¡ a. ºº one su practica ºes la mejor manera de desarroliar las cooperat1vas de consumo, lo crerto es que la verdad es otra. En efecto, en el regunen capitalista las cooperativas no estan al abrigo.
de las crisis economrcas srendo entonces su ine jor apoyo, evrdentemente la clase obrera Aho ra bien, como la actitud de los dirigentes del movimiento cooperativo tiene pºr aonsecuericia alejar a los elementºs mas attivos de la clase obrera, en lugar de facilitarl el desarrollo del cooperativismo tal actitud contribuye a debilitado. se coopsnAnvrsmo DE CLASE De ahí que el interés del movimiento cºn perativo y de la clase obrera estribe en ludríar en contra de esta nefasta teoría Cooperativista. La cooperativa de consumo es un organismo creado por los obreros para la defensa de susintereses contra la explotación capitalista en sus diferentes grados, y no es hasta después de la desaparición del régimen capita lista Cuando debe dar servicios al proletariado; es, por el contrario, desde ahora, cuando debe servir a los intereses de los trabajadores cooperativistas contra sus explºtadores y contra el régimen a pitalista.
Las cooperativas deben ser utilizadas úni ºº camente con este fin: apoyar a los trabajadores en sus esfuerzos para la supresión del régimen capitalista, que crea inevitablemente el desordg. económico y para instaurar una sociedad en la que la producción estará organizada con el exclusivo objeto de satisfacer las necesida des del os consumidores. Conviene examinar los.
servicios que puede dar la organización coºperativista en las diferentes fases de la lucha con tra el régimen capitalista.
ANTES DE LA asvowciorr Las cooperativas en el régimen capitalista deben ser utilizadas: lo. Para vender a los trabajadores mercan cias buenas y baratas, ayudándoles así a limi tar las exigencias de los especuladores y de los negociantes.
Zo. Deben servir para que se formen admistradores Obreros y (obreras. Estos son, en efecro, alejados de toda instrucción teórica y práctica que les permita hacer valer sus a titu des para tomar la direccwn de empresas importantes Para; d1r1g1r estas sean de producción. fo de dntnbuc10n de productos, lii búrgiiesía re forma para los suyos el mienopolio de la prepa ración y d¿ la formación de futuros ingenieros y administradores. a experiencia que los trabajadores adanie ran en la direccion de las cooperativas les permitirá en el momento oportuno, desde la toma del poder jugar un papel importante en el abastecimiento del pueblo, impidiendo que los burgueses, colocados en la dirección de las gran des empresas, hagan ¡todo lo posible por sabo tear a la revolución socialista.
Bo. En las ludhas del proletariado las coo perativas deben dar tºda clase de apoyo a los obreros en ludha: seguros a los huelguistas, dis tribución de artíc ulos gratuitos, préstamos a los organismos obreros, etc.
En el régimen capitalista las cooperativa deben servir para la propaganda de clase, crea ción de casas del pueblº, bibliotecas, instaura ción de cursos, organización de grupºs del aum nos, grupos deportivos, conjuntos artísticos, etc. etc.
DURANTE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA Desde que la lucha por la toma del poder haya comenzado, los elementos de la burguesía colocados en la driección de los grandes orga nismos de prºducción y de distribución lud ha rán por todos los medios po sible contra los obre ros revolucionarios. Uno de ellos consistirá en sabotear e impedir los abastecimientos, a fin de utilizar todo elemento muerto o pasivo contra el proletariado. Desde este momento la Clase obre ra no podrá contar más que consigo misma para asegurar los abastecimientos Mudhos revolucionarios dicen que la iniciativa proletaria sabrá cumplir con las tareas más urgentes. Evidentemente que sabrá pro bar que tiene la iniciativa y decisión necesarias; pero es imposible proveer con exactitud y desde luegoL como se presentaran los problemas que hdbtá que resolver. Es claro, por consi guiente, que quienes podrán desempeñar los me jores servicios de abastecimiento serán traba jadores que desde antes de la lucha hayan ad quirido cierta experiencia y, en primer lugar, los administradores de cooperativas consagra dos a la causa revolucionaria PÁGINA 19