Archivo rebelde es
01 01 01 01 1941 5
01 01 01 01 1941 5 black white

lo. de Enero de 1941 Un examen de las principales películas norteamericanas que desfilaron por nuestras pantallas en 1940, revela el poder y la eficacia del cine como arma de propaganda. Los más destacados films que llegaron a México durante el año que acaba de pasar, fueron producidos con el propósitp decidido de hacer una campaña en torno de la guerra, una campaña hábil y peligrosa que ha sabido diluir, con singular destreza las tesis menos defendii)i 8, en el aire romántico de las eseenasde un idilio apasionado, o en el ambiente más o menos dul ce de las tiernas escenas maternaies. Aun en las peliculas que aparentemente tratan sólo de revivir épocas pasadas, episodios como la Conquista del Oeste las primeras epopeyas imperiales de Inglaterra en Asia o en Africa, aparece la prepa ganda de guerra con su inconfundible manifestación. Sin embargo, la crítica cinematográfica mexicana ha permanecido ciega ante este hecho. En el mejor de los casos, lºs escritorescinematográficos han empleado en perspicacia en descubrir los acier tos o los desatinos puramente artísticos de una producción y la belleza o la fortuna de los intérpretes Estel limitación, esta ceguera es uno de los principales defectos de la critica cinematpgráfica Ya sabemos que nunca ha podido hacérse crítica de arte. cabal, si no se desciende hasta las más profun das fuentesde la expresión artística, si el crítico no se despoja de la fórmula artepurista; pero esto cºbra mayor certeza cuando se trata, del cine, cuando se quiere olvidar lo queel cine representa en es tos momentos. Nadie ignora que el cine es el arte de nuestra época, es la expresión de los hombres de este tiempo. comº la novela fué la. oxpresión del siglo diecinueve. que el pueblo de todos los países acude a las salas de cinemat6grafo. concre tar sus emociones, a educar su sensibilidad, a comprobar su deseo. Por diversas razones no ha habido jamás en la historia un manantial tan fecundº de reglas morales, de propósitºs politicos, de gustos es téticos y hasta de modas y estilos para vestir y simular, como el cinematógrafo e nuestra época; por esas mismas razones no ha existido nunca un arma tan eficaz para la propaganda. esta virtud que puede ser aprovechada para difundir las normas que LUZ SoLLL LL CLNL conducen a la exaltación de las posibilidades creadoras y afirmativas de la vida, es empleada en estos momentos en Hollywood para muy distintos propósitos. El critico que no los advierta o que los calle no hace una verdadera crítica cinematográfica y, lo que es más grave, toma partido consciente o inconscientemente, del lado de las peores cam.
peñas.
Esta sección no va a contener las meras reseñas artísticas de las cintas que lleguen a México, ni los desahogos líricos acerca de los ojos o las pan torillas de las estrellas. 8u propósito es más amplio ¿COMBATE rt e importante: descubrir las afirmaciones que con insistencia y sutileza se deslizan través de las si tuaciones aparentemente más inofensivos; destacar el significado social y humano de las tesis que las peliculas sostengan o rechasen; iluminar con palabras a veces mucho más penetrantes que las fºrmas plásticas, nos esforzaremos porque asi sea. los rincones de una situación dramática, para exhibir su mezquindad, su bajo sentido económico, su falta de grandeza humana, su carácter de mero truco moral de una sociedad hipócrita Eso y más trataremos de lograr La mayºria de las producciones que llegan a México tienen un fin claro y preciso: la propaganda de guerra Casi todas ellas corresponden a la campaña que trata de llevar a los pueblos de América a la guerra. Se trata de crear una sitúación emotiva popular que haga mucho más fáciles los deseos del capitalismo norteamericano, de intervenir en defensa del imperialismo inglés.
Esta campaña tiene dos temas fundamentales oir cuyo torno se hacen las más diversas variacionos: el anti fascismo y la defensa de la democracra. Los productores de Hollywoód se han vuelto repentinamente enemigos de las formas nazis de (Pasa a la pág. Está Derogada. Viene de la pág. 2)
chos personales, que nunca tienen en cuenta el be neficio so cial¿xcl progreso nacional.
DISYUNTIVA QUE NO EXISTE Lasconsideraciºnes del acuerdº establecen una disyuntiva entre la tranquilidad de la masa campe sina y el trabajo en común de los ejidos, como si este sistema indispensablemente hiciera perder aquélla y no fuera capaz de consolidar el derecho del ejidatario para tomar parte en el proceso de la prºducciºn, aplicar integra su fuerza de trabajo y disfrutar del producto de su Esfuerzo, traducido en una parte proporcional de las utilidades obte nidas al realizar una cosecha. No vemºs el dilema o la incompatibilidad entre esos prºpósitos. A1 cºn trario, afirmamos que consolidando la unión de todos los campesinos, unificando sus intereses personales y generales por medio del trabajo en común, para alcanzar propósitos también comunes, se afian za la seguridad, se conquista la confianza que tanto preocupa al gobierno del general Avila Camacho. Puede lograrse así, y de hecho se ha logrado en ciertos casos, que la masa campesina vinculada a un trabajo. descubra con facilidad, dónde se entamos ¡rente a Bola de Soho. El Collar de Diamantes y La Gorrcríd de Madame Tellierf. transportados a la política. No pºrque este libro sea, en ntngd riºscntido, nlna novela. Está demasiado bien informado. su documentación es demasiado buena y es demasiado terriblemente exacto para.
ser otra cosa que un tremendo YO ACUSO. pero en sus. páginos casi puede una ser a Laval, rebosante de alegría como madame Tellier, decir, refi riéndose e la guerra que despedezó a Francia: Vo todos los dias son dias de fiesta. y en 86Ju1d(100n un suspiro de alicia de su agitado pecho, re grcsar o sus productivas labores profesionales de costumbre.
Así como John Gunther escribió Europa por Dentro. Simone ha es crito lo que podría llamarse Fr rancio por Dentro. con la diferencia de que los detalles son todavía más íntimos, en rtud. dc que la luz se proyecto sobre un circulº menor, los trazos de las figuras son más exactos, y es más penetrante la disección de las fuerzas en juego, lo mismo trotándo se de las aelitidades del Frente Popular que de los doscientos tomillos.
La conclusión inel ludible que arroja el libro de Simone es que Francia fué apuñaleodo por la espalda, no tanto pºr la calculadamente tardío en trado de Mussolini o la guerra en el último instante, como por obra de sus propios dirigentes políticos, los cuales, para su poca duración, goz dron de elogios desmedidos, aun de parte de los mejores críticos norteamericanos. Francia fué apuñoleado no una vez sino cien, entre aquel 30 de enero de 1933 en que Hitler tomó el poder, y el último estertor sangriento. escandaloso que vieron lºs salones del gobierno, en Burdeos. Duda uno acerca de si chgand fué realmente sacado de su destierro a medias en el Cercano Oriente, para dar la ya perdida batalla de Francia. o más bien para ayudar a arreglar el acomodo en el poder, de los doscientos familias y los grupos tasoistos, a quienes antes cd la guerra habia vendido rifles. municiones del ejército francés, para que pudieran amotinarse en los por tales del Ministerio del Interior aclamando e Pctáin. Si eso había hecho antcs de que la guerra alcanzara a la nación francesa, qué podía esperarse de él después del desastre de Sedán?
El libro de Simone tiene importancia vital para todos los norteamericnnos De manera definida concierne a nuestras fuerzas de defensa y a nuestro integridad nacional. ningún norteamericano que cuida el honor y la seguridad de su país, le conviene dejar de leer este libro. Sus leccio nes son penosas. Pero es mejor aprender la verdad antes de que sea demasiado tarde.
CARLETON BEALS.
28 de agosto de 1940. 1¡l iftl York cuentra su interés y adquiera la solidaridad que hace falta entre los individuos que trabajan aislados Se afianza asi, con hechos tangibles, la tranquilidad nocesaria para el aprºvechamiento raciºnal de la riqueza agrícola, y no vemos por qué, el trabajo en común haya de significar apresuramientos y excesos agotantes de losrec ursos en pie,. que tie nen por origen la falsa id6a de que es precaria e indeterminada la propiedad que se ha conferido a los ejidatarios. como dice el acuerdo. Esta es precarta, porque la Constitución define al ejido co me una propiedad que se restituye o dota al campesino para que la trabaje, no para que la venda, arriendo o hipoteque a ñn de atender otras necesi dades Lo importante entºnces, lo fundamental y básico, es que el ejidatario tenga la seguridad de ser siempre considerado como tal, cuando cumpla sus obligaciºnes como campesino y esto es independiente del sistema de trabajo Su derechº puede y debe estar asegurado, mientras aplique a la tierra su fuerza de trabajo y cumpla cºn las diversas nor mas que regulen la actividad ejidal. lo que es más: la aplicación de la fuerza de trabajo a la tierra, lazu verdadero y el más importante entre el hombre y el suelo, se vigoriza y enriquece cuan do la producción se emprende de un modo colectivo y no individual.
no HAY wnaarrvo consrrruororian Para no dejar incºmpleto el trazo inicial, es decir el planteo de las cuestiones que habremos de abordar más tarde, queremos por el momento citar solamente los textos de, la Constitución y del Códi go Agrario en vigor, que el acuerdo presidencial olvida y que desvirtúan el falsº apoyo que busca en la fracción XVI del artí culo 27 del Código Político Es inexacto que la Constitución mande frac cionar las tierras ejidrilesL Eso era antes; pero la Constitución fué modificada en 1934. Ahora hay una fracción la VI del. artículo 27, que expresamenteFACULTA LOS NUCLEOS DOTADOS DE EJI DOS para ser PROPIETARIOS EN COMUN La fracción XVI, es inexacto que MANDE fraccionar.
Lo que dice, según haremos ver, es que lo que se deba fraccionar se fraccionarú. en el momento de ejecutar las, resoluciºnes presidenciales. Pero NO DICE qué es lo que se debe fraccionar.
Ese es un asunto que desde 1934 ESTA ENCOMENDADO LAS LEYES ORDINARIAS. No hay tal precepto constitucional de por medio, como quiere el acuerdo. estº es lo más grave. YA EXISTEN LEYES VIGENTES que regulan la forma y condiciones en que debe estudiarse y resolverse la cuestión de la explotación colectiva de los ejidos.
Esas leyes son, entre otras, los artículos 119, 120 y 121 del Código Agrario vigente, que fijan la pro piedad y señalan a su titular, el articulo 128 del propio Código que determina la condición del ejidatario individual frente a la tierra, según se trate de e) idos colectivos o fraccionados, y, por último, los atlículos 148, 149, 150 151, que señalan La forma de resolver los casos en que la explotación debe ser colectiva. Ha sido derºgado el Código Agrario. México, rrún ddr méritos al libro, porti tr Yo Aceso.
Los HOMBRES QUE TRA! C! ON. ARON. FRANCIA Traducción de la LIGA DE ACCION POLITICA Página Cinco EDICIONES COMBAT Desde su aparición. comnrs inicia unºu pecto de la obra que la LIGA DE ACCION POLITXCA, de la que es órgano y vocero, ha clasificado entre sus tareas más inmediatos y de trascen dqncio mayor. Nos referimos a la labor editorial.
Apenas podria concebirse algo más útil en nuestro pais, que dar profusa distribución o libros y folletos con ideas politicos y sociales, llamados a, contrarrestar el peso de la avalancha desorientadoro que sale de periódicos y libros estultos, sucios e insinceros. La LIGA DE ACCION POLITICA tiene pldneoda una verdadera política editorial. de la que la publicación que se inicia en este número.
no es sino un moro anticipo.
En cada número de COMBATE irán apareciendo dóco o catorce páginas de la interesdntisima obra YO ACUSOI. escrito hace unos meses, des pués ya de la caida de Francia, por Andrés Simo no, periodista francés que conoce muy de cerca a los hombres de su patria, que estuvo en los episo dios de id bancarrota tinal de una burguesía trai dora que no tuvo empacho en entregar o iitlor todos los recursos y hasta la dignidad de Francia que ha escrito uno de los libros más sensaciona les y dramáticos de los últimos tiempos.
Lo obra de Simone. que lleva como título las famosas poluer de 20113 lanzadas después de la otra derrota francesa en el 70. está teiida con un material que podría llamarse erudición viva. por lo exacto, afinado. implacable y al mismo tiempo actual y combativo de su información. Los acq d6micos. si todavía puede haber alguien que se interesa por la guerra con mentalidad de espectador sabio. es decir, mo un cunallo no que o es ama obra que todo el mundo entiende, cuyos conclusiones no son oscuras y misteriosas. sino quemantes, categórico: ij popularmente cluroo. Son, comprimidos el extrame. una sola y gran conclusión: los ricos de Francia son traidores a su patria. La entregaron iriamente o la derrota y lo ignominia. por medio de un montón de inlumias, estupideces, cbncupisconcias y descarados actos de connivencia con los ale manes. Generales. politicos, comerciantes, prostitutas de las de automóvil y salón propio. y po riodistas aptos para la diplomacia. fueron los ve hiculos, casi siempre conscientes, de la penetración demoledora y uniquilunte. de los enemigos. Por las páginas de Simone pasan regordetes, perfumadas.
bien comidos, chiquitos. hábiles y discrotos co mo siempre han sido. y los vamos asesinar a Fran cia con los hocico: siempre Bonos de palabras patrióticas, de golpes de gran politico y de protestas de lealtad a su pais. Pasa a la pág. 6)
por Andrés Simone ¡94!