Archivo rebelde es
01 02 08 01 1941 1
01 02 08 01 1941 1 black white

EN EL SUELO DE Méxrco LA Año 0 Numero Msxrco, ancdr. rts DE ENERO DE, 1941. ED CTOR E5. Lmsnrsn DE PRENSA LA LI snnrsn DE CONCIENCIA DEBEN ConSomnsnsn EN BEALIDADES INEXPUGNABLE5 MANUEL AVILA CAMACHO LOS ENEMIGOS DEL PUEBLO HAN SIDO, HASTA AHORA, LOS VERDADEROS US. UFRUC TUARIOS DE ESTA LIBERTAD.
a un rrn 1DA Dos disposiciones establccc cl acuerdo sobre el fraccionamiento de los ejidos y titu, lación de la parcela cfidal, quc comentamos cn lo general en cl primcr númcro de ¡sensuanio óa ¿ii o iÍ iimí, 1on nn AC CION POLITICA. lP otmmco rnncronzl 1NABCISO BASSOL ¿Nnn crso Bis sori. s, EMIGDIO MARTINEZ ADAME, MANUEL MESA ANDRACA, Vrcro MANUEL VILLASE OR, Br. criroo ZEVADA.
REDACCION: rv. REP. DEL SALVADOR No. 23 HITLER Ci NUEVAMENTE, en discurso pronunciado por Hitler, aparentemente con motivo del Año Nuevo, peio realmente en contestación a las palabras expresadas por Roosevelt rico, iiniruv. Una, relativa afqnc se practique el fraccionamiento y se expidan los titulos parce larios correspondientes, DENTRO DEL A BREVE PLAZO POSIBLE, de las, tierras dos dias antes. el FUEHREB insistió enlsus ataques contra Inglaterra y los Estados Unidos. Repitiendo casi textualmente las acusaciones lanzadas al hablar frente a los. trabaiadores de municiones de Berlín dos Semanas antes. Hitler reafirmó la tesis en que conforme a la ley deban ser objeto deº. ul iudicaciim individual, en todos los ejidos donde no haya sido realizado, asi como en los nuevos centros de población agrícola que se hayan creado.
Otra, que ordena para lo sucesivo, que al ejecutarse las resoluciones presidenciales que doten restituyan tierras a los pueblos y las que creen nnevos centros de población agrícola, el parcelamicnto sea simultáneo al acto de ºejecución. que los títulos se expidan con la máxima diligencia que permitan los recursos destinados por los presupuestos.
Además, en la circular girada por el Ejecutivo alos gobernadores de los Estados, enla misma fecha del acuerdo, se indica que los trabajos topográficos, los censos, la investigación sobre el fraccionamiento de predios rústicos y la información técnica netesaria, deberán efectuarse acuciosa. correctamen te para que con toda cractitud se determinen la extensión y calidad de las tierras que deban entregarse y el equitativo aprovecha miento de las aguas, a fin de que al otorgar se la posesión provisional de los ejidos, pue da hacerse el parcelamicnto de las tierras de labor y reglamentarsc en debida forma el uso de los recursos hidráulicos.
HAY, YA, INTERESES CREADOS El LOS EJIDOS. Por lo que toca a la primera disposición, hay que tener en cuenta que los cfidos cris lentas datan de 1915. cuando al rpcdirsc la Ley del ii de cnifro, los militares, auténticos rcrolucianarior, cnlrcgaron cn algunos lugares las tierras a los campesinos: que, a par tir de entonces, con ritmo distinto y regla mentacioncs diversas, los gobernadores de.
los Estados y los presidentes de la Repúbli ca, tucrrm cumpliendo con la ley, de acuerdo con criterios diferentes. basta que la primera Lev de Dotación y Restitución de Tierras y Aguas, definió conceptos y estableció nor mas unificadas para resolver el problema agrario; que las tierras de cultivo entrega das por concepto de restitución y dotación han variado en ta lidad y extensión, calcula da ésta según el número de sujetos de dere cba agrario, primero teniendo en cuentalas necesidades de la familia campesina y la productividad de aquéllas ¿v, despues, fijando a la parcela un numero determinado de bcctá»
reas según su clase. por último. que en 25 años de labor agraria se han creado interel soe en los ejidos dotados. con la Construcción de obras de mejoramiento y aprovecha miento, la creación de servidumbres, la plan tación de árboles frutales o cultivos paren nes, etc, Hay (rue considerar, también. que en la mayoria de los ejidos, más de un son, non excepción de scucilos en que se ira organi todo si trabajo en común a partir de 1935, in pmrceiacidn lid sido, realizada por las en i tor tadas agrarias ¿s por los campesinos.
no ta ios imiies de su parcela line han cer cede a estado, pudiendo decirse que en (Pasa a la pág 12)
Proc io: IO Cia w mx. Paz URANTE cl, primcr mes de su actuación, cl régimcn del general Avila Camacho dictó una serio de mcdidcis de gran trascendencia politica y social, cuyo sentido interno y cuyas trayectorias objctiras, COMBATE, para ser leal consigo mi3mo, no puede dejar de señalar. Ya en nuestro primer número tocamos el gran tema agrario, con motivo dela expedición del acuerdo presidencial de 11 de diciembre de 1940. En este segundo, COMBATE prosigue el análisis de un aspecto de primerísima importancia, que ofrece la ejecución del mandamiento 1n esidcuciol. no termina ahi nuestra contribución al estudio de esa vital y compleja materia. En sus números ulteriores, nuestro semanario hab ii de seguirse ocupando en ella.
Del propio modo, dedicamos también nuestras páginas, desde el primer día, al problema de los ferrocarriles de la República. ahora, coñ el mismo sentido de responsabilidad con que nos Iremos esforzado por enfocar las dos grandes cuestiones nacionales mencionadas en lod renglones precedentes, vamos a entrar a la tercera de las medidas de apaciguamiento que el régimen naciente ha creídonecesario adoptar. Esta denominación de medidas de apaciguamicnto no es casual ni carece de significado concreto. La estima. mos correcta, al mismo tiempo que nos parece ilustrativa. Lo primero, porque tal es su finalidad explícita y reiterada. Lo segundo, porque el análisis político y la valorización justa de ellas, se iluminan al hallarles parentesco cercano con el sistema de técnica política que Chamberlain se obstinó en seguir en Europa, con tanta tenacidad como desacierto y con un brillo inicial aparente, igual sólo a la magnitud del desastre final que produjo. De la paz. para nuestra generación concertada en Munich, a los bombardeos que están acabando con la ciudad de Londres, no corre sino poco más de un año. Pero no hay que olvidarlo: la (aplicación de una politica equivocada, tiene esa trágica, tremenda virtud quizás la única. es capaz de convertir los años en siglos. Pero también intensifica las responsabilidades. Por eso la losa de la tumba de Chamberlain, debe pesarle como si fuera una montaña. Por lo menos, asilo siente el pueblo inglés. fines del mcr de diciembre. cl Ejecutiro Fill ió a las Cámaras y éstas lo aprobaron sin alteración, un proyecto que modificó la Ley de Nacionalización de Bienes de la iglesia en dos puntos principales: Por una parte, dcruclcc al Poder Judicial la facultad de decidir cuándo procede la nac ionnli:ncióa, cn cc: de que el Secretario dc Hacienda sigafsicndo, como lo cstablccia la Ley de 1935, el encargado de hacerlo; y por la otra, cierra la puerta a la nacionalización, en tres casos de alcance rol y de mucha trasccndcncia, que en seguida ramos. señalar y ralori:ar.
A¡mrrmtcmcutc, la nueva Ley dc Nacionnlírución seria impugnablc desde unas tro punto de Mata, por el hacha de haber entrenado a la Suprema Corta la facultad que ya habia ejercido con anterioridad, de ser ella la encargada de decir la última palabra sobre si un bien determinado debe considerarse propiedad dela iglesia y por lo mismo nacionalizarse. Podría parecer que, como dice la frasc vulgar: es más revolucionario eliminar las trabas de los jueces y dar la facultad al Secretario de genc13Úº Cº llºra ¿la. mama. namas a Hacienda, para que sea él dentro de rápido procedimiento administrativo, quien falle en materia de nacionalización. Pasa a la pág. L La. manana minera y su deriiruda la industria metalúrgica, se encuentran dºnde trece mucho tiem po en manos de extranjeros; ama la época oo toalaí le e cdón de metales prdcioocs fué la no una un importante de los conquistadores; tos.
tertormonte, amante de recuerda la independon cts noticias, las minan ds oro y plata las más su a su el paisas quedaron ou pudºr de los orto. lios, descendientes de los espaaoioo nacidos en esto oasis. do los pocos tu quia adquirieron rt»
casas e influencia noittím, Ls etrploactdn do los daaistuss minerales no Wwwoobrs zinc, piome, salta, dorm, stc, Msn ¡conose no se inició tu nuncaabd nuova nosrra um después de la primera nritad del siglo pasado, cuando los adelantos metalurgicos modernos se aplicaron a lograr la debida sºpnmcfón de la plata, de los otros metales que epsriaoen en los minerales que ofrece el subsuelo; es ont4mceos también que los nuevos métodos de beneficio se aplican el trata miento de mtsies industriales, que anteriormen, te no se sxptetsban, debido a que los procedimienme técnicas no permtttsn el smovectmuteno ooo.
Mahle de ratas de leyes betas.
La lntrodnºetán de la nueva técnica motultir gica no no matizó en xtoapor los una o mas. Pasa a la pág, 4)
que ha venido insistiendo desde hace varios meses, en el sentido de que esta es una lucha de las pluiocracios contra los derechos nacionalsocialistas del pueblo. Lanzó la acusación de que: gobiernan en las democracias capitalistos personalidades políticas, que al mismo tiempo son propietarios o ac cionistas de la industria de armamentos, que creyeron, además, que una guerra traería aparejadas las más grandes posibilida des de negocios. declaró que el ideal que guía a Alemania en su lucha no es un ataoue contra los derechos de otros pueblos, sino contra la soberbia y la voracidad de una delgada capa capitalista que no quiere comprender que ha pasado la época en la cual el oro regia al mundo. y, por último, ter minó su caiilinaria afirmando que: mientras el otro mundo se prepara a robarse lo poco que queda, nosotros nos enfrentamos a los que poseen, con la decisión de con o uistar para los desposeídos, los derechos generales del hombre. TAN MALO EL PINTO COMO EL COLORADO LASTIMA que quien menos derecho tiene. lanzar tales acusaciones. sea Hitler.
Sus bizrgos contra Inglaterra y los Estadºs Unidos corresponden indudablemente a la verdad. En ambos países, reinan las plutocracias. y efectivamente existe en ellos una delgado, pero voraz clase capitalista.
La acusación es fundada, pero lo que Hitler ha tenido buen cuidado de ocultar es que esos mismos cargos, en idénticos y mucho más agudos términos, pueden y deben enderezarse en contra de la Alemania nazi. Si Hitler pretende hacerse aparecer ahora como enemigo mortal de la pluiocracio y como defensor de los oprimidos, se impone formular la pregunta. Ha realizado Hitler sus ideales en la pr0picr Alemania? o con testación es manifiestamente negativo.
PALABRAS VACIAS El tono en que recientemente se ha expresado Hitler, revela la debilidad de su posición en el interior de la prºpia Alemania. Con las mismas palabras llegó al poder en 1933, y después de haberlas mantenido sepultados en el más hondo olvido durante ocho años, las exhuma para sostenerse en aquél Hitler alcanzó la victoria en 1933 gta cias a los veinticinco puntos del programa del Partido Nacional Socialista, cuyo cumplimiento ofrecia. Con anteri0ridad. l933, para atraerse a la clase media y a los trabaiadores, Hitler proclama como postulados básicos desu programa de gobierno los si guientes articulos: ll. Pedimos la supre sión de todos los bienes y ganancias od quiridas sin pena ni trabajo; Z» Pedi mos la coniisca cíón do todos las ganan cias de las industrias de guerra, l3. Pe dimos la socialización de. los trustst id. Pedimos la distribución de las ganancias de las grandes industrias; l6, Miºedimos flu nacionalización inmediato de los gran des almacenes y su alquiler a boio pre cio aios peoueiios artesanos y comen cientes. l7, Pediinos una reforma ogro rio apropiada a nuestras necesidades y lo erpedición de una ley para expropim la tierra sin indemnización. Pasa a la pda 7i