Por. OSER. SILVETI MANERA DE PROLOGO He sido invitado pºr la dirección de ACCION SOCIAL para colaborar en forma permanente en la noble empresa de divulgación cultural. que se ¡ha impuesto, encargándºme de la elaboración y exposición de tºdºs aquellos fenómenos esta dísticos que ¡a juiciode la citada direc ción deban ser divulgados. Guiado única mente por el deseº de ser útil a la masa de trabajadores ique forma el núcleo principal de lectores de esta Revista, he acep tado gustºso tal invitación y con estas lineas inicio una serie de artículos sºbre.
el tema que indica el títulº, en los cuales intentaré exponer la materia, en fºrma didáctica, pero popular y al alcance de la masa de los lectores de esta revista. DEFENEClON Las definiciones que se han dado al concepto estadistico sºn tan variadas, que sería imposible, dentro de los limites de este trabajo; referirnºs a tºdas ellas. El concepto y la utilidad de la estadística ha variado a través del tiempo; antiguamen te su experimentación y aplicación se re ducían, casi exclusivamente a la descripción numérica de algunas de las caracte risticas demºgráficas más salientes de un país o de una región determinada; por lo tanto su aplicación comprendía tan só lo a aquellos fenómenos sºciales que interesaba a los gobiernos, con miras. anás bien de carácter pºlíticº que gener llí. e Más tarde se manifiesta una tendencia ¡hacia la universidad y es entonces cuando la estadística se identifica com pletamente como una ciencia de carácter social, aplicable al estudio de la sociedad ¿humana en tºdos sus variadºs aspectos.
PÁGINA 12 En la actualidad existe divergencia entre los más destacadºs maestros sobre la cºnsideracióndue debe darse a la estadística, ya que unos se afirman en clasi fica rla como una ciencia y los otros la admiten, más bien, cºmo un tºdo o ¿técnica cientifica; nosotros nºs in linamos pºr esta última conce ión entro de sus límites pºdemos definir a aSi. La estadística es un método científico que tiene por objeto dar una visi ón in mediata, y la más clara posible, de ¿un conjunto de caracteres semejantes; enseña a abreviar metódicamente y mediante la inducción matemática la frecuencia con que se repiten los caracteres de un hechº.
Es indudable que la estadística no puede por si misma establecer relaciones de. causa y efectº. bas leyes de la lógica se imponen y las reglas dela estadística deben ser subsidaiºias de aquellas. Wa terguand, celebre estadístico danés, ha afirmado que la tarea del estadistico no debe hacerse. consistir en encontrar la casualidad en si misma, sinº en ayudar a otros a que la enCuentren. El estadisti co debe sentirse satisfecho si puede dar a conocer que ciertºs grupos de hechos (expresados en cifras) acusan notables diferencias, dejando que los expliquen las demás ciencias. Por otra parte, no hay que desconocer que lºs arreglos estadis ticos de los hechºs son de gran ayuda cuandº se trata de establecer relaciones causales, ya que por medio de la expresión ¡de tales hechos mediante númerºs es posible concentrar una gran serie de experiencias que pueden ser fácil y perfectamente comparadas. He aquí la prin cipal función del métºdo estadistico: Cºm e paración fácil y perfecta de hechos exp re»
sadºs en cifras.