BA1)iDERA ROJA Resolucion Dare el Estado, Ante el C0ntlicto de los Obreros.
Teniendo presentes ante la opinión pública los actual. 1entos de huelga. tr))lose. no: lunares de la lesión Me))cana tenernos i))presundrblemente que ponerlos puntos sobre las res. y habria) con tranqne¿a sinceridad de que dis ponemos los que no vendemos nuestro crii:íerio ante la tentacion del oro. antela consiona niinisiaerial. i)0º iltºtll()b1 gle1dd()hll()biladl venido a dar públicamente, la. de nuest)a continua lucha en contra del Capital, que inbn )nanaljnente explotal))s energías del trabajador, para. reunir montones l Si, seg. u)an)ente es una ob sesión, pero. no puedo arrancarla de mi cerebr, o mient1as no haya quien me demuestre lo contrario.
Esto es: mientras la mujer sea esclava de sus prejuicios, los pueblos lo serán también.
No me canso de repetir que, siendo la mujer la base sobre la que descansa la familia, tiene por ese hecho una gran responsabilidad del estancamiento en que se encuentra la. gran familia de los trabajado res.
La juventud que se levanta, está llamada quizá a llevar a cabo la tremenda lucha so cial que se avecina, ella es la. AG1))A TRES sendero que deseamos. Por lo mismo, se necesita que el hombre, su compañero, laprepa )e, la lleve con cariño y razo. namientos hacia el fin Que aquí seña10:f0?! ilíll. znd)es consczen¡es parafm mar 03 conscientes.
Mientras el obrero no se preocupe de su. compañera: mientras latenga como simple máquina de placer o como sirvienta de el y sus hijos, sin proporc10nar le ratos de ilus tra0ióri, de descanso moral v, rnaterial, llevándola a don de se de. conferencias especiales para ella, o reuniones donde por medio de la lectura practicada por quien tenga facilidades para ello, se ilustre de oro y que no llegan nunc. saciar la ienirena avaricia de esos ex1.)l)z)t odores a los que desea rada)nentc apriyav defiende el Estado, por. e dio de su inc) brrita. il. a al I) stado hacer justicia. declarar se de nnero. favor del Capital siguiendo sostenien ¡j Ój. s))S n:l)lisos ya que él, seba. volteado en cont ¡snvn osbtrncr10nandolo porel sisteniade. rsns iab11cas. por sus lilillºdb, iendo al y se ponga al corriente de los adelantos de sus compañeras de otro paises; entiéndase bien? no podremos alcanzar ni el más pequeño mejoramiento.
La razón es esta: mientras no nos independicemos de nosotros mismos,, nonos podemos. independizar denuestros opre sores.
que pondrá los cimientos de lo que l)0. llamamos una nto pia: Unión, Paz Amor uni versal.
quela madre le inculque, des de que viene al mundo, la idea plena de lo que perseguimos, es absolutamente indispensa ble que la madre ednque al hi jo en la más amplia idea de esas tres palabras, para que en llegando ala edad en que deba entrar a la bre. a está en aptitud de hacerlo. Mas como la mujer no está preparada para ello, como ella no sabe el papel que tiene que. trabajador que su situacion se. mas dificil.
lnteester0nilrcto ¿que resolución ton. el miedo)
No. es el Estado que sea ji. udente. justo que de ¿Pueblo, al no obedecerlo oaprobado por L))ºi. l))tu ra Loi3al. eier)nte al R))ºlamento del. Le del Trabajo; ante la negativa de losrndnstrnrles delos de sus hijos, está) claro que l) stados de ae) uz vr Nuevo eon de noacceder en Mas esa juventud, necesita. desempeñar en la educación Campañeros: iijad vuestra atención en la pobre mujer que comparte con vosotros, 10 mismo vuestras penas que vuestras alegrías; dadle un poco de luz, un poco de ilustración, para que podáis tener hijos dignos de figurar algún día, al frente de las huestes liberta IZIS. nada. las justas peticiones de los obreros; ante el proceder inhumano de los industriales de Aguasca lientes, cerrando sus fá icas, dejando a los oli)reros. sin el pan diario que llevaban. susl)ogares; tomar. una resolnr))on quelo )l. i))pi. como Alvarado. loli. una oc won en atan) lecretandoque si en el perentorio tiempode 1 horas no cumplían los , ntal ratas de Puebla. lo dispuesto por la Le dada la inaniiiestn obstrucción delos industria les éstos no podrán seguir por el VENTURA ZÁMOR ATEGU. ne All. Enemlii. Compañeros: En mi gran nuestro medio no responda a anhelo de ver llegar un dia nuestras necesidades, iremos bello. lleno de justic1a para al fracaso.
la clase explotatada a qi1eper Los trabajadores no somos tenezco no cesa1é nunca, con dueños ni del pedazo de tierra mis pobres ideas, pobres de belleza, pero ricas, muy ricas de buena fe y sinceridad, de predicar a mis compañeros, que deben procurar destruir ellos prime)0) de5pués en el gislatn. c))l;)jne. no solucioi¡abanel coni10to ob)e)o en. Monte1re) la reanudauon de los trabmos en los talleres de nac¿ lientes entrenarralastabrrcasaloaob1eros. Nos extrana que alºuna prensa asiente fases como éstas: Industriales. Obreros, Mantienen sus l))sp. tivas Intr)nsr)encms ge. enlas. e1¡ge,, cjas de lt)lll¿)l lltldllblº? llttºh a los ete)naniente. 9X nuestros asequibles. ne vo. pintados, cuando piden pan para sus. o,)1es l)i 108 antecesores) Eseñanza jos, sólo cabe. ce1ebros malvados ma 1d¡ta) que ºrl ¡lló dºgfa iio) tun )d. ente. to el )roletariado dela dante sumlSión que en la ac. 1 tual¡dad impera en lama)or)a. R92jlóil Mii Y. C¿lllñ. C()n:balºií 0011 ºlcln dld»lr 10 que (181 ES Clases laborantes, cau contestara. todos y. cada uno de los deturpado sa única de que suframos las res de nuestra clas5. vejaciones de que somos obje¡Y Entonces. Ya e1emosl.
to. lodos esos émbustes. ATALAYA.
dad, hipócrita. canalla, en convencionalisñqu, debemos destruirlos ahora con una te naz enseñanza racionalista, escuela que nos salvara de la ignominia en que vivimos; pues mientras el Estado en. Busquese el próximo número. que pisamos.
bres, compañeros, trabajemos por hacernos libres, dentro de la armonía y el orden que marca la teoría anarquista, tan vilipendiada como poco entencerebro de sus hijos, los pre dida en toda su grandeza y juicios que una maldita socie l exce lsitud.
Nuevo Laredo, Tams. JESUS LEDESMA.
YA ES MAS QUE SUFICIENTE En nuestro primer número: advertimos. las personas que directamente reciban Bande ra Roja, que de no aceptarlo lo regresaran pues de retenerlo en su poder dos números, los considebamo como subs criptores. En vista de que han reteni do cuatro números, les suplicamos nos remitan. en giro o timbres postales, el importe de la subscripción.
Seamos hom