Archivo rebelde es
1919 09 11 15 original
1919 09 11 15 processed

isa ha publicado due se han introducido reformasfentre ellas una enmienda propuesta por la Delegación de Norte américa, declarando ccque el pacto no afecta la validez de otros convenios internacionales, tales como los tratados de arbitraje, o regionales entendimientos, tales como laDoctrinade Monroe, para asegurar el mantenimiento de la paz. La Doctrina Líonroe afecta directajmente a las Repúblicas latinoamericanas; y como nunca se ha escrito en un. documento internacional, ni ha sido expresamente aceptada por las naciones del antiguo ni del nuevo Continente; y como ha sido definida y aplicada de diferentes maneras por hombres de Es tado y Presidentes de los Estados ¡Unidos de América, creo que se hace ne. cesario que enel pacto que se trata de. suscribirse defina con entera claridad, de manera que pueda en adelante ser incorporada al Derecho Internacional escrito. e. LaDelegación norteamericana esta.
presidida por el muy honorable señor Woodrow Vllilson; y al mencionar la Doctrina de Monroe, es seguro que, si no se ha definido en el mismo documento, se hatenido presente la defini ción que el señor Wilson, como Presidente dealos Estados Unidos, ha dado de ella en sus varios discursos, desde. el que pronunció en Movile en 1913. hastalosúltixnos en el año corriente.
En ellos ha consignado que esa Doc trina no es una amenaza, sino una garantia para las naciones, más débiles de América, y ha desautorizado expresamente las interpretaciones que se le han dado, haciéndola significar una especie de tutela que los Estados Unidostienen derecho a ejercer sobre las demás Repúblicas de América. Muy especialmente en su discurso a los pe: riodistas mexicanos, con fecha de junio de 1918, declaró: que la garantía que la Doctrina implica en favor de los países más débiles, no es sólo con relación a las naciones del viejo mundo, sino también con relación a los Estados Unidos; y habló dela celebración de un pacto panamericano a, ese respecto, que puede tener su rea; lización, incluyéndolo en éste en discusión. Tales declaraciones han constituido al señor Presidente XVilsonen el mejor exponente de los ideales de, los pueblos del continente americano.
Todas estas consideraciones me inducen a presentar la adjunta proposición, la cual espero merecerá la buena acogida de la Delegación de los Estados Unidos, y será apoyada por las de las Repúblicas latinoamericanas, las cualesïcon ello pagarán su tributo de admiración y respeto abprimer Magistrado de la nación norteamericana, que tantas pruebas ha dado desu amor. a. la justicia. Presente adjuntos algunos Repertorio Ámerfocirzo párrafos del hermoso discurso dirigido a los periodistas mexicanos, a que nos hemos referido. Si la enmienda americana a que he hecho referencia está redactada en los términos publicados o en otros semejantes, el pacto de la Liga de las Naciones no será un obstáculo para que los pueblos de la América latina puedan confederarseio unirse en otra formapque tienda a la realización del sueño de Bolívar. Quiero hacernna última declaración: al suscribir en nombre de Honduras el pacto que está en proyecto, hago de antemano la reserva expresa para mi pais, del derecho que suConstitución le otorga de unirse a otra o más de las naciones del Istmo centroamericano. con el fin de reconstruir la que en un tiempo fué República de Centroamérica; y hago esa reserva expresa, porque, esa unión constituye elmás bello ideal del patriotismo en aquella región y no debe quedarninguna duda sobre el derecho a su realización.
París, 22 de abril de 1919. Los narncros xrrsnamas LA MALA. coNnncTA o Una maestra de escuela de San Francisco de California que había sufrido mucho de los ojos, en una de sus visitas al oculista, describió a un niño incorregible de su clase, al parecer defectuoso de la vista. Así se lo habia manifestado varias veces a sus padres, pero éstos, pobres e ignorantes, en nada. se habían metido. Porsu cuenta resolvió hacer algo en, favor del niño y le buscó la asistencia del oculista. Se creyó gue nada podia hacerse con un muchacho tan tonto y despreciable. Decía la maestra que era el más malo de los muchachos de once años que había.
conócido en su ya larga experiencia. menudo jugaba al toro, en unión de muchachos perversos de diversas edades, fumaba, echaba juramentosï como un soldado y mentía atrozmente.
Se enorgullecía estúpidamente de no aprender nada y de oponerse a todos los esfuerzos. Un defecto físico se le conocía tan sólo: acercaba fiiuchoel libro a los ojos. Del examen se sacó en limpio cine, en un ojo tenía 7 de. la visión normal y en el otro, 5.
En un principio, al muchacho no le importó curarse; pero después de muchos trabajos se le pusieron los anteojos y vió perfectamente. Entonces comenzó a ser más humano. Un año más tarde, el cambio del mozo era completo: quería a la maestra, no faltaba nunca, era el primero de Ia clase, había concluido con sus malas costumbres,, era el asombro del vécindarioy el regocijo de sus padres.
Hay una explicación sencilla y natural de este cambio. Se ignoraba su. a 31, enfermedad de los o ojos. No podía aprender porque no podia ver. Cuando hacia esfuerzos para ver, le dolían los ojos y la cabeza. Sus respuestas incorrectas y absurdas provocaban la risa y la mofa de sus compañeros, con lo que aborreció la escuela; y en sus juegos de vagabundo con malas compañias, adquirió vicios. Ya con anteojos, el mundo cambió para él de aspecto. Aprendió con más facilidad y se volvió ambicioso. Ya le gustó la escuela y le plació móstrar. sus capacidades; y con la buena asistencia, abandonó los malos amigos.
Como llegara a ser el orgullo de la escuela, los padres se interesaron por él y 1e ayudaron. el escolar de once años, el peor de la escuela y de la vecindad, así se libró de ser un delincuente. Que tanto bien pueden hacer un par de anteojos. De Kansas Sta e Board ofHeaIl Baile in. NUEVA SOCIEDAD JHISPANISTA AMERICANA A Se ha constituido enNueva York una Asociación, llamada Cortés Society, para publicar una serie de do?. cumentos y narraciones concernientes al descubrimiento, conquista ya colonización de la América española. Los volúmenes llevarán prólogo y notas eruditas. Los dos primeros que se han impreso son: uno, la anónima Narr. tve o Me Conquest of ilícxico, tradu. cida por Mr. Sóville; el otro, la Rela ion of ze Conquer! of Perz. de Pedro.
Sancho. traducida por Mr. Means. En el presente año se publicarán, tres o cuatro Volúmenes más (De rElFí i gara. kMadrid. LA Enseñanza CÍVICAjEN LAs ESCUELAS DE FRANCIA «k Paul Éert, refiriéndose a la urgen cia de intensificar la enseñanza cívica en lasescuelas de Francia, sintetiza su pensar en esta forma. La enseñanza primaria debe estar al servicio de la idea de patria. nEs preciso que unpueblo. tenga sentimientos elevados, un pensamiento único y una fe común, sin locualno.
sería nada más que una aglomeración de hombres ligados por intereses co. manes. Pero ese pensamiento único hay que llevarlo dentro de sí mismo, en el sentimiento de la dignidad, de la fuerza, de la grandeza, de la gloria, de las esperanzas propias, en el firme propósito de perder la vida antes que 1a libertad. agrega. Esa religión de la patria, ese culto ardiente y razonadp a la vez, es el que debemos inculcar en el espíritu del niño si queremos que penetre Este documento es propiedad dela Biblioteca electronica Scriptorium de Ia Universidad Nacional, Costa Rica