um 4 LzMA. IOBB DOCTRINA ART: LITERATURA Pºl EMIOAZ o AANI Vro E. O B E:f POR ANT NOR ORR GO vmn Vive en conocimiento, en amor, en dolor y en belleza sin pretender eludir, por jamás de los jamases, lo inalienable de tus responsabilidades. Sólo tú, tú mismo en individuo y no en grey, eres la inexorabilidad armonioso de un orden. Prexistente para tu Destino; libre para tu armonia.
No serás cobarde para el pecado; tampoco lo serás para la virtud, por que esta no escala sus cimas sino con el pecado. Has tu virtud y. tu pecado contra todas las morales.
El pecado es el riesgo moral y, es menester, correr el albur de todos los riesgos.
Tú eres, según tu destino: es necesario que alguna vez no seas, según tu libertad. Sólo a este Precio serás. ºCONOCIM ENTO Todo está hecho para conocer y para due to conozcas. Que la audacia de tu pensamiento se levante sobre la majestad y la reverencia de los dioses. Cada dia las cosas están abriendo su seno, y no es al apocamiento de tu corazón ni a tu pupila temerosa que rendirán su esencia, su latido, su ritmo y su sabor. Que la palabra te sirva de instrumento y nada más que de instrumento. Vaso peligroso es si no la matas en el momento mismo que nace. Anfora letal es si no la. desgarros en el instante en que tu idea sale del parto.
Esta debe devorarla, como aquellas hembras de algunas insectos, que se comen a su macho en el trance mismo en que se produce el paroxismo de la procreación. Que la audacia de tu conocimiento exceda a tu verbo y al verbo de los dioses. AMOR Sal en busca del amor y no te asusten ni las. cortesanos.
Fuerte con tu simplicidad entre gate¿ desarmado y en plenitud, a lo que siendo bajo, te parece alto.
El ojo de una estrella en el fango brilla mejor y tiembla con no se que divina revelación de altura.
Amigo, hemos de caminar este camino y cuidado con. que receles demasiado y seas temeroso, por que, entonces, la lágrima no soltura jamás. y tu corazón se secard para s:empre.
Una y otra vez. acepta la suerte y sal a tu aventura.
Al fin llegarás a tu esposa. compañera de tu ¡álamo y de tus ansias inmortales. La virgen no será para ti sino a condición de que hayas dormido en los lechos impuros, como un confiado y generoso León que se amputa las garras y ofrece, en la mano, sus entrañas ardidas. DOLOR. No busques. eludas el dolor.
Acepta tu lágrima. tu alegría con aquella seremdad con que las Montañas aceptan la sequía y la lluvia.
El gozo pleno es después de la plenitud del dolor. El varón fuerte no quiere las medias penas, ni las medias alegrias. Debemos tener el coraje de gozar nuestra grande alegrla, por que la grande alegria trae también el grande dolor.
se sereno y desesperado, pero que tu desesperación traiga tu esperanza y que tu serenidad traiga tu de sesperación. Tu coman no ha de olvidar el pasado porque el recaer do con stata tu depuración dolorosa y hace tu justicia; pero que tu corazón, desplegadas todas sus fibras, se adelante siempre al porvenir. mau. Y realiza tu armonía en la belleza. Varo estético eres, es decir, expresión de lo divino, centella de Dios, emanación de lo infinito.
Cumple el Fin de tus fines llegando a los hombres, y. a los animales, y a las cosas, y a las apariencias, y a los so les, y a las eternidades como si fueran que lo son hermanos tu os. y Tu estética es la depuración de tu amor, porque sólo ella señala la categoria de tu corazón. Alcanza tu catego ria, hermano, porque el Universo está ávido de saber quien es, en ti o en los tuyos; Aquel: hombre, pájaro, león, lobo o montaña. ¿No sabes bien que eres? Pues deber serlo por tu corazón, por tu esperanza, por tu pensamiento, por tus pasos y por tu palabra. Asi habrás expresado hombre, pájaro, ledn, lobo o montaña, la esperanza de toda la tierra en la catego k» ria de tu corazón. v1 RELIGION ya que tienes la categoria de tu cárazdn estarás a un paso de Dios. Le venís, le pensarás, le conocerás y le amarás. Las cosas, los sentidos y las objetividades serán los trampolines de tus pasos. Habrds arribado a la cima de los Cristos. de las Franciscos. a esa cesárea miel que en