para desarrollar. sirs grandes cooperativai. Paº tener. ganancras srno para organizar la repar ra guardar esta Clientela aa pesar de su cónduc tición. Organrzando la produccron faltaria ta, se esforzaron por justificarla estableciendo una teoría coopetativiáta Uno de los secretarios de la N.
publicó en 1920 un libro en el laúd desarrolla esta teoría. Los cooperativistas reconocen que hay un problentéi social; que los. capitalistas han des poseido a los productores de sus útiles de tra bajo y de su producción; que para resolver es te problema es necesario suprimir el régimen de propiedad individual sobre el cual descansa el capitalismo. Es decir, arrojan toda la responsabilidad del desorden social actual al régimen de producción para el mercado y quieren subs tituírlo por otro basado en la satisfacción de las necesidades. En la actualidad, cuando un capitalista, cuando un comerciante, establece una industria o un comercio no lo hace para servir a compradores y a los consumidores, sino con el exclusivo objeto de realizar ganancias, de cobrar dividendos. El régimen cooperativo otganizaría la. producción y la repartición de esta prºducción para satisfacer las necesidades de los consumidores. Los cooperativistas consideran que el de sarrollo del cooperativismo puede bastar para realizar la substitución del régimen de propie dad individual por el régimen de propiedad co lectiva. Pretenden, de consiguiente, que no hay nooe idad absoluta de hacer la revolución, pues que el cooperativismo solo bastará para elimi nar. destruir el régimen capitalista. Si todos los consumidores de una comuni dado de un barrio decidieran comprar solamente a la cooperativa, los pequeños comerciantes serían constreñidos a cerrar sus tiendas por falta de compradores. Se suprimiría, así, el pe queño comercio. si todos los habitantes de una ciudad como Paris tomaran la misma de cisión, no solamente el comercio al menudeo, si»
no también el medio y el gran comercio cerrarian sus puertas. En fin, si todos los habitan tes de un mismo pais tomaran esta decisión, ésto serían al desaparición total de, os interme diarios y los negociantes ºl Los consumidores organizados en esta forma conocerian exactamente la estadistica de sus necesidades, tanto de articulos alimenticios como de manufacturados, de vestidos, calzado, herramienta, etc. Conociendo sus net esidacles, podrian organizar la producción, no para oirPÁG1NA 18. clientela a lasf. grandes fabricas que funcronan en la actualidad en provecho de sus duenos estarian condenadas a cerrar yº ºa pasar bajo la dirección del movimiento cooperativo?
Por la realización de esta hipótesis, que pa rece lógica, pero que es por demas simplista, el régimen capitalista cederia su lugar al regi men cooperativo. LA neuraarroao coonsnarrvia Pero para realizar esta hipótesis es nei:esa rio que tal cooperativismo absºrba a todois ios consumidores y que, de consiguiente, ob:ierve la más estricta neutralidad sobre todos aquellos problemas, tales como el político y el relrgro so, que son motivos de desunión. Como los dirigentes cooperativistas de que hemos hzía. bla do pretenden servir los intereses de todosi los consumidores, es lógico que se esfuercenº por asimilarlos a todos, sin ninguna dotmcron social. Es decir, no distinguen entre el obrerp, el comerciante y el patrón; por lo menos esto afirman, pero en la práctica. obran de. otraimanera: no sólo permanecen neutrales, sinoique prestan su concurso al gobiernº capitalistai para buscar dentro del cuadro de propiedad in dividual la mejor manera para que lo tolferen los explotados. Ann ellos mismos no creeni dei todo en la posibilidad de realizar su tesis ºcoo perativista y de ahí que prefieran estar en re laciones amistosas con los explotadores 3i no con los explotados; en cambio, al abrigo de es ta tesis no sólo colaboran con el gobierno ¿apitalista, sino que cuando la otasión se presienta toman partido en contra del proletariado. Es así como en el seno de la organización cooperativa alejan sistemáticamente a los irra bajadores revolucionarios de todas las funcio nes importantes y no vacilan en excluidos citan do piensan que éstos pueden llegar ai tener cier ra influencia. Además, siguen la táctica de fomentar la división dentro de la; organizaciones de clase del proletariado, división que debilita a la clase obrera en su lnclra contra sus explotadores, Tal actitud, es evidmternebte, contraria a lo que ellos mismos llaman la rientraílidad cooperativista.
Si lo expuesto sobre la teoria coopetntiíria ta deja en los co optrativistas ia impresion de