Archivo rebelde es
1910 06 13 i 002 3
1910 06 13 i 002 3 black white

CULTURA PARA LOS TRABAJADORES De la hoja volante: Un camisa campesina que dejaba porqué se murió: era joven y ciendo. Ah, vientre hambrien una estufa fin de obtener los brazos desnudos, los robus sana. En veinticuatro horas se to, te la has tragado: tragame a perfecta desecación, para de este atentado contra la setos brazos incansables; que tu la llevó el cólera. mí también! María. Ay, modo poderla pulir sin temor.
gunda enseñanza vieron aquella noble madre que. era buena tu mujer?
María. repitió con enronque Sólo se usa de la estufa cuando Amicis pinta tan bella y tiernacida voz: se va prisa; en el caso con ¡Ay, barino suspiró hon Los enemigos, los oscuros mente: Piensa en tu madre, sin soltar las riendas de trario, es preferible ponerla y sórdidos enemigos del Cole cuantos años atrás estaba inclidamente el pobretín. éramos cuerda se enjugó una lágrima secar al aire, para que no se gio de Señoritas, han dado en nada toda la noche sobre tu tan amigos! se ha muerto sin con su guante de cuero, la sacu bornee la madera.
aducir como razón muy funda cama, midiendo tu respiración, mi. Desde que supe aquí.
dió de soslayo, agachó los hom Es menester observar que no mental para ellos, el hecho de llorando lágrimas de angustia y pues. que la habían enterrabros y no pronunció una palabra debe darse la primera mano de que aquel plantel concurren y apretando los dientes de tedo, al momento eché andar más.
barniz sino hasta que el color al lado de las hijas de las gentes rror, porque creía perderte, para la aldea. para mi casa.
Al bajarme del trineo le dihaya secado por completo.
Llegué. era más de media privilegiadas, las hijas de las temía que le faltara la razón.
buena propina; saludóme hasta cocineras. Con este criterio denoche: entre en mi isba, me RÓMULO TOVAR.
el suelo, quitándose la gorra primente para la mujer de Costa paré en medio y llamé muy con ambas manos; volvióse y Para los zapateros Rica, quizás hoy también el bajito. Maruja. eh, Matomó un cansado trotecillo sobre Para hacer impermeables los ruja. nada, nada más que Ministerio de Instrucción PúMaruja la helada sábana de la calle zapatos. Haced fundir en un que el canto blica juzga y resuelve lo de un grillo en un desierta, invadida por la brumapuchero de tierra, barnizado, en materia económica atañe rincón. Entonces me eché Hace tiempo, cuando vivia gris del frío Enero.
que colocaréis cerca del fuego, la enseñanza secundaria del elellorar, me senté en el suelo y en San Petersburgo, acostumuna cantidad cualquiera de buemento femenino. qué clase pegué en él con la mano diIVÁN TURGUENEF.
braba, al tomar un trineo de na brea; añadidle un poco de abyecta de la sociedad, pregun alquiler, emprender conversaw wwww goma elástica cortada en lámitaría yo esos infatuados argu ción con el cochero.
nas muy delgadas, reblandecida mentadores, machetones de la Me agradaba en especial charde antemano con vapor de agua cosa pública, pertenecen las lar con los que hacen el servicaliente; revolved la mezcla con cocineras? Qué vergüenza pesa cio de noche, pobres labriegos una espátula de madera para sobre ellas para que sus hijas de las cercanías que vienen facilitar la disolución de la goma.
sean indignas de que el Estado Para los mecánicos por otra que contenga un diente la capital trayendo carricoches En seguida pasad esta composide ajo; se continúa la cocción las eduque? Qué reglas de de mala muerte, embadurnados Medio de preservar el acero ción, aún caliente, por medio renovando el diente de ajo siete desigualdad privan entre noso de ocre y tirados por un jamelgo, y el hierro de la oxidación. de un pincel sobre la vira y ocho veces. Entonces se echa tros, para que las cocineras ganar el pan la renta para el Según Payen una solución primera suela, teniéndola cerca en el vaso una libra de succino, sean de la clase vil? Quiénes amo.
alcalina muy débil, que condel fuego. Dad luego un baño son ellas. mujeres condenadas después de haberlo derretido Cierto día llamé uno detenga 100 1 300 de potasa, la costura, teniendo cuidado de la manera siguiente: se le al trabajo por un salario mise esos tales. Era un mozo como preserva del orín el hierro que de dejar un pequeño espacio rable. Pero no, malditos costaañaden dos onzas de aceite de de veinte años, fornido y ro en ella se sumerge. Las soluno cubierto lo largo del borde, rricenses esos que la mujer linaza y se expone todo un busto, de azules ojos y colora ciones da carbonato de sosa, de después toda la superficie, y trabajadora condenan. Malditos, fuego violento. Luego que se dos carrillos. De su remendada borato de sosa, más menos repetid esta operación hasta que porque cuando así discurren y completa la fusión, se echa la gorra, calada hasta las cejas, se gorra, calada hasta las cejas, se concentradas, el agua de cal el baño haya tomado el grueso materia aún hirviendo en el piensan, acaso cierran los ojos escapaban las sortijas de su dilatada en tres veces su volude dos naipes. Haced secar y para no ver la imagen de su aceite de linaza ya preparado y rubio pelo, y un caftan roto y men de agua, ofrecen la misma unid después la segunda suela.
madre que fué mujer trabajase deja hervir por espacio de menguado cubría duras penas propiedad.
La composición dicha, interdora, que fue sin duda cocidos tres minutos, meneánsus anchos hombros.
puesta las dos suelas hace nera sueldo. De las entrañas dola bien. Se filtra por último Parecióme que el bello rostro los zapatos perfectamente imPara los carpinteros de esas mujeres sujetas a la la composición en un pedazo imberbe del cochero estaba trispermeables.
fatiga honrosa han nacido los te y sombrio; charlamos, y noté Barniz para que la madera de tela, y cuando está del todo Nota. En cada número pumás dignos hombres de la Reresista la acción del agua fría, se conserva en botellas blicaremos recetas de gran utipública; de sus esfuerzos han mente.
hirviendo. Este barniz se prebien tapadas.
lidad para los obreros; cuando vivido, al calor de sus secretas. Cómo tan triste, hermano para con mucha facilidad y asi Uso. Después de pulir bien deseen aplicarlas y se los difaspiraciones ellos se agrandaron le pregunté.
mismo se usa; he aquí la re la pieza de madera que se quieculte alguna duda, pueden diri.
y amaron su porvenir; de su Tienes alguna pena?
ceta: re barnizar, se le da el color girse por escrito la Dirección corazón ellos aprendieron las Al pronto no respondió.
Se toma libra y media de que se quiere; por ejemplo, del periódico, que la pondrá leyes de la hombrla de bien. Sí, barino, tengo pena dijo aceite de linaza, cinco onzas de para el nogal, se da una ligera enseguida en manos de persona eredaron las al cabo: una pena tan grande litargirio pulverizado y tres on mano de una mezcla de hollín competente para resolverla.
virtudes de la ciudadanía pura.
udadania pura. que no hay otra como ella. Se zas de minio pulverizado tam con esencia de trementina; y Yo quisiera decir mil nom me ha muerto mi mujer.
bién. Se hace hervir el aceite cuando este color está perfecbres de hijos de cocineras que según eso, la querías mude linaza en un vaso de cobre tamente seco, se da una capa los artesanos hoy forman el patrimonio inte cho.
de roseta no estañado, suspen de barniz con una esponja fría, lectual, el tesoro cívico de la EL mozo, sin volverse. agachó diendo en él, sin que toque el para extenderlo con igualdad.
de San José Nación. Pero he comprendido la cabeza.
fondo del vaso, el litargirio, Se repiten estas capas hasta que hay muchos hombres que Barino, la quería. Ya va albayalde y el minio.
cuatro veces, cuidando siempre Don José Joaquín Vargas Calse sienten humillados cuando cumplirse el octavo mes y no se continúa la cocción hasta de que seque bien la una antes vo, el constante amigo de los se les recuerda que tuvieron puedo olvidarla. Es una cosa que el aceite tome un color tome un color obreros, desea formar un orfeón de dar la otra.
una madre que fué hija del que me roe aquí en el corazón, moreno subido, y entonces se Después de la mano final, se coro de trabajadores en su pueblo, que usó aquella antigua y acabóse. Yo no entiendo quita la muñeca y se sustituye coloca la pieza barnizada en Escuela de Santa Cecilia, y para ello invita cuantos artesanos deseen pasar agradables an ratos aprendiendo algo de múSons La zapateria de está como siemHiginio Carmona OFICINA de Agencias y Comisiones stca. La enseñanza es gratuita Ernesto Ortiz 50 varas al Este pre, las órdenes de las personas ecode la iglesia del Carmen y no se exije más que un poco nómicas y de buen gusto 100 varas al en efectivos obsequiamos la Telégrafo ERTIZ Apartado: 378 de buena voluntad y constancia.
persona que compruebe que en Esta oficina publica cada 15 días El Las solicitudes para inscripción. DE sur de la oficina del Magazin Costarri.
Comisionista. que circula gratis.
la Sombrerería de las atiende el tipógrafo cense.
JUAN ARIAS GRANOS Francisco Sanabria en el antiguo no existen los mejores y los ANDE SOBRE ESPEJOS más baratos sombreros de esta plaza.
Para ello no tiene más que siempre que sean usar para limpiar los pisos de superiores en calidad su casa, la universalmente faVentas al por mayor de artícué inferiores en precio mosa Lustrina que venlos del país, especialmente café Gerardo Matamoros los que yo vendo de Vicente González en su Se hace cargo de componer conocida Pulpería La IndusTomás Fernández Hnos. San José, Calle Sur relojes. Se garantiza el trabajo.
José Maria Vargas tria. esquina suroeste del 300 varas de la Platería de don Lino Alvarez Colegio de Señoritas.
contiguo don Federico NoInformes en el Almacén de Robert Iglesia de soledad boa.
Hnos.
Impretna del Comercio San José 50. 000 ALMACEN ¡Compro adobes!
Depósito de materiales BOLAS de BILLAR TORNEO LISIMACO CHAVARRIA RICARDO MUÑOZ Casimires finos y resistentes Especialidad en obras de falda Cortes de moda. puntualidad inglesa Dirección: Calle Central. 25 varas al de la Catedral Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregón Lizano del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura y Juventud, Costa Rica.