153. 99 ae. fflsgié. er La urdustria azucarera de Australia es absolutamente eficiente. Nnguna otra industria, con excepción de la 1anera, ha realizado como ella tantos progresos en el sentido de aumentar la producción por unidad. La producción de caña, por acre, es ahora el doble de hace 35 años, y es una de las más elevadas del mundo. Ninguna otra industria australiana ha si do tanto como la azucarera objeto de investigaciones. Casi todos los miembros de las comisio nes reales y de otras investigadoras, eran ciudadanos de los Estados del Sur, y ésto no obstante todos ellos emitieron, casi por unanimidad, opiniones altamente favorables para la industria azucarera como factor de la vida económica y nacional de la Confederación. No se ira encontrado aún otro producto que pudiera reem plazar al azúcar en las tierras fértiles a la vez sus vulnerables de la costa del lejano Norte. Las poblaciones en las regiones tropicales ponen de relieve la importancia que el azúcar tiene para la nación. En la zona tropical del Estado de Australia Occidental, hay alrededor de 6, 000 habitantes de raza blanca, 5, 000 en el territorio del Norte, mientras en el Norte de Queensland su número excede de 170, 000, los que en su mayor parte dependen, directa o indirectamente, de la industria azucarera. Los actuales sucesos internacionales hacen resaltar la urgente necesidad de desarrollar las regiones poco pobladas que se prestan a esfuerzos pro ductivos. a: a a: Merece también especial mención el discurso de Mr, Forde, porque este miembro de la Cámara declaró categóricamente qUe la oposición a la que pertenece, estaba decidida a votar en favor del proyecto, porque está de acuerdo con la politica proteccionista que prohija su partido, porque están directamente ligados a la industria azucarera 32, 000 habitantes de Queensland y otros 100, 000º dependen de ella, y finalmente, porque ei acuerdo es indispensa ble para hacer triunfar el principio de Austra lia blanca. Hizo notar que gracias a la In dustria azucarera, la región tropical de Queensland tiene 175, habitantes, todos de raza blanca, mientras su número es solamente de 11, 000, en las regiones similares de la Austra lia occidentatl y del territorio del Norte.
Por otra parte, Queensland es un buen mercado para muchos productos de otros Estados de la Confederación, mientras que sin la indusPÁonta 54 tria azucarera, sus 175, 000 habitantes vendrían a aumentar el número de los desocupados y dejarían de consumir productos de muchas otras industrias australianas.
Es interesante también el siguiente argumen to que el orador adujo en defensa del proyec to del gobierno, es decir, en defensa de la industria azucarera; el gasto por cabeza del con sumidor australiano, es en el año: 38 cbelines y 10 peniques por leche, 39 y por pan, 42 y por manteca, 103 y por carne y solamente 35 chelines y peniques por azúcar, y ésto a pesar de ser el consumo medio de este último prºducto en Australia uno de los más elevados del mundo: 106 libras (48 kilogramos. Compa rados los precios de los principales articulos de consumo de 1935 con los de 1911, resulta que el del pan aumentó en un 57 por ciento, el de las papas en 53. por ciento, el de las diferen tes clases de carne entre 36. y 57 por ciento, el del té en un 69. por ciento mientras que el precio del azúcar señala solamente un aumento 33 por ciento.
Pasó luego a demostrar lo insignificante de la economía que el consumidor realizaría con el abaratamiento del azúcar. Se calcula que una la milia de cinco personas consume seis libras de azúcar por semana. Una reducción de un cuarto de penique por libra en el precio representaría para la familia una economía de un peni que y medio por semana y de peniques si la reducción fuera de medio penique. Conviene comparar esta economía insignificante con los beneficios que derivan de la mdustria azuca rera para miles de obreros directamente interesados en ella y los indirectos que resultan para otras industrias del consumo de sus productos por parte de esos obreros.
Insistió en la importancia que Queensland tiene como mercado para los productos de los otros Estados de Australia. Lo demuestra con toda evidencia la estadisrica de la importación.
y de la exportación de ese Estado, no su intercambio con el extranjero sino con los demás Estados de la Confederación. En los últimos cuatro años su importación era aprºximadamen te de 15, 500, 000 libras esterlinas por año y su exportación de unos 10. 500, 000. Se vé asi que con la ruina de la industria azucarera sufriría en primer término la población de Queensland, pero resultarían perjudicados también los de más Estadºs, cuyo mtercam bio con la región azucarera les deja un apreciable saldo positivo.
aaaaaara. sae:annaaaannath. oasrfaawmlaaaraáaanwnww ¡fnrr tyrf. í E¡s. If tm fú? 53! JML.