AÑO SEMANARIO lJllllJRAh. j PAGINAS NEGRAS.
Pero cuando se trata de un periodista de al gún ciudadano cansado de haber cometido un delito políti co, el procedimiento es distinto.
Se espien los palas del candidato presidio, y cuando se tiene ya la seguridad de aprehender lo, un enjambre de polizontes rodean la casa donde se encuentra la victima y caen sobre élla y la arrastran al Departamento de Bartollnaa, situado un lado de la cárcel de Belem. Ese Departamento consta de tres pisos.
Las bartolinas del piso interior son lamdestinadas los periodistas, los obreros propagandistas y los luchadores contra el despotismo.
Una ba tolina es el sitio más hediondo, mas negro, más sucio, más húmedo que pueda imagin a s e, Un nfltnfinpgflll n cn.
Ïlséuió ¡anrrcada de tula colocado sobre el ¡angoso suelo, lrve para que descanse el luchador. El piso, negro, resume agua. En un ángulo de la bartolina un nauseabundo qunete practicado en el suelo, indica al prisionero que alli debe desahogar sus intestinos. Densas telarañae adornan los ángulos del colaboro donde pululan las ta.
rántulas, enormes arañas venenosas. Alacranes y escolopendras viven sus anchas en esos sombrios tugurios. has paredes lagrimsan mugre y agua íétida.
Espntos de personas enfermas cuelgan como gotas de resina a lo largo de las paredes. Los pies se hunden en el fango, y medio día, cuando el sol mexicano alumbra intensamente, hay dentro de esas tumbas obscuridad completa.
En esas bartolinas se tiene los luchadores semanas y meses, sin ver la luz, pues está prohibida le introducción de iósforos para esa clase de reos. Muchos infortnnados han cagado ahí, otros han sido devorados por la oísis han adquirido una enfermedad para el resto de su vida.
Se tiene ahí los luchadores abs o u ta e nte incomunioadcs, dándoseles la comida de la cércel que hasta un perro hambriento provocaría náuseas.
Cuando el Juez se cansa de atormentar de ese modo los luchadores, los arroja el común ds presos, donde latigasos tienen que obedecer las órdenes más despótieas de los cspataoas del presidio. Las faenas más vilee se hace desempeñar a loa.
luchadores ienen que limpiar con la mono los excusodos, cargar barriles rebosando de materias focales, y por las noches.
cuando cesan las amargas isenaa, se acomoda esos presos el lado de los excusados, sobre el piso cubierto do orines y de inmundioíns, para que descansan.
No hay humillación que no se lnfiija los hombres honrados.
Para los luchadores no hay líbertsd bajo fianza, la obtienen después de haber pasado meses y aún años en la prisión. Inútilj es decir que no se aplica la ley en sus procesos.
In ¿en La administración mexicana está formada por hombres sin sentido moral, analfabetas la maCaei todos los funcionarios mexicanos tienen una historia nebulosa y han sido escogidos entre lo más podrido y lo más sucio de aquella agonizante sociedad.
Porfirio Díaz tiene buen olfato para escoger las almas que aportan, y se rodea de ellas.
Muchos de 10s Gobernadores de los Estados, Jefes Políticos, Diputados, Alcaldes Municipales, militares de alta graduación y aun los de menos categoría, han sido bandidos en toda la extensión de la palabra antes de desempeñar los puestos que ocupan actualmente, siguen siéndolo ya porque han sido educados en el crimen, ya porque para ser útil Porfirio Días es preciso ser bandido como él.
Muchos hombres han comprado los puestos del Gobierno vendiendo sus mujeres, sus hermanas, sus hijas y ¡oh verguenzal hasta sus madres. Quien quiera que tanga entre los miembros dé su íamilie una mujer bonita. puede llegar ser ¡uneionario mexicano. Basta elhagar la lujuria de un Ministro, un Gobernador, un hombre de alguna posición política, para ser Juez, Magistrado, Diputado, Jefe Político, Alcalde Municipal, de cualquier modo encontrar acomodo en esa Gomorre maldita que se llama administración mexicana. Vendiendo mujeres un Alcalde Jefe Político, se yor parte, pero dóciies instrn montos dci Üznr furtmo 111122. l Po a Libraío Riva ra y ¡VENIR. 94 ¿L a LOS ANGELEH. CAL, NOVIEMBRE DE 1907.
ams!
REUNI PQRAB La noche del mártesl2 del presente las tendrá verifieativo um GRAN REUNIÓ POPULAR en el SIMPSON AUDITORIUM en la calle Hope, entre las calles Siete y Ocho, para Pnorzsmn contra la DETENCIÓN ILEGAL en la cárcel del Condado, los Sres. Rir ado Flores Magón, Antonio ÍÏillarreaI. Gutierrez de Lara Mm, Dirigiran la palabra los Defensores de los presos, los Rres. HARRIMAN, HOLSTON y la Sra. ELLIOTT.
ran sr sonajes más distinguidos se puede llegar hasta Gobernador de un Estado Ministro Plenipotenoiario.
Lauro Carrillo obtuvo el empleo de Gobernador del Estado Libre y Soberano de Chihuahua, entregando su mujer la lujuria de Carlos Pacheco, quien fué Ministro de Fomento.
Esperón y de la Flor obtuvo el empleo de Jefe Político de Pochutla, Oaxaca, entregando su mujer al Gobernador del mismo Estado de Oaxaca, Licenciado Emilio Pimentel. Por el estilo han tenido distinciones y honores muchos hombres indignos. Hay muchas personajes que han sido bandidos. Ramón Corral el Vicepresidente de la República, fué procesado hace muchos años por abuso de confiar)
za en el Estado de Sonora, de donde es nativo. En ese mismo Estado fué famoso como ladrón de ganado y contrabandista.
El General Mucio Martinez, Gobernador del Estado de Puebla, antes de ser funcionario cs. pitansaba una banda de ladropuede tener un empleo de esari nos y plagiarios en el mismo bionte sentar plaza de gender. Estado; asesinó hombres, violó Vendiendo mujeres por mujeres, incendió fiscales.
Manuel El Coronel Manuel Alarcón, Gobernador del Estado de Morelos, era el Jefe de una cuadrilla de ladrones de camino real que tenían en constante alarma, por (sus asesinatos, los pacíficos moradores del Estado que más tordo habia de gobernar.
El Ministro de Fomento, Licenciado Olegario Molina, antes de ser funcionario i í a del fraude, de la más descarada rapiña. Dejó en la miseria unos herederos cuya herencia él manejaba, a Mérida, Yucatán.
También medró como tahur fullero robando eu el juego a los incautos que no lo conocían.
Entre los demás funcionarios hay muchos que antes de ocupar un puesto en la administración mexicana, vivieron en las cuevas de las montañas, ejerciendo de bandidos, disipaban ens ooios en los garitosy las tabernas oomo tahures profesionales vivian del infame comercio de eaclavas blancas.
Porfirio Días y sus secuaces so vanaglorian de gue no haya bandidos en los caminos. Los bandidos están ahora en la administración y son Generales, Gobernadores, Diputados, Jefes Políticos. Alcaldes simples gendarmes, donde son mas nooiNÚM. 21.
vos, porque antes, cuando eran hundidos fuera de la ley, pesabrru slïlo sobre por sonas acomodadns, cuyos intereses euvrdieban, pero hoy pesan sobre todo un pueblo y lo soquean; lo usesinan, lo envileoen.
Iii Las puestos públicos producen en Méxrco más que cuale quiera industria, Ningún negooro, ni aún el más audaz deja tantas utilidades como un puesto cualquiera en la administra.
ción mexicana.
Los funcionarios entran pobres ft desempeñar sus funcrones de padres del pueblo, y los pocos meses ya son ricos y li la vuelta de unos cuantos años son millonarios, Porfirio Díaz entró pobre la Presidencia. Hoy es el hombre más rico de México; tiene iondos en los Bancos de Europa y Estados Unidos, es acoumsm prurupar ue las mire ¡du Wm e ni r e a labriles, agricolas, mercantiles y mineras.
El Licenciado Miguel Cárdenas, Gobernador del Estado de Coahuila, no tenia segunda camisa cuando se hizo cargo del Gobierno. Hoy, Gobernador todavis, es multimillonario.
Por ese tenor todos los demás millonarios han salido de la miseria y héchose opulentos explotando los puestos públicos. Desde el Presidente de la República hasta el más humilde polizonte, todos hacen negocio. Por eso no es raro que la deuda pública de México sea de mil quinientos millones de pesos, aunque en las Memorias de Hacienda aparezca una cantidad menor.
Las concesiones ferrocarrilerns han sido un filón de oro para los prohombres de Mexico.
No concede permiso a ninguna compañía para que tienda sus vías, si no firma un recibo por el que conste que ha recibido, por ejemplo, un millón de pesos como subvención, cuando en realidad no ha recibido ni un centavo sólo una insignificante cantidad le ha sido entregada por el Gobierno. Se ha robado tanto en ese sentido, que las vías de varios ferrocarriles pudieron haber sido construi.
das con rieles de plata en atención al costo escandalosamente monstruoso que han sa«
cado.
Para otorgar concesiones de otro género, reciben los funcionarios monicanos, para su bolsi Pasa e la cuarta plana.