicio gritaremos solo entonces. Dentro de poco nos derrumbaremos.
Entonces será cuando alguien saltará dentro del ca1rro a tratar de manejarlo. En este país será Mr. Bottomly (risas. En Francia el Sr. Caillaux lo iba a hacer. Duró cerca de un dia. Quien lo va hacer entre nosotros. Será Mr. Winston Churchill. risas. Viendo el. peligro somos nosotros los que verdaderamente estamos en la obligación de hacernos cargo del problema. Tendremos que asumir el manejo de las finanzas y la renta y controlar su distribución. Pero necesitamos para poder hacer esto una técnica sólida de gobierno, y primero que todo tenemosque construirla. Todo esto es lo que quiero advertir a usIted es que es el gran trabajo que tenemos por delante.
Afortunadamente creo que tenemos buenas intenciones. Pero no es suhuente. Tampoco debemos echar a correr detrás de los grandes hombres. El Socialismo ha producido un gran hombre: Karl Marx. Muchos de noso. tros dirán que este produjo al Socialismo. Bien, yo helei do Marx y no he encontrado nada en él acerca del Socia. lismo. Risas) pero hizo la hazaña literaria más grande que jamás hombre alguno pudo hacer. Marx cambió la mente del mundo que encontró lleno del optimismo dela historia de Macaulay. Aparentemente esta es la última obra que Mr. Winston Churchill ha leido. Risas. Marx, lo digo una vez más, cambió el modo de pensar del mundo y donde el Capitalismo estaba orgulloso. confiado, y cspléndidamente progresista como está, siento mucho decirlo, ahora en América todos se avergonza ron de él. Mr. Keynes nos dice que el laissez faire. el gran principio del Capitalismo, ha muerto. Lo dice con un inmenso desprecio y repugnancia acerca de el y nos hace presente que solamente puede ser tolerado porque no estamos preparados para nada más. Realmente lo que debemos hacer es prepararnos para algo mejor.
Karl Marx hizo un hombre de mi (aplausos. El Socialismo hizo un hombre de mi; De otro modo sola mente seria como otros muchos de mis colegas literarios que tienen tanta habilidad como yó. El Socialismo hizo un hombre de Mr. Wells y este ha hecho algo. Pero con templen al resto del mundo literario y comprenderán por. qué estoy tan extraordinariamente orgulloso de ser un So. c1ahsta. No doy aUds. este (haciendo sonar los dedos) por mi eminencia literaria. Cuando yo hube leido a Marx y cambié mi mente no sabia nada de la técnica de gobernar. Marx era un ex, tran1ero que vw¡ó en este país. No habia sino una persona a quien Pagaba salarioy hunca tuvo salario que pagarle. Qué fue lo que sacó esta persona por haber cuidado de el? Ni siquiera salario. Tuvo el honor de que su nombre figurara en la tumba de Marx.