REP Don Joaquín Garcia Monge, apóstol americano Por Francisco Hgalvaïvosz cae arma Desde la primera vez que converse con don joaquin, aquilaté definitivamente la reciedumbre de su personalidad.
Su exposición metódica y diáfano, su pensamiento penetrante y sólido y su actitud generosa y constructiva, inmediatamente me justificaron la razón de su prestigio continental.
Con ese acento serenamente lúcido y familiar, propio de losgrandes espi ritus, on joaquin suele exponer sus puntos de vista, especialmente sobre los problemas americanos, llegando a conclusiones que constituyen verdaderos capítulos de cultura humanista. Al analizar las posiciones teóricas en que descansa la actual etapa histórlca de los pueblos américa latinos, Acepte pues, querido maestro y amigo, mi modesto mensaje de solidaridad con el justisimo homenaje que el Perú integro va amendirle. crea que en él va muchodel sentimiento de admiración y respeto que le profesa toda nuestra América.
Suyo de todo corazón. aya DE LA TORRE de octubre de 1958.
Don Luis Barrios Llona Embajador del Perú Pte.
Mi muy estimado Embajador y amable amigo: Tuve el gusto y la sorpresa de recibir su amable carta del 26 de Sepbre. pasado. Las gracias le doy.
Me siento muy orgulloso del homenaje que el Gobierno del Perú me ha hecho al concederme la Condecoración de la Cruz del Sol.
Cuánto me han reanimado las palabras del Dr. Raúl Porras Barrenechea. Le ruego me le dé las más sen tidas gracias. Nunca las olvidaré. He de escribirle luego.
Ojalá corresponda en mis actividades editoriales a la benevolencia con que el Gobierno del Perú me juzga y trata. Haré cuanto pueda por exaltar aspectos de la cultura peruana, ejemplar en nuestra América.
De Ud. afmo. servidor y amigo, GARCIA. ONCE no encuentra la causa para cimentar la necesidad de liquidar la tradición, como lo proclaman algunos sectores de intelectuales y profesionistas. al considerar que ese absurdo cada vez ensancha su esfera de acción, el maestro se apresura a explicar, que tradición no es sinónimoï de anacroniszno, ni tampoco simboliza el aspecto negativo de una sociedad. Que por el contrario, la tradición es el testimonio efectivo de los pueblos y los siglos; el fermento indispensable para la emulación y progreso de la humanidad, y la plena vigencia de los principios morales y de los valores eternos de la sociedad y la Historia.
Amparado en estas conclusiones, y comofl es un hombre esencialmente objetivo, piensa quenunca como hoy tuvieron tanta significación las ideas por ejemplo de Liendo y Gaicochea, de Cecilio del Valle, de González Viquez, de Sarmiento y de otros perinclitos ciudadanos de América, por cuanto aún respiran bondad y honda preocupación por realizar el mayor bienestar a la generalidad.
Como se ve, el pensamiento de don joaquin es positivamente constructivo, sin dejar de traslucir su polémica acnnronro, AMERICANO 85 titud contra quienes, al auto apellidarse «innovadores. en verdad no van más a lá de ser los representantes de la decadencia cultural de algunos de nuestros paises.
Al referirse a la educación nacional, rememora los beneficios que ayer hiciera Brenes Mesén. a quien injustamente el olvido quiere sepultar. declarando. que por la universalidad y lógica de los principios que normar) la reforma realizada por aquel ilustre mentor, bien merecería volver hacia ella para reeducar, con criterio realista y moderno, la juventud costarricense. Con ocasiónde algunos brotes literarios poéticos, aparecidos en el país, Don joaquin multiplica su actividad y su entusiasmo para difundir.
los en el ámbito americano, en afán de comprobar, que con todo y las deformaciones intelectuales ya anotadas, Costa Rica no es en las doradas y altas manifestaciones del espirituuna unidad de proporciones simplemente matemáticas, una especie de aparato muerto: sino otro de los auténticos motores culturales de América. De aqui que, aunque se haya decretado contra él algo asi como «el.
ostracismo a la manera ateniense. o aislamiento forzado, su capacidad de trabajo ysu patriotismo cada día le robustecen su envidiable pedestal.
LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE LA REPUBLICA DE COSTA RICA.
Considerando: lF Que es deber primordial de la Asamblea Legislativa en su carácter de Poder Representativo del pueblo y como depositario de la soberanía nacional, tributar justo homenaje a los ciudadanos que han contribuido con su ejemplo y civismo a dignificarla; Que un ejemplo vivo de amor al servicio público lo encarna el Pro.
fesor don Joaquín García Monge, considerado como uno de los más grandes valores de la intelectualidad de América; 39 Que por su fecunda labor en los campos de la docencia nacional se ha distinguido como el que más en su misión. Que en las páginas de las letras patrias el nombre del Itiaestro don Joaquín García Monge, a través del tiempo cobra cada dia relieves más brillantes y gratitud más profunda en el alma nacional; Por tanto.
ACUERDA: Articulo únicor (En uso de las facultades que le confiere el inciso 16)
del Artículo 121 de la Constitución Política. declarar Benemérito dela Patria al Profesor don Joaquín Garcia Monge.
Publíquese Dado en el Salón de Sesiones de la Asamblea Legislatbrar San José, a los veinticinco dias del mes de octubre de mil novecientos cincuenta y ocho.
Alfonso Carro Zúñiga. ViCepreSidentrL Ednardo Trejos Dittel, Segundo Secretaria Fernando Volío Jiménez, Secretario ad hoc. Este documento es propiedad de la Biblioteca electronica Scriptoriurn de la Universidad Nacional, Costa Rica