savorucicn.
SUHSCMPTION RATEs: 32, 00 1410 consideres: anonucn se publicuni todos los Sábados, siendo los precios de suscripción los siguientes: En los Estados Unidos Un año 2. 00 Un semestre 10 Números sueltos. 05 En la. República. Mexicana: Un uno, moneda. mexicana, 5. 00 Un semestre OO Números sueltos 10 One year Sk months Todo pago debe ser precisamente adelantado.
Húganse las remesas de dinero, en Billetes de Banco, por giro postal por Express, dirigiéndolas en todo caso al Editor, 654 San Fernando, St. Los Angeles, Cal. SA.
Editor ylPropietario: MODESTO DIAZ. NUESTROS GORBELIGIÜNARIUS Superando dificultades enormes publicamos este número de Revolución. La folla de re.
cursos paraliza nuestra labor y nos pone dura prueba. No obstante, tenemos la suficiente entaresa para aumentar nuestras privaciones y continuar la publicación de nuestro periódico; llegaremos lo último sin parar mientas en los sacrificios; nos hemos propuesto no abandonar la pluma hasta el momento preciso de cambiarla por la espada, y para seguir nuestro camino no encontraremos vallas que no selvemos; la última plumada la escribiremos con nuestra sangre si preciso fuere. Pero no queremos que se interrumpe la regularidad de la propaganda, deseamos que no deje de ser persistente, y pretendemos aumentar todo lo posible su intensidad. Para ello reclumamos el concurso de nuestros correligionarios. Muchos de nueetros amigos, han pagado las subscripciones y hecho además donativos extras para el sosteni miento de Revolución pero nuestros gastos son execivos tanto por la impreción, como por el envio que no teniendo registro resulta oneroso, y he aquí el motimo de nuestra solicitud, Esperamos que nuestros correligionarios que no han cubierto el semestre vencido, lo hagan presto. y que todos nuestros amigos en general. nos presten su ayuda, ya sea colocando susbcripciones entre los simpatizadores, adelantando el pago del semestre, de cualquier otra manera que jueguen provechosa para nuestro objeto. rocúrese cl próximo número; contendrá buena informa.
ción.
REVOLUCIÓN se ha cambia.
do al Núm, 654 Fernando «t.
luna idea ai no ÜÉÉMQHAÏEQÉUH Lights.
Sin piso! do vegilenra, Juan Sanchez Azcona estampa en El Diario. los declaraciones mas lacayescas, hablandomde la dellogación de facultades que la llamada Cámara Popular hace on favor del Dictador. En las nado lo alto, ¡i updïa ini lo sona.¡ida previamente o hniíz «lol qapriclio dictatorial, cc al colmo del sarcasmo y es el mejor cartabon que puede dor la medida al envilocimiento de los corteros nos del viejo Porfirio.
El Congrero com puesto de títeres pendientes de la manada ciones de régimen purlnmentn Díaz y no de representantes del fluc mmm lmúxlmoa PM rio propiamente dicho. asienta el iúmulo Azcona el voto dc oonfinza ul Gobierno constituye siempre un noto concreto, preciso y explícito, En México cada uno de esas delegaciones de incultades ha sido de hecho un voto de gran qpnfiansa; pero hay mas todavía: como dijo uno de nose; tros en cierta ocasnni, en la Clírnura de hecho esta tiene concedido al Ejecutivo un voto de con finnsn permanente desde hace veinte años, Claro es que esto aparece como una anormalidad aquí y en cualquier país; pero es una anormalidad que muchos pueblos cultos nos envidian. Envidiar los pueblos cultos esa anormalidad monstruoso que ha reunido en las manos de un bandido todos los poderes de una nación. Envidíar los pueblos cultos el parlamentorismo nbyecto del Congreso que arrea el Dictador Diaz!
No, quienes envindian ese estado de servil postración que guardan los lacayos del Congreso Porfirista, no son ni los pue: blos cultos ni los salvajes, son los tiranos modernos y Roosevelt y Estrada Cabrera verían colmadas sus ambiciones si en su respectivos dominios contaran con una Cámara de reprensenliantes del pueblo, en permanenete ejercicio de sumisión, como la de México.
Juan Sanchez Azcona, estaba beodo de servilismo cuando escribió su artículo; él que forma parte de esa recua llamada Congreso, no ha tenido rubor en declarar que du a. t e veinte años, el Dictador, ha usurpado el poder legislativo con el usen»
timiento de los diputados que le obedecen com o esclavos; él, que sabe bien quien es el que reparte las curules de la Cámara entre el servum pecus, no tiene empacho en mentir, diciendo que la Nación entera ha sancionado elocuentemente el robo de su soberanía como un viajero amenazado por la pistola de un incineroso, consiente en que le limpien los bolsillos y que semejante latrocinio ha sido benéfico para el despojado.
Si no fuera un diputado, si no fuera un servil quien lo dice, se tomerían por sarcasmos mu»
chas de las frases de El Diario. Decir que la o ton a parlamentaria es consciente y voluntaria, y no obedece anemia cívica; decir que los Diputados i e e ampliamente abierto el campo de las iniciativas, cuando es tópico que le Cámara Mexicana es una cuadra de eunucosincapacos do emitir nda pueblo; desde hace mas de un cuarto de siglo sólo ha tenido actividad para urrnstrurse en servicio del César, solo ha hecho uso de la libertad que este le concede, para encaramurse la picotade su parlamentarismo moiurse de la democracia. En que tiempo, en que momento de trascedental interés para la pu.
tria desde que impera TuxtepecI se ha levantado lo llamada. representación nacional ii.
exigir justicia, á castigar los crímenes de lesa nacionalidad, las simonías y las traiciones del Ejecutivo ¿Cuando ha votado una ley sin edadtarla al capricho del Déspota Quien de todos los diputados ha roto nunca la airentosa quietud de las Cámaras, para dar muestras de civismo La soberanía de los Estados ha sido usurpada, la centralización le ha reemplazado; la Constitución ha sido destrozado. y pisoteada en las sacristías, en los cuerpos de guardia, en los tribunalesy en el mismo rebl ÉtO que cobijo los padres conscriptcs; Porfirio Díaz, ha cometido desde el oscuro asesinato de boca calle, hasta las matanzas en masa, que horrorizan al mundo, ha robado en pequeña y en grande escala: ha traicionado México y vendido su territorio; la Patria ha sido villanamente ultrajada; o d ados extranjeros la. han invadido jparn matar los obreros mexiicanos petición de un Gobernaldor esbirro y con anuencia de Díaz, y teles atropellos, semejantes crímenes, al perpetrador de mil atentados contra las leyes y el pueblo, ha concedido ese Congreso de miserables un voto de cofianza. permanente al que ha correspondido el Gobierno con actividad y pericia de una manera brillante; dice Azcona, quien debería callar si acaso en las bajezas de su alma siente rubor de confesar que el Dictador ha pagado con mendrugos de pan la sumision ínoondicional del Congreso.
Los diputados tienen abierto el campo de la iniciativa, sl.
para descuartizar la Carta innmental, para aprobar empréstitos ruinosos y reconocer deudas injustas, para aumentar el periodo presidencial y sancionar el asesinato del sufragio, para dar concesiones al extranjero y autorizar traiciones, para suprimir las garantías individuales y la libertad de imprenta, para proteger el comercio de esclavos y los fraudes oficiales, para ahogar los municipios y suprimir los jurados populares, para en, ubrï todos los ininm las ce tnn sólo una anormalidad que muchos pueblos cultos nos onvidinn.
Si Porfirio Dfnz, fuera un tirano grundo y no un bandolera vulgar, hubiera dicho ya del Congreso de Mexico, lo que gritó la boca indignada de Tiberiond te el senado romano Miserubles esclavos, mas esclavos de to que fuera de desearsal ranuras OFIDIÁNOS.
Felipe Talamantes.
Este mastin es un individuo de regular estatura, cargado de espaldas, membrudo como bestia detiro; es de color moreno amarillento; tiene el pelo negro, recio y erizo, como la cerda del jabalí, ojos pequeños y pestañas lacias y caidas, no usa barba, Su cara es desagradable y manifiesta las claras que pertenece un truban solapado. Tiene mucho de cuadrumano. El gorila Talamantes tiene las piernas estevadas, recuerdo de su juventud pasada en el lomo de los caballos ajenos. Sabe ser hu milde cuando se encuentra solo con alguien que le pueda acentar las costuras, pero cuandose ve rodeado de sus congéneres los demás perros, se envalentonay es todo un bravo.
hace algunos años, polizonte de Los Angeles. y nolia mucho que entró al servicio del Dictador para perseguir los liberales.
Inauguró sus funciones de rufian porfirista en Enero de este año, nprehendiendo, unido Fprlnug y el consnlillo nginpo, lil editor de Revolución y Ra. iaél Escárcegn y pretendiendo hacerlos delatar nuestro compañero Flores Magón, intimidándoles con una farsa en que el bull dog Furlong, ínngió de juez. Después de ese primer ensayo del que no sacó mucho provecho. continuó cliateando la presa hasta que concurrió con otros esbirros al asalto de la calla Pico donde cobarde y telón ayudó maltratar nuestros amigos indefensos y sorprendidos, No obtuvo por su hazaña la propina ofrecida, porque el plagio que se había. fraguado fracasó, pero sí percibió algunas sucias monedas que le han aguzado el canino instinto para echarse en persecución de nuevas victimas.
Los mexicanos que vienen aquí, no tardan en conocer las mafias de este rufián, que parece ha creido que robar hombres en plena ciudad es lo mismo que hurtar caballos en las dehesas.
Es Talamantes, el miserable perro e quien la horca haría honor quitandols ln puerca existencia, truhnnorlns del absolulismo, pit ll Es desde ii: a Im. rlmgn.
El CUMPLÜT.
bolsillo que soplien.
Ii nuestro camarada Gutierrez de Lerma. lo hnlpuosto bajo un nuevo arresto do ounrontsrdias ppr otro cargo del Gobierno Mo.
xloeno, presentado por ol lllt llyü Lozano; cargo que probaron los embustcros, tanto e o o lmn probado los anteriores, pero que no los impedirá, puesto que bay quien se los conceda. seguir solicitando la detención de nuestro amigo aunque jamás justifiquen una sola de aus burdcs acusaciones.
lLo malvados impacientes, y resueltos pasar por. encima de todo, dejan la hipócrita inmovilidad y quitado el cmbozc, se descubren. Quién u e e u a ya, de la conspiración que enreda on apretada maya nuestros amigos. Todos Vemos claro y sabemos cual es nuestro deber en este asunto, es preciso que tripliquemos nuestra actividad, si no queremos que se nos burla miserablemente y se nos priva de cuatro intrépidos corazones, de cuatro inteligencias, de cuatro hermanos de lucha.
La Tiranía, liberales, nos lia provocado un duelo muerte, una guerra sin cuartel; justo es que devolvemos golpe por golpe.
No olvidemos que en nuestras filas hay muchos claros y que en las de nuestros enemigos, no hay uno todavía. o.
Es necesario no solo permanecer de frente, sino avanzar hasta el pecho del contrario.
Nuestra causa reclama el combate y la victoria: seamos audaces y venceremos.
La. solidaridad es para nosotros, reducto y ariete; estrechados por un solo pensamiento, alentados por un solo ideal; unidos como las piedras de un muro, por la argamasa de la inquebrantable voluntad; seremosiinw vencibles: Al hombre caído reemplazémosla en la lucha. pero salvémosle tambien, sin señalar limites nuestro esfuerzo: Las fronteras del imposible desaparecen bajo los pies de los titanes: una voluntad que quiere, es un gigante que escala lo infinito.
Si la luz de le verdad no pue«
de llegar hasta el profundo antro donde acecha el crimen hambriento de humanos sacrificios; si ha nuestra demanda de justicia se responde con un latigazo en mitad del rostro; si la servíz del débil ha. de servir de escaño la planta del fuerte; si la Inocencia ha de morir irremisible mente bajo la zarpa del monstruo; si la noche ha de ser señora y el dia, eterno proscrípto; entonces, templemos nuestras cóleras en ¡noi go de centellas y castignemos con azotes de rayos los soberbios malvados; levantemos monuna: con brazos de cataclismo, y aplastemos tambien.
No hay que ser ilulos, liberaPasa la tercera; plana.
ra iso or emm nessa. iriviario ver 199 stores dr ls Cpmdn drnrista. u fl Los ¿bycétos tienen su vombulnrio propio. pci esc para cliomulo Sánchez Azcona y sus compañeros. eau delegación perniiinente de incultndos, que demiie fi¡J