cio que los comerciantes es muy drf1crl hacer comprender a. losf: compradores el interes inme diato que obtendr1an de ¿las cooperativas. Pórºá otro lado. el; reparto del benef1c10 no permite la extensión comercial y la mayor parte delas cooperativas no disponen casi nunca de capitales. suficientes para su mardlia normal. Las firmas capitalistas ¿de alimentación cuentan siempre, al contrario, con considerables capi tales.
Para servir a la clase obreri las coopera tivas deben esforzarse por vender al precio más bajo, lo que permite unapropaganda fá cil, que lleva numerosos compradores, y que por el aumento del número de negocios reduce considerable1nente los gastos generales. La venta al precio más bajo posible es, por consiguiente, el principio comercial en que deben inspirarse para su propaganda todos los cooperativistas revolucionarios.
CONCLUSION El cooperativismo constituye para la clase obrera un medio de acción que debe darle re sultados importantes en todas las circunstan cias de la lucha einpeñada por la emancipación del proletariado. Para realizar este fin es ab solutamente indispensable que la acción de los cooperativistas logre interesar a la masa de trabajadores en el movimiento cooperativo. La tarea más inmediata de las cooperativas revolucionarias es, sobre todo, la de llevar al movimiento coºperativo a los trabajadores sindi PÁGINA 22 cahzados Estos, habiendo ya comprendido la. necesrdad de agruparse para defenderse en su. papel de productores, son facr1mente atra1d0s a la 1rudba para la defensa de sus intereses de consumidores ya que el capitalismo eXtiende su explotac1on en todos los dominios.
Cuando la masa de los sindicalizados haya ¿comprendido la utilidad de la acción cooperativa ºrevolutionaria, los cooperativistas refonnis tas no seran. nas que una ínfima minoría en estas. organizaciones y ¡los trabajadores podrán reconquistar su direcCión y utilizarla para el propio provecho de la clase obrera. Es también necesario, para los cooperativistás revolucionarios, dirigir metódicamente su propagan da contra la carestía de la vida, los impuestos, causa parcial de la elevación del precio de los articulos de consumo y para llevar pr0gresi vamente a la. acción cooperativista a las amas de casa y a los elementos de las Clases medias que sufren por este estado de cosas; Deben tomar, también, la iniciativa en la consti tución de comités de lud1a contra la vida ra ra. Estos, bien dirigidos por los cºoperativis tas revolucionar 1, os deben servir de antecámara para la 1adhesión a la c00perativa, y de5pués a las organizaciones de clase del proletariado: sindical y politica.
Esta acción, desarrollada con perseverancia, conducirá a una potente extensión del mo vimiento cooperativo y a la eliminación de su dirección de los pequeños burgueses que la uti lizan contra los intereses dela clase trabajadora.