Sl ns pareteique andando nn Ilegals zi tii llbertzrd carre enturites.
Dirdctor: dira int el la tia.
Eume en todas las épocas las eternas victimas de las economías de Iris empresas Ferrararrilerasjsun los tra bañadores de talleres, sien do los que disfrr. itnn de los más míseros sueldos y las más mal tratados.
encaro ren terminal de ler. Empresa del Ferrocarril Mexi car. o y la terminal de Veracruz ha 8levado una demanda ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, qm jándoaae del mal estado financiero de esos ferrocarriles y lo poco costeal)le según dichas empre as, de la ex plotación de lo. mismos. y por io que pide antnriz. ción para hacer un rea. ji ni de per onai en los talleres, en proporción de no 33. La Junta de Conciliación dió entrada a la deman da desde luego luego los gremios a fectados, que lo han sido en todas las épocas y en todos los reajustes, o sean los gremios de talleres, se pusieron a la defensiva de sus intereses tan hábil. tenazmente atacados por el Capitalismo.
No ha sido extraño a nosotros los trabajadores la actitud de dichas em presas pués sabemos de. de hace tiem po. que no han encºntrado otra vícti ma para hacer sus funestas economías y esto tai vez se debe a que, cuando los intereses de los trabajadores de talleres se ven lesionado. son estos mi mos trabajadores los que se deti:nden aisladamente, pues los de más trabajadores delos di tíntos de partamentos, llámense estos emplea dos. rieleros. jamás hacen cansa co»
miro con sus hermanos. a menos de que éllos también se encuentren directamente afectados. Esta falta de solidaridad ha sido hábilmente esgrimida por ios representantes de las em presas, y es por esto, que hoy en el Ferrocarril Mexicano se acomete decididamente contra los obreros talleristas.
Despnes de algunas pláticas entre la empresa y los trabajadores ante la Junta de Cºnciliación y Arbitraje sc )rr. rrr rr Se Ín. Aunq palmo, Sd erroca rri que parec este asnut. tºinientcs: El origen delººconñieto fué como sigue: según nuestros informes reC0jidosde bnenas fuentes.
El viernes 14 de octubre, en horas de trabajº. y en el departa mento de aparatos, se encontraban cumpliendo con su deber los compañeros Modesto Balderrama y Federico Cázares, ambos mecánicos de aparatos. El nnpañero Cázares, necesitó u aberrarnienta que no tenía y té a solicitarla del compañero Balderrarna; quien estaba encargado a de vigilar el trabajo de sus compañeros en su departamento.
Cuando estaba pidiendo la herramicnta nuestro compañero Cázares, llegó el señor Manuel Man.
cillas, que es el mayordomo de ese departamento, y con despotismo y altaneria le dijo: Este no es lugar para conversar. Como desde hacía varios días que el Señor Mancillas venia hostilizando nuestro compañero Bul derrama, este le cóntestó en la forma correcta que acostumbraba. no estamos platicando, me vie ne a pedir una herramienta, y no es esa la forma de tratar, sea usted un poco más desente para darse a respetar, porque sr srgne algunos detalles d1Clll0. y estado que 11 HCÍBS y Mancillas furioso a. cto surgido en menazó a Balderrama con qui bnrperon las desave ¡Todos ahh él árrids. la libertad pero. Cuantos luchamos para conseguirla?
raba ndures debemos itz it Que. el ertrli12nt e Feroi:arrileru sea fsnrpi enldir, pues nuestros ¡ntesfes se iietlaii inas lesio ndns de lo. que están.
Desde hace algún tiempo se vio. ociipando la prensa capitalista, íº dºººº luegº a quejarse con el Comité Local, Entrºévistó el companero ldapa; a Mancillas; pero este qué es debacia tiempo venía trataddd que es nnestro buen compañero Franºi iíTiiiornton a esta Cariital; quien. né llamado por el Presidente de la Repiiblic a, con el objeto de hacer un como ectudio de la situa. jposrbtc normalizar sii tuneronannénº. to administrativo y financiero, que de mala manera a los que antes tan mal se han encontrado desde eran sus compañeros, no dió oiae e mucho tiempo a las palabras de Aldapa y muy lejos de admitir un arreglo pacíñco, se enojó e insultó a Aldapa; por lo que en cumplimiento de su deber y conforme a lo estipu.
lado en los Contratos de Trabajo, se dirigió a dar la queja al Superintendente de Fuerza Motriz y Maquinaria de aquel lur rar, que es ltr. Houston, hom bre qne guarda gran odio a los trabajadores. Acompañados dape y Balderrama dieron la queja al Superintendente; pero este no dió crédito a las quejas de nuestros compañeros, por lo que hubo que llamar a Mancillas en sacara se le. ricieron ios cargos que merecia. Mancillas no podia defenders. y ocurrió a la calumnia, diciendo que el Compañero Balderrama lo habia insultado y queriendo probar su dicho llamó como testigo a Cázares, jr. quien negó tal dicho; pero a pesar de ello, el Snperintendente defendió a Manciilas y declaró culpable a Balderrarna a. Fr7 srr. , h; rii. De seguro que Sir. Thornton. en cumplimiento de su deber, y para darse perfecta cuenta del estado en que se encuentran los FF. CC. ten drá que hacer varias investigaciones a fin de serciorarse de cuales son las verdaderas causas del desastre administrativo ferrocarrilero en Md xico, para después de estudiadas éstas, indicar la forma de hacer las enmiendas necesarias. Esto no quie rc decir que nuestros conotados icrrocarrileros, que han venido administrando por largo tiempofno conozcan las causas, que hoy Sir. bornton trata de investigar; de seguro que conocen con claridad mc ridiana todos los despilfarros y resumidcros de dinero que hay en ca dauno de los diferentes departamentos del Sistema. Pero allí está el quid de la cuestión. unos no les conviene decir nada, porla cuen ta que les tiene otros por miedo a perder el puesto o empleo: más si estos son bnnancibles.
se necesitaba que viniera un tcrcc ra que desinteresado en la cuet;tidn :r con toda ccuanimidad. dijera donde esté el mal cual es el remedio Pero he anni otro probicma que no deja de ser interesante. rn:r. gn. ¡i. ll. i¡ Ti. ía r¡