ºle! ntx. xr nwg4 :rfvw. av. v:tx 5r:af¿r?;a u. Eaanarxev. wwwm wff rns Desde 1918 que fi1é creado el erivia para funerales, pero a Fondº de Defunción nos he pesar de ese esfuerzo no le ha mos dado cuenta de los benefi sido posible; porque la mayoría CÍOS que ha reportado a 108 de nuestras dependencias no deudos de nuestros extintos hán pegada las cuotas extras, compañeros ºSi0 que no Í0 ni exigen que paguen las co d05103 componentes de la lectas attazadas o sean de la nion han respºndidºiºumplien 113 para atrás, pues han sido de como debieran con lo esta muy contadas las que han cumtuido en nuestros estatutos con plido con. ese deber; quedando. l3n noble fini han hecho caso esto demostrado con la circular omiso de las ºXÍl3ÍÍV39 que dia Núm. 108 que acaba de lanzar a día se vienen haciendo de partedel Concejo Central de Defunción, y que se han estrellado ante la indiferencia con que se han visto. que obe dece esto. Es apatía. Falta de voluntad. es que toel Consejo Central de Defunción, donde de una manera palpable demuestra que 16 sucúr sales no han pagado. las colec tas derla 114en adelante; mucho menos las atrasadas. Por tal motivó el Consejo compañeros.
davío no se han dado cuenta de su verdadera efectividad? En lo que se refiere este último punto, talvez les asista algo de razón, pero para que haya una razón debe de existir una causa y según mi humilde criterio son varias: Central de Defunción se vió o bligado a hacer una liq hidación hasta la colecta 147 con lo que tenian hasta la fecha, pues ya no quiso esperar porque desde enero del presente se vótó la colecta. Núm. 136 y en nueve. meses turis ¿jue liquidarla con La apatía Cºil que algunos de una cantidad que no corresponnuestros compañeros ven el de al número de socios con que Fondo de Defnnción, la falta de cuenta la Unión, creyendo tam4 energía de parte de algunas hien que sería hasta ocioso el de nuestras dependencias seguir esperando con las demas para exigir a SUS compo colectas, y al final darian el nentes el cumplimiento de sus mismo. resnltado deberes, la indoléncia de algunos de los Secretarios Tesore ros, en hacer el envío de las co lectas con la debida ºportuni dad, entorpeciendo con esto al Concejo Central de Defunción para hacer sus liquidaciones en el menor tiempo posible tal y como son sus deseos y, por. funciones, que estimo es un pan ult1mo tal vez exrsta e. resque. to hasrco de nuestra organrzamor de lo acaecido en el Consejo pasado, que. poco escru cren.
puloso de la confianza que se le Con la determinación tomada depositó, malversó los fondos, tanto por nuestro Gobierno así no de la sociedad, sino de los como por el Consejo Central de huérfanos de nuestros extintos Defunción, creo que ya no ha Tócante a este brá motivo porque retr zar se último punto, creo que todas en los pagos de defunciones y nuestras dependencias estan sies to sucede cabría preguntar plenamente convencidas de que ¿se tiene desconfianza de los Tambien nuestro Gbno. Gral.
tomó cartas en este asunto y tuvo un acuerdo en el se tido de condenar a los deudore de la 147 para atrás, qa1a que en lo sucesivo se pusieran al corriente, y así hacer una reorganización en lo referente a de el Consejo actual a hecho y es manejos del actual Consejo Gen ta haciendo esfuerzos por sal tr al de Defunción. Llega dar las 21 colectas que dejó nuestra 1ndrferenmahasta dejar pendientes el Consejo pasado, anuestros deudos en la orfany esto, que algunas sólo tenían dad al momento de fallecer?
anticipados los 300. 00 que se ¿Hay influncias extrañas que Sr. Director de EL CALDERERO.
Muy estimado compañero: He de merecer de usted, si lo juzga pertinente le dé cabida en nuestro perió dico y que usted muy asertadamente dirije, el remitido que adjunto le envio para su publicación. Mi objeto es coolaborar. en la orientación de nuestro gremio organizado, a la medida de mis esfuerzos y sin ninguna pasión ni pretenciones Creo que es tiempo de que todos nuestros compañeros se den cuenta del vil escarnio de que han sido objeto algunos de nuestros compañeros, por parte de aquellos liderznelos vividores sin conciencia rjue se han afanado en comba tir a la Unión Internacional de Calde rer os. pagados con los dineros de la CROM y sin conseguir hasta la fecha su objeto. todos los compañeros Caldereros en General.
Compañerosz Salud: Para ninguno de nosotros eii desconocida la ¡noble tarea a que sehen de dicado algunos malos có¿npañeros, que bien podiamos llamar transfugas de la organización obrera, y a cuya cabeza se encuentra el que fuera en algún tiempo nuestro compañero Vázqnez. No descodocemostambién que, sus malévolos y torpes deseos dehacer desaparecer a la Unión Internacional de Caldereros les han sido fallidos, y más aún hoy a la fecha, en que todos los caldereros nos hemos dado cuenta de laperver. idad de los procedimientos empleados para divi dimos, y, qi1e en lugar de seguir es. cuchando las falsedades y mentiras que ellos propa1an, nos aprestamrs a apretar lilas dentro de nuestra organi zación. con ló que lograremos la in tegridad de la familia calderera.
Conñrmo mi dicho, con la prueva de virilidad y sensatéz que han dado en su totalidad los compañeros del Puerto de Veracrúz Estos compañeros. juntos con su servidor, seremos testigos titles de más de cuatro proce dimientos indignos detodo trabajador.
ejecutados por el señor Váz quez y Compa iría; por lo que estamos convencidos de una manera palpable, de lo innoble, injusto y criminal de su obra en contra del gremio en general.
Una vez que nosotros nos hemos convencido por prºpia vista. de los malos manejos de aquellos peores lideres ¡sólo cabe preguntar a los pocos compañeros que aún se encuentran disgtegad05 de nosotros y del seno de nuestra sociedad. Cresis proceder como hombres de recto criterio, el seguir aceptando la ctinsigna de uno o unos malvados?. iYo creo que todos ustedes no estarán dispuestos a cometer o seguir cometiendo semejante desatinol Yo creo que ustedes como nosotros tendrán que convencerse. Y»luego una vez convencidos. Por qué no seguir el ejemplo de nuestros compañeros de Veracrúz, que cansados de tantos engaños y tantos incros del compañero Vásquez, lo tiraron al desprecio para proceder como verdaderos trabajadores conscien tes y honrados, anhelantes de ver asegurados sus intereses colectivos de clasé trabajadora?
Yo os exhorto de una manera iranca y fraternal que hagais un examen de conciencia y analiceis de nuestra situación como trabajadores organi zados. y una vez hecho esto obréis ba el dictado de buestra prºpia con ciencia, sin tomar en cuenta ninguna consigna. Compañerosz aprestémonosala ln cha y instiguemos con el látigo del desprecio a los eternos y falsos após totes de la organización!
Veracrúz, octubre de 1927. tl. idqngel eaóral Sofa. Mícrrió io de a Suc. No. de la de nrnrr raorrs ¡Oh madre sociedad! Tns brazos no han. sido lo suficientemente fuertes para defender tus intereses, Pero no atlijas, la entereza de tus hijos te están demostrando que sienten el calor de tus entrañas.
Tu, aún eres inerte y bella, tus encantos sociales simbolizan tn. hermosura y tu grandeza. y cual una obstruccionen los pagos de defunciones? Si lo primero; el Consejo Central de Defunción, ha estado, estay estará dispues to a demostrar al que tenga desconiianza de la honradez de sus manejos, a la hora que lo solicite; pero si no es ese el mo tivo, debe hacerse a un lado todo lo que pueda obstruccionar la buena marcha de la admi nistración de las defunciones y todos como uno solo coofibrar, asi estar seguros al momento de fallecer, que nuestros hijos han quedado debidamente am. parados.
Chihuahua, octubre 18 de 1027 JÍmme. J(an:ón.
enternecida madre, esperas la llegada de tus hijos que portres años se sacantarcn. Pero él os. Si, ellos vienen arrogantes hacia ti para decirte que tu eron a explorar otro camino de la vida y que están convencidos de que, dis Eregadosde ti todo es una aventura.
Todo paró; fué una nube borrascoza que desorientó nuestras ideas; pero ahora, ahora nos tendrás todos a tu lado. todos unidos, fuertes y altivos. así podremos so:toner tu grandeza. Que qué te contamos. Nada madre; que los golpes de la vida nos han hecho mas hombres, más concientes y más fuertes.
Que si el mundo tiene sus glorias sus encantos, estos nunca se igualan a lo sublirnedel resiproc0 amor de tus hi jos. 9? nmnn. arrs nrtz. lm de 31. tt. tt7.